DEPORTES › BARCELONA EMPATO 1-1 CON REAL MADRID Y ALCANZO UNA NUEVA FINAL DE LA CHAMPIONS LEAGUE

En el duelo de estilos ganó el mejor

El equipo de Guardiola se impuso frente al de Mourinho por la ventaja (2-0) que había obtenido la semana pasada en Madrid. Hoy se define el otro finalista, cuando Manchester reciba a Schalke 04, al que venció 2-0 en la ida.

 Por Sebastián Fest

Desde Barcelona

El Barcelona regresa a Wembley, la mejor revancha posible para un equipo que hace un año se quedó a un paso de un logro superlativo: luchar por el título de la Champions League en el Santiago Bernabeu, el templo de su archienemigo. Aquella vez no se pudo, porque el Inter de José Mourinho neutralizó al brillante equipo de Josep Guardiola con un 3-1 en Milán, que fue vital ante la posterior derrota 1-0 en Barcelona. Un año más tarde, Guardiola sabe que el pase a la final tiene más mérito que si se lo hubiera logrado doce meses antes, porque a su equipo, esta vez, le sobró muy poco. “Ha sido una casi proeza llegar aquí tras una temporada muy dura, casi sin descanso tras el Mundial”, aseguró el entrenador.

“La Champions es una competición muy bonita, pero el año pasado fue por detalles, este año probablemente también lo ha sido”, añadió Guardiola. Esta historia se inició el 20 de mayo de 1992 en Wembley. Aquel éxito encarna el inicio del cambio de mentalidad de un club abonado al complejo y el victimismo. Fue la coronación del “dream team” de Johan Cruyff, la primera Copa de Europa para un club que envidiaba las seis que por entonces atesoraba el Real Madrid.

La ventaja psicológica y de fútbol están hoy claramente en Barcelona, y el victimismo se afirma en un Real Madrid que insiste en sentirse perseguido por los árbitros. Pedro, autor del gol para el 1-1 de ayer, dio por hecho que el rival en la final será el Manchester. “Lo importante es que estamos en la final.” Para el Barcelona era vital llegar ahí y por varias razones. Primera: significó imponerse al gran rival, el Real Madrid, y dejarlo fuera de una final que los madridistas no juegan desde 2002. Segunda: en el duelo a cuatro partidos, resuelto con una victoria por lado y dos empates, el Barcelona se llevó el éxito más importante. La Copa del Rey ganada por el Real Madrid es, en este contexto, un premio menor. Tercera: el “estilo Guardiola” quebró al “estilo Mourinho” exactamente un año después de que el Inter dirigido por el portugués le ganara la batalla táctica al equipo catalán.

Guardiola suma dos finales y una semifinal de la Champions en sus tres temporadas al frente del club. Y el regreso a Wembley es especial para él, ya que el entonces mediocampista jugó aquella final ganada 1-0 ante la Sampdoria. Si el Barsa de Guardiola es heredero del de Cruyff, nada mejor que refrendarlo en “un sitio muy especial para los barcelonistas”, como recordó el presidente del club, Sandro Rosell.

Andrés Iniesta, el héroe de la final del Mundial, fue clave también ayer al dar el pase para el gol de Pedro. “Ojalá que volvamos a ganar otra Champions”, dijo. Si lo logran, el mito de Wembley se hará casi eterno.

1- BARCELONA

Valdés; Alves, Mascherano, Piqué, Puyol; Busquets, Xavi, Iniesta; Pedro, Villa, Messi.

DT: Josep Guardiola.

1- REAL MADRID

Casillas; Arbeloa, Albiol, Carvalho, Marcelo; Xabi Alonso, Diarra, Di María, Kaká; Ronaldo, Higuaín.

DT: Aitor Karanka.

Estadio: Barcelona.

Arbitro: Frank De Bleeckere (Bélgica).

Goles: 54m Pedro (B); 64m Marcelo (RM).

Cambios: 56m Adebayor por Higuaín (RM); 60m Özil por Kaká (RM); 80m Keita por Villa (B); 90m Abidal por Puyol y Afellay por Pedro (B).

Compartir: 

Twitter
 

Messi, arriba, y el festejo del gol de Pedro con el que Barcelona abrió el marcador.
Imagen: AFP
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared