DEPORTES › HURACAN GANO EN EL MONUMENTAL DE VICTORIA Y SE PRENDIO EN LA LUCHA

Con el frac y con el overol

El equipo de Angel Cappa jugó bien y dominó el trámite, pero cuando tuvo que trabajar el partido para quedarse con el triunfo no dudó: se calzó la ropa de fajina y batalló con un durísimo Tigre, que no se resignaba a la derrota.

A base de buen fútbol y mucha autoridad, Huracán continúa metiéndose en la disputa por el campeonato. Quizás esta vez tuvo que luchar más de lo esperado para vencer 1-0 a un durísimo Tigre, que no gana desde la sexta fecha. Sin embargo, no tuvo problemas en calzarse el overol, además de jugar lindo, y por eso logró quedarse con los tres puntos de un encuentro tan entretenido como disputado.

Es que Huracán sabe a lo que juega y, más allá del resultado, tiene definida una identidad propia. Por eso, desde el primer minuto, manejando la pelota al ras del suelo, a dos toques, sencillo, fue construyendo ese castillo de buen fútbol que le permitió volcar el juego hacia el arco de Islas, además de poner a Tigre contra las cuerdas.

Sin embargo, nunca lo noqueó, y tuvo que sufrir algunas situaciones de riesgo por desatenciones en defensa. Dos tiros en los palos y remates de Rusculleda y Villegas, debido a las innumerables dudas que tuvieron Domínguez y Fileppetto con la marca y los envíos aéreos. Un aspecto que fue el único lunar del conjunto de Angel Cappa, que exhibió el mismo repertorio de siempre: fútbol, toques y gambetas.

Así, con un Tigre que acumuló mucha gente en defensa, apostando a alguna contra, Huracán encontró muchos espacios. Con Pastore y González haciéndose cargo del equipo, sumado a los avances por las bandas de Arano y Araujo, fue ampliamente dominador del desarrollo, aunque tuvo que esperar al minuto 36 de la primera etapa para adelantarse en el marcador.

Cuando parecía que Huracán no pesaba, Pastore dominó la pelota por la derecha, ingresó al área y, casi sin ángulo, sacó un remate potente. Islas dio un rebote y se la sirvió a González, que sin pensarlo la mandó al fondo de la red. Era el 1-0 que cayó por decantación. De la misma manera que por decantación cayó un baldazo de tranquilidad sobre Huracán, que a partir de ahí se defendió con la pelota y hasta pudo hacer algún gol más.

En el complemento, sin embargo, Tigre aparentó tener una tibia reacción. Pero no le duró demasiado, ya que Huracán se calzó el overol y manejó el balón, generando un circuito que el conjunto de Diego Cagna nunca pudo quebrar. Sobre todo cuando volcado en la búsqueda del empate, dejó muchos espacios en defensa que su rival no aprovechó, por la falta de puntería en los metros finales. En sus pies tuvieron el segundo gol Nieto y Toranzo, pero no estuvieron finos en la definición.

Sin embargo, le alcanzó con eso para ganar a Huracán, que transitoriamente se ubica a tres puntos de Vélez y silenciosamente se va metiendo en la lucha por el campeonato. A base de fútbol y mucha autoridad. Una identidad que ya es marca registrada del conjunto de Cappa, que continúa creciendo y se agranda.

Compartir: 

Twitter
 

El Maestrico González festeja su gol junto a Bolatti.
Imagen: DyN
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.