DEPORTES › JUAN MARTíN DEL POTRO Y JUAN MóNACO AVANZARON EN EL MASTERS 1000 DE MADRID

La bandera argentina es Tandil

Los dos únicos argentinos que quedan en carrera se clasificaron para los octavos de final. Delpo venció al checo Tomas Berdych, posible rival en la Copa Davis, y jugará ante Wawrinka. Pico superó a David Ferrer y ahora se mide contra Fernando Verdasco.

 Por Eduardo García Barassi

Desde Madrid

Después de dos jornadas aciagas con amplia mayoría de resultados negativos, Juan Martín Del Potro y Juan Mónaco dieron ayer otro paso para consolidarse como los mejores exponentes actuales del tenis argentino al clasificarse para los octavos de final del torneo de Madrid.

No representa una sorpresa en el caso de Del Potro. El número cinco del mundo confirma día a día su soberbio nivel actual y en el mediodía madrileño mostró la solidez ya acostumbrada: venció al checo Tomas Berdych por 6-2, 4-1 y abandono con una sólida exhibición.

Amén de los problemas en el cuádriceps izquierdo del europeo, que lo obligaron a abandonar, Del Potro se fue conforme con el nivel mostrado en la segunda cancha de la Caja Mágica, la Arantxa Sánchez Vicario. “Creo que hice un buen partido tácticamente desde el primer momento. Me sentí muy bien con mi saque, algo fundamental. El tiempo que estuve en la cancha me sentí muy bien”, aseguró el tandilense.

Su próximo rival será el suizo Stanislas Wawrinka, undécimo clasificado, con quien tiene una desventaja de 2-1 en el historial, pero al que venció hace pocos días en Roma. “Ese día él arrancó muy mal y yo gané el primer set muy rápido, algo que no es normal. Mañana (por hoy, a las 7 hora argentina) va a ser un partido muy parejo y seguramente largo. Tendré que sacar bien, un arma que me ayuda mucho.”

Por su parte, Mónaco vive su propia resurrección. “Después de ganarle a (Andy) Murray en Roma hice un click mental que me está ayudando mucho. Eran partidos pendientes porque el año pasado había perdido la ilusión de ganar a esos jugadores. Me hacen entrar a la cancha más ganador”, admitió satisfecho por una temporada en polvo de ladrillo que lo está viendo volver al nivel de 2007, interrumpido el año pasado por problemas físicos. Con David Nalbandian operado y sin posibilidades de jugar en lo que resta de la temporada, con Guillermo Cañas, José Acasuso, Juan Ignacio Chela lejos de su mejor nivel, Pico y Del Potro están llamados a dar la cara por el tenis argentino.

“Juan Martín está pasando una etapa muy buena. Yo me siento jugando muy bien, pero no puedo decir si estoy un escalón por encima del resto. Tal vez los otros chicos no están tan bien, pero son jugadores buenos. Van a volver a ganar. No creo que sea una diferencia tan marcada entre ellos y nosotros”, sostuvo el tandilense.

Por el filo de su raqueta ya pasaron los españoles Feliciano López y, ayer, el número 13 del mundo, David Ferrer, al que venció por 6-4 y 6-4. Ahora le llega Fernando Verdasco (no antes de las 12), séptimo preclasificado y un jugador que para Mónaco “no tiene techo” y que ahora “está decidiendo bien cuándo tirar esos tiros tan buenos que tiene”.

Podría convertirse en “un cazador de españoles”, como le respondió cómplice a un periodista local, pero principalmente estaría contribuyendo con Del Potro para que el tenis argentino no pase este año inadvertido en su superficie preferida, el polvo de ladrillo.

Compartir: 

Twitter
 

Los tandilenses Juan Mónaco y Juan Martín Del Potro, los singlistas para la Copa Davis, siguen firmes en el Masters 1000 de Madrid.
Imagen: EFE
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.