EL PAIS › RICARDO ALFONSIN SE REUNIO CON STOLBIZER Y PRESIONA A HERMES BINNER

Para persuadir a Margarita

Los radicales creen que para la líder del GEN ya no es “imposible” un acuerdo con Francisco de Narváez, aunque Stolbizer advirtió que será “muy difícil”. Alfonsín busca apurar una definición de Binner para que confirme si compartirá la fórmula.

 Por Sebastian Abrevaya

Bajar un cambio, no mandarse mensajes por los medios y esperar a que termine de decantar el escenario político. Ese fue el mensaje que Ricardo Alfonsín y Margarita Stolbizer acordaron dar luego de la hermética reunión que protagonizaron ayer. La tensión entre la UCR y el GEN viene subiendo desde que los radicales comenzaron a negociar con el peronista disidente Francisco de Narváez para llevarlo como lista de adhesión o incluso una lista única a gobernador de Buenos Aires. Aunque ayer no lograron ningún acuerdo con Stolbizer, la líder del GEN se mostró comprensiva con las ambiciones electorales de Alfonsín, le dijo que continúe con las conversaciones con el Colorado pero le advirtió que será “muy difícil” que su partido acepte un acuerdo que incluya al peronista disidente. En ese contexto, los radicales adelantaron que buscarán la próxima semana un encuentro con los socialistas, con el objetivo de avanzar con los que considera sus “socios naturales y prioritarios”.

“La reunión fue una buena reunión”, le repitieron a Página/12 tanto el titular del comité bonaerense, Miguel Bazze, como el ex intendente de Bahía Blanca, Jaime Linares, los dos alfiles que estuvieron en el encuentro. La expectativa y las declaraciones previas apuntaban a que se agarrarían de los pelos pero, según dijeron desde ambos bandos, primó un espíritu cordial. Lo cierto es que el tema de la alianza con De Narváez despierta resistencias, con más o menos intensidad, tanto en el radicalismo como en el GEN.

“Margarita nos dijo que lo de De Narváez es difícil pero que sigamos evaluándolo. Ellos no van a poner palos en la rueda. Vamos a ver cómo evolucionan las cosas y seguramente va a haber variantes para conversar”, relató Bazze. “La pelota está del lado de ellos. En el momento en que la UCR tome una decisión (si acuerda o no con De Narváez) nos sentaremos y veremos qué decisión tomamos nosotros. El GEN está en el mismo lugar de siempre. No vamos a ser nosotros los que nos vayamos”, sostuvo Linares.

Según se desprende de esta reunión, Stolbizer ya no plantea como “imposible” un acuerdo que involucre a De Narváez, sino que en todo caso dependerá del contexto político. “Lista única ni lo sueñes y una colectora también es muy difícil”, repetía ayer un importante operador del GEN. Aunque parece terminante, la frase esconde un cambio de actitud respecto de la semana pasada, cuando la Mesa Ejecutiva del GEN había rechazado de plano cualquier intento de acercamiento al peronista disidente.

El primer punto que debe resolverse es la candidatura de Mauricio Macri. Si, como trascendió ayer, anuncia que va por la reelección en la ciudad de Buenos Aires, las chances de la UCR de acordar con el colorado se multiplican. El segundo punto es que el gobernador socialista Hermes Binner deberá decidir si aspira a encabezar un frente de centroizquierda con Proyecto Sur, el GEN y Luis Juez en Córdoba o si va de compañero de fórmula de Alfonsín. Los socialistas vienen pateando esa definición hace meses y algunos radicales olfatean que si el candidato de Binner gana la interna abierta del 22 de mayo en Santa Fe, el gobernador podría cortarse solo y dejarlos pagando.

Por ese motivo la semana próxima realizarán un encuentro institucional con el socialismo. Un importante dirigente del alfonsinismo adelantó que les exigirán una definición, algo que difícilmente Binner les otorgue hasta tanto se resuelva la interna. “Sacarle una definición a Binner es más complicado que sacarle agua a una piedra”, ironiza un dirigente que hace años lo conoce al socialista. De resultar perdedor, hombres del partido del puño y la rosa especulan con que el mandatario santafecino se retire de las ligas nacionales y que proponga al intendente de Rosario, Miguel Lifschitz, como eventual compañero de Alfonsín. Pero si su candidato gana la interna y él se corta solo, los radicales avisaron ayer que evaluarán si le dan su apoyo a Antonio Bonfatti para llegar a la gobernación.

Compartir: 

Twitter
 

Mario Barletta, el precandidato radical para Santa Fe, y Ricardo Alfonsín.
Imagen: DyN
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared