ECONOMIA › PRIMER INFORME OFICIAL SOBRE COYUNTURA ECONOMICA REGIONAL

Crecer sabiendo cómo y adónde

En un contexto general de crecimiento del 9,2 por ciento en el año 2010, la evolución de las producciones regionales y el desarrollo industrial en algunas provincias jugaron un rol protagónico, según se ve en un nuevo informe del Ministerio de Economía.

 Por Tomás Lukin

El crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de 9,2 por ciento durante 2010 estuvo dinamizado por mejoras a nivel regional en materia de demanda interna, actividad, empleo e ingresos fiscales. El primer Informe de Coyuntura Económica Regional (ICER), que acaba de publicar el Ministerio de Economía, ofrece un panorama detallado sobre el desempeño de las distintas provincias del país. La primera fotografía de la situación macroeconómica corresponde al tercer trimestre de 2010 y releva desde un destacado aumento en el patentamiento de autos en Entre Ríos y en el consumo de cemento en San Juan hasta el impulso en la producción algodonera de Chaco y Corrientes por el aumento en los precios que arrastró al resto del entramado textil.

A pesar del destacado comportamiento exportador de algunas provincias y la fuerte recuperación de la demanda interna, el documento elaborado por los técnicos de la Dirección Nacional de Programación Económica Regional pone en evidencia la heterogeneidad productiva y las debilidades estructurales en los distintos mercados de trabajo del país. En la región Centro y Buenos Aires, la presencia de las principales industrias manufactureras y de servicios determina la concentración del 75,9 por ciento del empleo registrado del país, mientras que la estrechez productiva de las provincias del Norte donde predominan las actividades agropecuarias la cifra no alcanza al 11 por ciento del total y la precarización laboral supera significativamente la media nacional.

- Centro y Buenos Aires: Las trayectorias positivas del mercado interno y las exportaciones, tanto agrícolas como industriales, redundaron en mejoras del mercado de trabajo y los ingresos fiscales. El mayor crecimiento de la demanda se registró en el consumo de autos y en las ventas de cemento. El ICER resalta la performance de Córdoba en materia de ventas externas y creación de puestos de trabajo. A su vez, destaca el aumento en la producción sojera en Entre Ríos. Los salarios promedio de los trabajadores registrados en la región se ubicaron levemente por encima de la media nacional.

- Noroeste y Nordeste: Las principales actividades productivas de ambas regiones son el agro y el turismo, fundamentalmente en provincias como Misiones y Salta. En el NEA los complejos textil-algodonero y oleaginoso, junto con la actividad yerbatera tuvieron un comportamiento positivo. En tanto, la dinámica productiva en el NOA estuvo motorizada por los aumentos en el valor de mercado de algunas producciones como el azúcar y el limón en Tucumán y Jujuy, que compensaron las caídas en los volúmenes producidos. Las actividades extractivas, como petróleo, gas y cobre, registraron caídas. En todas las provincias los recursos nacionales representan más del 70 por ciento de los ingresos provinciales totales. En ambas regiones, las provincias exhiben bajas tasas de desempleo que reflejan la estrechez de sus mercados de trabajo. La remuneración neta de los asalariados registrados se ubicó 27 por ciento por debajo del promedio de la economía.

- Cuyo: La actividad productiva de la región exhibe un comportamiento dispar donde se destaca el desempeño exportador. Sobresalen las ventas externas de vinos finos mendocinos, la salida de oro desde San Juan, las exportaciones de pañales en San Luis y los envíos de envases tetra riojanos. Los distintos indicadores de demanda –distribución de gas y energía, patentamientos, venta de combustibles, consumo de cemento– mostraron un desempeño superior a la media nacional.

- Patagonia: La región evidencia una marcada heterogeneidad en los indicadores de actividad. En Tierra del Fuego la producción y ensamblaje de artículos electrónicos atraviesa un proceso de sostenida expansión impulsada por los regímenes de promoción industrial. En Río Negro y Neuquén se destaca el comportamiento de la actividad turística y retrocedió la producción frutihortícola como consecuencia de avatares climáticos. Las remuneraciones en la región se ubicaron significativamente sobre el promedio nacional debido a los salarios que se pagan en la actividad petrolera en Chubut, Santa Cruz y Neuquén.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

La recuperación de las producciones regionales jugó un rol central en la consolidación del crecimiento.
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared