ECONOMíA › HUBO 165 ALLANAMIENTOS A FIRMAS CEREALERAS Y OTRAS INVOLUCRADAS EN UNA EXTENSA RED ILICITA

Se expande la frontera de la evasión

La AFIP denunció una evasión probable de 310 millones de pesos en maniobras que involucran a productores, exportadores y firmas intermediarias que sólo habrían operado como pantalla. Ayer allanaron 165 instalaciones.

 Por Cristian Carrillo

La Justicia Federal ordenó ayer 165 allanamientos simultáneos en sedes de las principales cerealeras multinacionales, por sospechas de asociación ilícita fiscal para la compraventa de granos en negro. La denuncia fue formulada por la AFIP en abril último sobre la base de una investigación realizada sobre el flujo de comercialización promedio de este tipo de empresas en 2008-2009. Los domicilios allanados responden a las empresas Noble, Nidera, Cargill, Molinos Cañuelas, Molinos Río de la Plata, Bunge, Aceitera Deheza, Vicentín y Grobocopatel Hns. Al cierre de esta edición, los inspectores seguían trabajando. La investigación recae sobre personas físicas o jurídicas, entre las que se destacan empresas mixtas, fantasmas, grandes cerealeras, bolseros, escribanos, contadores y testaferros. La AFIP estima que a través de ese procedimiento se evadieron cerca de 310 millones pesos.

La AFIP desplegó un megaoperativo –con 1200 inspectores– ordenado por el Juzgado Federal en lo Criminal y Correccional Nº 1, Secretaría 3, de San Isidro. Los allanamientos se realizaron tanto en las sedes de las cerealeras como en empresas vinculadas. Los procedimientos se concentraron en Capital Federal y Gran Buenos Aires (en 77 domicilios) y en las provincias de Santa Fe (39) y Córdoba (30). Se inspeccionaron también cinco domicilios en Tucumán; cuatro en la provincia de Buenos Aires; dos, respectivamente, en Santiago del Estero, San Luis y Mendoza y uno en Entre Ríos, Catamarca y Chubut.

La asociación ilícita alcanza a una extensa red –la AFIP estima que hay unas 200 personas físicas y/o jurídicas involucradas–, dividida en tres grandes grupos de acción, según explicaron fuentes vinculadas con la investigación. Los agricultores involucrados vendían en negro sus granos a distintas empresas inscriptas, que inmediatamente revendían el producto a otra empresa comercializadora, a cargo de colocar los granos en el mercado. El precio de transferencia entre estas últimas –denominadas por los investigadores como empresas “originarias” e “intermediarias”– era lo suficientemente alto como para dejar el grueso de la ganancia en la primera. Al término del año fiscal, las “originarias” eran desmanteladas y, con ellas, toda posibilidad de cumplimiento de las obligaciones tributarias.

De esta manera, el último eslabón disponía de los granos blanqueados disponibles para que las grandes exportadoras continuaran con el negocio. De acuerdo con el último relevamiento de la AFIP, al menos 23 firmas de esta red ni siquiera existen. Las sociedades pantalla estaban a nombre de personas de escasos recursos o fallecidas.

Esta investigación de la AFIP se realizó sobre operaciones realizadas entre 2008 y 2009 por un valor comercial de 686 millones de pesos. El ente recaudador estimó, sobre ese circuito comercial, una evasión de 310 millones, a partir de las inconsistencias que este flujo comercial presentaba. Los allanamientos de ayer sirvieron para recabar información de cartas de porte, archivos electrónicos y otros permisos obtenidos, además de documentación sobre la conformación legal y financiera de esta red. La Justicia debe ahora determinar los vínculos de la red con los “usuarios últimos”, que son las grandes cerealeras. Están involucradas la suiza Nidera, las estadounidenses Cargill y Bunge; Noble Argentina, de capitales chinos; y las locale Molinos Río de La Plata, Aceitera General Deheza y Grobocopatel Hnos. Esta última firma pertenece a los primos del empresario sojero Gustavo Grobocopatel, pero no tiene vinculación comercial con su empresa, Los Grobo.

El caso del megaoperativo de ayer no es el primero que se ejecuta sobre el comercio de granos a partir de una denuncia de la AFIP. Incluso en un operativo reciente, que vinculó a una asociación ilícita que funcionaba en la ciudad bonaerense de Necochea, se dispuso la detención de cinco involucrados. En los allanamientos de ayer no hubo detenciones, aclaró la AFIP.

Compartir: 

Twitter
 

Allanamientos en el centro. Por orden judicial, la AFIP llevó a cabo el megaoperativo.
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.