DEPORTES › RIQUELME EVITó ENTRAR EN POLéMICAS CON EL ENTRENADOR DE RIVER

Román le pone freno a Ramón

El capitán de Boca respaldó a sus compañeros juveniles y sobre los chupetines de Ramón Díaz comentó: “No me generó nada lo que hizo” y pidió ser respetuoso con “los jugadores de otro equipo”. También confirmó que no juega contra San Lorenzo.

El ídolo de Boca, Juan Román Riquelme, respaldó claramente a sus jóvenes compañeros que terminaron jugando el Superclásico del domingo último con River (11), argumentando que si “llegan a Primera es porque lo merecen”. De este modo, el mediocampista xeneize salió al cruce, aunque sin nombrarlo, ante la postura asumida por el DT del equipo millonario, Ramón Díaz, quien entregó chupetines “para los chicos de Boca”, tras la conferencia de prensa brindada el martes pasado.

“No me generó nada lo que hizo, pero si los jóvenes están en la Primera de Boca, será porque se lo merecen”, puntualizó el jugador en diálogo con el programa Despertate, de TyC Sports. Al mismo tiempo, agregó: “Tenemos chicos buenos. Ojalá nos den muchas alegrías”. “Si los juveniles de Boca o River llegaron a Primera, es porque se lo merecen, por eso, hay que ser respetuoso y no meterse con los jugadores de otro equipo”, disparó.

Riquelme manifestó que no quiere “entrar en polémicas” con el técnico riojano. “Yo no voy a andar discutiendo con Ramón Díaz por lo que opina de nuestro equipo”, señaló el astro boquense, quien sufrió un desgarro en el isquiotibial izquierdo en un partido de la décima fecha contra Belgrano de Córdoba. Y respecto del Boca-River, manifestó: “Fue raro ver el Superclásico desde afuera, porque uno siempre quiere estar en la cancha. Fue un partido peleado y trabado. Ninguno se sacó ventaja. Boca hizo tres toques y un gol, mucho más no se puede decir”.

En cuanto a su recuperación, Riquelme contó que “cada vez estoy mejor”, a la vez que anticipó que no estará “ante San Lorenzo”. “(Carlos) Bianchi quiere que me entrene día a día pensando en el miércoles”, puntualizó.

“Tengo ganas de llegar al miércoles. El fin de semana probaré haciendo fútbol, tengo la ilusión de hacer un buen partido y clasificarnos”, dijo Riquelme, que recordó la final del año pasado, que Boca perdió justamente ante los brasileños. “La cuestión pasa por si la pelota entró o no. Merecimos ganar esa final, claramente. Si queremos pasar en Brasil, vamos a tener que hacer mucho más de lo que hicimos acá. Pelean y luchan mucho, confían en su juego. Pero también tienen una delantera muy peligrosa con (Paolo) Guerrero, (Alexandre) Pato y Emerson”, señaló. Y agregó: “A medida que pasen los minutos pueder ser un partido diferente a los otros tres que jugamos. Ellos confían en defender y agarrarnos de contra. Ahora tenemos ventaja y, a medida que pasen los minutos, y ellos no marquen un gol, va a ser otro partido”.

Riquelme respaldó su optimismo en la confianza que tiene en el técnico xeneize: “Jugó cuatro copas y en todas jugó los 14 partidos. Confiaremos en el equipo que elija y ojalá terminemos muy contentos”, dijo.

Sin perder de vista que los xeneizes atraviesan la peor racha negativa de su historia, con 11 partidos consecutivos sin ganar, el volante explicó que el plantel tiene que ir paso a paso y primero tiene que “pensar en San Lorenzo”. “Tienen buenos jugadores y la cancha va a estar llena. Va a ser un lindo espectáculo, ojalá que sigamos mejorando y ganemos para llegar bien al miércoles”, puntualizó, en tanto relató que todos esperaban “estar mejor en el campeonato”.

Por último, Riquelme saludó que “(Sebastián) Verón vuelva al fútbol” y repitió que no disfruta con el dolor ajeno. “Para mí no fue bueno el descenso de River y espero que ahora no le pase lo mismo a Independiente. No le hace bien al fútbol”, sentenció.

Compartir: 

Twitter
 

Bianchi no tiene aún a su enganche, pero cuenta con arquero para atajar bombazos.
Imagen: Télam
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.