DEPORTES › INDEPENDIENTE HIZO UN PARTIDAZO Y LE GANO 5-3 A QUILMES

Fue de la decepción a la locura

El equipo de Almirón comenzó perdiendo, lo dio vuelta con dos penales ejecutados por el Ruso Rodríguez y un tanto de Riaño, luego se durmió y los dirigidos por Cuatrocchi se lo empataron. De arremetida, en el final, Riaño y Mancuello le dieron la victoria.

Bajo una intensa lluvia en el estadio Libertadores de América, Independiente le ganó a Quilmes por 5-3 en un emocionante partido y quedó a sólo un punto del líder River, al que enfrentará en el estadio Monumental en la próxima fecha. Conducidos futbolísticamente por Matías Pisano, y con un doblete del arquero Diego Rodríguez, otros dos goles de Claudio Riaño y un tanto de Federico Mancuello, los dirigidos por Jorge Almirón ganaron su cuarto partido seguido en el torneo y aumentaron la ilusión de pelear el campeonato del público que ayer cantó bajo la lluvia.

Quilmes golpeó primero, cuando el partido todavía no tenía un claro dueño. Tras un excelente pase largo de Sebastián Romero, Sarmiento tuvo tiempo y espacio para medir al arquero Diego Rodríguez y rematar con fuerza para vencerlo en el mano a mano, planteando a los nueve minutos del primer tiempo el 1-0, un escenario inesperado para Independiente.

Los dirigidos por Almirón buscaron inmediatamente el empate y atacaron con centros desde la derecha ante una defensa quilmeña totalmente replegada. Por esa banda llegó la primera polémica del partido, tras una –aparentemente inintencionada– mano de Lucas Suárez en el área visitante, que el árbitro Fernando Echenique vio afuera. A continuación, Lucero recibió un patadón en la cara, de parte de Sebastián Martínez que, previa consulta al línea Ariel Scime, Echenique consideró penal. Rodríguez cruzó la cancha y determinó con categoría, desde los doce pasos, el 1-1.

En el segundo tiempo, Almirón repitió la entrada de Matías Pisano y Federico Pizzini para buscar alternativas en ataque. Nuevamente los cambios le rindieron al entrenador de Independiente. Con apenas cinco minutos en cancha, Pisano gambeteó en el área a Suárez, que lo derribó. Después de cruzar nuevamente la cancha, Rodríguez volvió a patear cruzado, como un especialista, para marcar el 2-1 para el equipo de Avellaneda.

Siete minutos después, Pisano, el mejor de Independiente, elaboraría otra jugada por el centro de la cancha, rematando fuerte para provocar el rebote del arquero Dulcich, que finalmente Riaño empujó a la red. Con dos goles en pocos minutos, Quilmes reaccionó y desdibujó de la cancha a Independiente. Primero consiguió el descuento gracias a Klusener, que convirtió de penal, después de que Tula derribara a Adrián Fernández en su área, y luego de que Echenique no cobrara un penal por mano de Bellocq, Zacaría culminó de zurda una excelente jugada para el empate 3-3 que parecía final, pero el local resurgió en los últimos minutos y liquidó el partido con goles de Riaño y Mancuello para sólo pensar en River.

Compartir: 

Twitter
 

El Rojo quedó a sólo una unidad del puntero River, su próximo rival.
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.