DEPORTES › TRAS EL INFORME DEL ARBITRO, AL VOLANTE DE RIVER LE PUEDEN DAR MAS DE CUATRO FECHAS

Al Chori se le viene un duro castigo

Abal no perdonó a Domínguez e informó “insultos” y “agresiones” por parte del jugador, quien podría recibir un duro castigo del Tribunal de Disciplina, lo que le impediría jugar los primeros partidos de River en la reanudación del torneo de la B Nacional.

 Por Facundo Martínez

La expresión de Alejandro “Chori” Domínguez una vez terminado el superclásico que se disputó en la noche del miércoles en el estadio Centenario del Club Atlético Sarmiento no dejaba lugar a dudas. El enganche de River estaba realmente abatido. Es que su reacción desmedida contra un fallo del árbitro Diego Abal, que le había mostrado una amarilla, terminó precipitando su rápida expulsión, a los 26 minutos de partido, y su salida no sólo perjudicó a los dirigidos por Matías Almeyda en lo que restó del partido, que terminó perdiendo por 2-0, sino que complicó además el inicio de la reanudación del torneo de la B Nacional, ya que el jugador podría ser sancionado con más de cuatro fechas de suspensión.

Apenas terminó el encuentro, Domínguez se mostró ya bañado y cambiado por el hall de la zona de vestuarios y fue de los primeros protagonistas en tomar contacto con la prensa. Su intención era obvia: bajar los decibeles a una situación que, a las claras, podía traerle otros problemas más allá de los reproches de los propios hinchas millonarios, testigos del estrago que hizo en el equipo su expulsión, injustificada si se toma en cuenta que su reacción desmedida contra el árbitro era absolutamente evitable.

No pudo hablar el jugador con el árbitro. Y ése fue el motivo por el cual se lo pudo ver tan rápido a Domínguez, antes de que salieran el resto de sus compañeros del vestuario visitante. Y Abal no sólo no lo atendió en el vestuario de los árbitros, sino que además confeccionó un informe durísimo contra la reacción del jugador, quien, a decir verdad, incluso antes del comienzo del encuentro había provocado a los hinchas de Boca, cuando el micro que condujo al plantel millonario llegó al estadio Centenario.

“Tengo mucha bronca. Lamentablemente mi carácter me juega en contra. Estoy muy dolido. La verdad es que en ningún momento pensé que podía pasarme esto. Llegué al partido con muchas ganas. Pero pienso que las cosas pasan para aprender. Sé que me equivoqué y que soy responsable. Y me duele mucho”, comentó Domínguez en rueda de prensa. Luego, ante la consulta puntual de por qué el árbitro le había mostrado inmediatamente la roja, intentó defenderse: “No lo insulté a Abal, sólo le reclamé por una jugada anterior. Le dije que no me haga lo mismo que me había hecho en Mendoza, en un partido en el que me habían dado 20 patadas y me saca la amarilla a mí porque me había puesto fastidioso. Y ahora lo mismo. No lo insulté ni lo agredí”.

Sin embargo, en su informe, Abal dio otra versión. El juez detalló que el volante lo insultó y hasta le tiró un patada, mientras sus compañeros intentaban serenarlo. Y por esa reacción, el jugador podría recibir entre cuatro y seis fechas de suspensión, que deberá cumplir incluso en los partidos oficiales del torneo de la B Nacional, en el que su equipo se juega el regreso a la Primera División.

Antes de que se conozca la sanción definitiva, el volante deberá presentarse el próximo martes ante el Tribunal de Disciplina de la AFA para realizar su correspondiente descargo e intentar morigerar la pena; lo mismo deberá hacer el árbitro, quien deberá ratificar o rectificar su informe posterior al partido.

Compartir: 

Twitter
 

Domínguez discute con el árbitro Abal, que ya le había mostrado la roja.
Imagen: Télam
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared