EL PAIS › EN EL PRO AFIRMAN QUE YA TOMO LA DECISION DE BAJARSE DE LA CARRERA PRESIDENCIAL

Macri tiene un pie en el estribo

Colaboradores del jefe de Gobierno porteño adelantaron que se presentará a la reelección y que hará el anuncio en los próximos días. También dieron cuenta de las razones de esa determinación. Los nombres de sus posibles compañeros de fórmula.

 Por Santiago Rodríguez

La confirmación llegará por boca del propio Mauricio Macri cuando haga el anuncio formal, pero dentro del PRO dan por hecho lo que dirá entonces. “Va a la Ciudad”, aseguraron a Página/12 varios dirigentes con trato cotidiano con el jefe de Gobierno porteño. También afirmaron que en estos días terminará de articular el discurso con el que explicará al electorado que abandona la carrera presidencial y recién entonces hará pública su decisión de postularse para un nuevo mandato en la Ciudad de Buenos Aires. “Lo comunicará entre el viernes y el próximo lunes”, precisaron.

La gran incógnita entre la dirigencia del PRO dejó de ser ya a qué se postulará Macri, sino cuándo anunciará que tratará de refugiarse durante los próximos cuatro años en el distrito que gobierna, a la espera de una mejor oportunidad para intentar el salto a la presidencia. Lo otro que se preguntan los macristas es qué argumentará para justificar su candidatura a la reelección y a quién elegirá para que lo acompañe en su fórmula.

Ni el propio Macri parece contar por el momento con la respuesta para esos dos interrogantes. “Lo único que tiene resuelto es que va a presentarse en la Ciudad. Ahora está viendo cómo lo dice y posibles nombres para completar su boleta”, confió a este diario uno de sus operadores políticos. Otra cuestión no menor a resolver es qué será del PRO en las presidenciales de octubre.

Lo último que dijo Macri de su candidatura, el jueves pasado, fue que la había puesto en “stand by” para no obstaculizar el posible acuerdo con el resto de la oposición al que él mismo había convocado y que terminó en un fracaso. Este lunes encabezó la habitual reunión del gabinete porteño y no dijo una sola palabra al respecto. Su indefinición llevó a suspender la reunión de anteanoche de la mesa nacional del PRO y también un encuentro del macrismo bonaerense previsto para el próximo sábado y terminó de convencer a los propios macristas de que sus sueños presidenciales tendrán que esperar, cuanto menos, hasta el 2015.

“Se quedó sin nafta”, resumió, resignado, uno de los que lo alentaban a postularse a la presidencia y se explayó: “Está segundo en intención de voto en todo el país, pero eso no le alcanzó para construir los acuerdos necesarios para sostener su candidatura”. Según se sinceraban ayer sus estrategas políticos, Macri nunca consiguió despegar: “Tiene los mismos 18 puntos de enero. Le gana a Alfonsín, que tiene 15 por ciento de intención de votos, pero pierde y por mucho frente a los 48 puntos de Cristina”.

Los argumentos que le ofrecen a Macri para justificar su deserción de la competencia por el premio mayor son dos. Algunos le sugieren ponerse “en el lugar del estadista que se ubica por encima de las circunstanciales diferencias partidarias”; esto es, que diga que hizo el intento de armar un polo opositor para enfrentar al kirchnerismo, pero no tuvo eco y entonces se va a dedicar a gobernar la ciudad. “Si dice eso, va a quedar como un estúpido”, advierten otros. Esos macristas sostienen que debe limitarse a anunciar que buscará su reelección y poner el énfasis en que en los próximos cuatro años se dedicará al armado de su fuerza política en el interior para tener con qué pelear la presidencia en el 2015.

Cualquier proyecto de Macri para entonces está atado a su triunfo en las elecciones porteñas del próximo 10 de julio. “Si pierde, se tiene que ir a su casa”, admiten a su alrededor y descuentan que ganará, aunque admiten que “le costará más que en el 2007”. Suponen que por el kirchnerismo competirá Daniel Filmus, pero no se arriesgan a vaticinar si será él o Pino Solanas quien pase a la segunda vuelta.

Hasta 2015 también tendrían que esperar eventualmente Gabriela Michetti y Horacio Rodríguez Larreta, aspirantes a suceder a Macri en la Ciudad. Paradójicamente, desde el sector de la diputada –que le aconseja buscar su reelección– alertaron sobre la “jugada de altísimo riesgo” del líder PRO: “A Filmus le gana, pero con Pino la tiene peleadísima. No se entiende por qué, si tiene en Gabriela una carta ganadora, no la juega y aprovecha el triunfo para posicionarse para octubre”.

Los posibles compañeros de fórmula de Macri para una reelección saldrían de su gabinete. Al jefe de Gobierno le gustaría llevar en su boleta a la larretista María Eugenia Vidal (Desarrollo Social), pero también atiende a quienes le hablan de la necesidad de “reforzar la política” y nominan a Diego Santilli (Ambiente y Espacio Público). Otro nombre que se echó al ruedo es el de Hernán Lombardi, cuya proveniencia del radicalismo le permitiría intentar tal vez algún tipo de acuerdo con ese partido.

Compartir: 

Twitter
 

Mauricio Macri se puso ayer el casco amarillo PRO de campaña para recorrer las obras que se están realizando en Casa Amarilla.
Imagen: DyN
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared