DEPORTES › LA CEREMONIA INAUGURAL RESULTO BREVE Y SIMPATICA

Fueron 25 minutos a todo color

Sin discursos oficiales, sin alargarse innecesariamente, la fiesta llegó a su momento culminante cuando los cantantes Jennifer Lopez, Claudia Leitte y el rapero Pitbull entonaron el tema del Mundial. Hubo más entusiasmo por el fútbol.

 Por Facundo Martínez

Desde San Pablo

La ceremonia inaugural mezcló las bellezas naturales de Brasil con su historia, la música y el fútbol.
Imagen: AFP.

El color que no se había podido apreciar durante los días previos a la Copa del Mundo en las calles de las principales ciudades del país anfitrión apareció ayer desde bien temprano por todos los rincones. En los comercios del centro de la ciudad, en el metro y en las calles de los barrios periféricos, la verdeamarelha y las banderas brasileñas colgadas desde los balcones de los edificios tiñeron prácticamente todo. La gente salió igual a la calle a manifestar su amor por la camiseta de la selección que sueña con conquistar el hexacampeonato en su casa, algo que ya han hecho otros países, como Argentina, Francia y Alemania, pero que a Brasil se le negó la única vez que estuvo cerca de lograrlo, en 1950.

El doloroso recuerdo del Maracanazo está presente en Marcelo, un hincha brasileño de 35 años que llega al estadio con una camiseta de Brasil de color blanca con cuello y solapas de color azul y explica que se trata de una réplica de la casaca que utilizó su seleccionado en esa final en la que los uruguayos les aguaron la fiesta. Cuenta, además, que los brasileños sufrieron mucho esa derrota y que incluso nunca más su selección volvió a jugar con una casaca blanca. Pero ayer comenzó una nueva historia, un nuevo camino hacia el hexacampeonato, hacia una nueva conquista de “La Copa de las Copas”, como rezan los carteles publicitarios en las calles paulistas.

Con bastante lentitud, los hinchas fueron llenando las gradas del estadio Arena. Muchos se perdieron el comienzo de la colorida fiesta de inauguración, en la que en una puesta dinámica, pero a las claras pensada y diseñada para los millones de televidentes, más que para los presentes, bailarines, gimnastas, atletas y capoeiristas rindieron tributo a las bellezas naturales de Brasil, a su historia, la música y al fútbol, considerado aquí la mayor pasión popular.

Tal como se había prometido, la ceremonia no duró más de media hora y mientras se despejaba el campo de juego, el público brasileño, que apenas se había exaltado con el ingreso de una gran bandera de Brasil y con la aparición de Jennifer López (que asomó cuando la gran pelota de leds se abrió en gajos como una naranja), comenzó su juego contra los hinchas croatas desparramados en grupitos en diferentes sectores del estadio. A ella se sumaron Claudia Leitte y el rapero Pitbull, para cantar juntos “Somos uno”, la canción oficial del Mundial.

Otro momento emotivo tuvo lugar poco antes del inicio del partido, cuando un niño parapléjico montado sobre un traje conectado al cerebro, llamado exoesqueleto, consiguió dar el puntapié inicial simbólico del Mundial. La iniciativa, propuesta por el neurocientífico brasileño Miguel Nicolelis, fue aplaudida por los 62 mil espectadores que pudieron ver en vivo y en directo la primera jornada de la Copa del Mundo.

Compartir: 

Twitter
 

 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.