EL PAíS › FELIPE SOLá PERDIó EL LUGAR QUE TENíA SU NOVIA EN LA LISTA DE UNIóN-PRO

El que se fue a Sevilla...

El macrismo se quedó con el puesto que correspondía a María Helena Chávez. Ubicó en su reemplazo a la dirigente de Bahía Blanca Constanza Rivas Godio. Un nuevo revés para el ex gobernador, a quien De Narváez y Macri le vetaron varios candidatos.

 Por Werner Pertot

Felipe Solá se quedó sin el lugar en el que había ubicado a su novia, María Helena Chávez, a quien luego retiró de la lista. El puesto fue para la candidata de PRO de Bahía Blanca, Constanza Rivas Godio. Con esta decisión, el ex gobernador perdió un nuevo candidato, luego de que Francisco de Narváez vetara a tres de sus hombres en las listas. Quizá por eso, Solá no estuvo en la recorrida que hicieron ayer el empresario y su otro socio, Mauricio Macri, por un barrio de Lomas de Zamora.

Las disputas internas de Unión-PRO continuaron tras el cierre de listas a raíz de la gran cantidad de colectoras que se presentaron. El plazo para enmendar candidaturas y hacer cambios es hasta el próximo lunes. En algunos distritos –como Lomas de Zamora o La Matanza– llegó a haber hasta seis listas diferentes de sectores del PJ disidente o del macrismo. Los negociadores de las tres partes estuvieron hasta la una de la mañana de anteayer discutiendo cuáles listas se aceptarían y cuáles no. El encuentro terminó con la eliminación de una buena parte de las colectoras que se habían inscripto en el cierre del sábado pasado.

Quedó un máximo de tres en distritos grandes, como La Matanza y Lomas de Zamora, y una sola en otros distritos, como Avellaneda, José C. Paz, Brandsen, San Miguel, Escobar y San Fernando. En la séptima sección electoral llevarán una colectora PRO-radical para tentar al electorado de esa zona. Cada lista que se bajó dejó un tendal de heridos y desplazados. En PRO bonaerense, las principales críticas se dirigieron al interventor (y titular del PRO nacional) José Torello y a Jorge Macri, que encaró las negociaciones. “Siempre quedan dirigentes que se quejan. Es propio de todos los cierres”, minimizaban en la conducción del PRO.

El otro frente de conflicto que se abrió fue por el lugar que dejó la mujer de Solá, cuando él la retiró de la lista de diputados provinciales por la sexta sección electoral. El ex gobernador consideró que iba a ser mal visto porque ella no vive en esa zona de la provincia y porque podía ser tomado como un caso de nepotismo. Solá reclamó, de todas formas, el lugar para su espacio. Pero sus socios propusieron a sus propias candidatas: De Narváez intentó colocar en reemplazo de Chávez a la primera mujer que le seguía en la boleta y el líder de PRO propuso a una macrista de Bahía Blanca que había quedado fuera de la lista. Finalmente, el macrismo se alzó con el lugar.

Con esa definición, Solá perdió un candidato más en las listas, luego de una negociación que lo tuvo como principal perjudicado: en el cierre, quedaron fuera Osvaldo Mércuri y Carlos Brown, mientras que Jorge Sarghini abandonó el espacio, tras rechazar el undécimo lugar que le ofrecían en la lista de diputados nacionales. Los otros candidatos de Solá obtuvieron lugares de la mitad para atrás de la lista, muchos en el filo de los que no conseguirán entrar al Congreso.

Tal vez por eso, no se lo vio a Solá en la recorrida que hicieron ayer Macri y De Narváez por Lomas de Zamora. Ambos empresarios metieron los pies en el barro de La Loma, en la localidad de Cuartel IX. En la recorrida de campaña, el jefe de Gobierno le apuntó al gobernador Daniel Scioli por ser candidato. “No me parece que aquel que tiene la responsabilidad de conducir la provincia esté abocado a hacer campaña, porque uno espera que el gobierno se dedique a resolver los problemas de la gente”, estimó Macri.

“Como en Gran Cuñado, en la realidad estamos viviendo la Gran Néstor, que es arrastrar a un gobernador a que haga de candidato, a los intendentes, a plantear una campaña, como si fuera un presidente en gestión tratando de ser reelecto”. cuestionó De Narváez. “Eso sí es tomarle el pelo a la gente, es una cachetada al ciudadano la defensa que hacen de las candidaturas testimoniales”, advirtió el candidato, en alusión a su spot donde aparece una mano golpeando la cara de hombres del campo, jóvenes y niños, hasta que De Narváez pide que haya un cambio. En la recorrida por Lomas, el candidato no olvidó recordar, además, que tiene “la firme vocación de dar una batalla frontal contra los delincuentes y narcotraficantes”.

Compartir: 

Twitter
 

Francisco de Narváez y Mauricio Macri durante su visita de campaña a Lomas de Zamora.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.