UNIVERSIDAD › ALUMNOS, PADRES Y DOCENTES RECLAMARON UN CAMBIO DE AUTORIDADES

Un abrazo en defensa del Pelle

“No queremos una educación que cría papagayos”, dijo el escritor Eduardo Galeano, que participó de la manifestación junto a Madres de Plaza de Mayo y otros. El centro de estudiantes y los docentes de AGD no fueron a la reunión convocada por la UBA.


“Si éste no es Pelle, ¿el Pelle dónde está?”, cantaban los estudiantes en un abrazo más literal que simbólico, en fila a lo largo de Marcelo T. de Alvear, tomados de la mano con padres y docentes. “No destruyan al Pelle. Democratización ya”, decía un cartel en la puerta del colegio. Otro, sobre el pecho de un padre: “En defensa del proyecto educativo”. Y sobre el de un estudiante: “Nos están pasando por arriba”. En una pared: “¿Quién es Juárez Roca?”. Todos los mensajes convergían en un mismo reclamo: la remoción de las autoridades de la Escuela Carlos Pellegrini. “No pensé que vendría tanta gente”, le dijo un padre a otro y señaló el tumulto, el nudo de personas que se sumó a la manifestación, de la que además participaron Madres de Plaza de Mayo y el escritor Eduardo Galeano, entre otras personas y organizaciones sociales.

“Nos sentimos identificadas, ustedes nos recuerdan otras luchas, y eso nos emociona –dijo Nora Cortiñas, de Madres de Plaza de Mayo - Línea Fundadora–. Hoy les damos un abrazo.” La respuesta fue inmediata, y a coro: “Madres de la Plaza, el pueblo las abraza”, más un bis. Alguien dijo que estaba Eduardo Galeano. “¿Está Galeano? Si hubiese sabido me traía un libro para que me firmara”, dijo una mujer y se autocalificó de cholula. En efecto, era él, y tomó el micrófono: “No queremos una educación que cría papagayos, queremos que nuestros chicos aprendan a pensar y a discrepar. Esta causa también es mía”, dijo.

El abrazo había sido convocado, a partir de las 19, por estudiantes, padres y docentes, que vienen exigiéndole a la UBA –de la que depende la escuela– un cambio en la conducción de la institución. Primero, los manifestantes se reunieron en la puerta, donde se leyó un informe con las reivindicaciones que la comunidad escolar exige. Luego hablaron Cortiñas y Galeano y, finalmente, con la calle cortada al tránsito, se hizo el abrazo al edificio, que incluyó una marcha de los alumnos alrededor de toda la manzana, por Riobamba, Santa Fe y por último Callao, que también permaneció cortada.

El día había empezado con el rechazo a una convocatoria del rectorado de la UBA, que anteayer ratificó al vicerrector Raúl Juárez Roca al frente del colegio, mientras el rector Jorge Fornasari permanezca de licencia. Para continuar con las negociaciones en busca de una salida al conflicto, que ya incluyó paros docentes y varias tomas estudiantiles, las autoridades de la universidad habían llamado a una reunión con el Consejo Resolutivo del colegio, que integran todos los claustros. Los estudiantes y los docentes del gremio AGD decidieron no asistir. “Nos avisaron a última hora y por mail, y nosotros teníamos programado el abrazo. Además, no nos pareció correcto que citaran a este órgano institucional, no representa a todos los actores en conflicto”, dijo el secretario general del centro estudiantil, Federico Fernández. Para Julio Bulacio, dirigente de la AGD, la cita buscaba “correr a los actores involucrados” (el centro estudiantil y el sindicato). Y agregó: “Como gremio enviamos una nota para hacernos presentes, y solicitamos que se vuelva al diálogo orgánico”.

De todos modos, la reunión en la UBA se hizo y “sólo estuvieron presentes representantes de la mayoría docente del Consejo de Escuela Resolutivo”, según informó un comunicado de la universidad. Los consejeros docentes, en su mayoría ligados al gremio Ctera, se reunieron con los miembros de las comisiones de Enseñanza y de Interpretación y reglamento del Consejo Superior de la UBA. Allí plantearon sus inquietudes en relación con la reglamentación de los concursos docentes, que el rectorado pretende comenzar a aplicar este mismo año para cubrir las horas vacantes.

Los representantes de la UBA solicitaron que las demandas sean “presentadas por escrito a las autoridades” para “que puedan ser analizadas en profundidad y de esta forma obtener una respuesta adecuada”.

Mientras tanto, el centro de estudiantes y el gremio AGD se declararon en estado de asamblea permanente y, en palabras de Bulacio, “de no haber soluciones, se profundizarán las medidas de fuerza”.

Informes: Agustín Saavedra.

Compartir: 

Twitter
 

“No destruyan al Pelle. Democratización ya”, fue uno de los reclamos que se plantearon ayer.
Imagen: Jorge Larrosa
 

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.