DEPORTES

Loeb aceleró y los perdió de vista

 Por Pablo Vignone

Con una sutileza en la ruta que engaña a los fanáticos que confunden vehemencia con rapidez, Sebastián Loeb aplastó a sus rivales en la segunda etapa de este Rally de Argentina organizado por el Automóvil Club Argentino y quedó a un paso de su quinto triunfo consecutivo en esta prueba. La batalla en el camino que se presagiaba para la etapa de ayer, nunca ocurrió. El francés partió en la tercera posición, pero mientras los dos primeros de la clasificación, Dani Sordo y Mikko Hirvonen le “limpiaban” la ruta, el francés aceleró sin poner nunca una rueda fuera de la senda y no encontró oposición.

Estaba a 16 segundos de su compañero Sordo cuando se puso en marcha: terminó más de un minuto delante de él cuando quedan por recorrer sólo los cinco tramos de hoy, en la última etapa por el Valle de Punilla con apenas 48 kilómetros de velocidad pura.

Sus rivales se fueron cayendo: Hirvonen abandonó saliendo de Mina Clavero por problemas de temperatura, Petter Solberg les pegó a todas las piedras que encontró. Ahora le lleva 58s6 a su compañero Sordo y 1m40s1 al tercero, el finés Jari-Matti Latvala (Focus). La 52ª victoria en el Mundial está servida.

Federico Villagra trepó del octavo al sexto lugar, después de superar al inglés Matthew Wilson en la bajada a Giulio Cesare, y de aprovechar el abandono de Hirvonen. “Es mi mejor día desde que corro con este auto” se entusiasmó el cordobés. Por correr fuerte casi vuelca en El Cóndor, un especial de 16 kilómetros en el que terminó cuarto, a una diferencia de Loeb de menos de un segundo por km. “Fui a fondo siempre, más no tengo”, reconoció. Está a 1m45s del quinto, Henning Solberg, pero lo preocupa más cuidarse de Wilson, que quedó 18 segundos por detrás.

En el Grupo N de Producción en el que brillaban los argentinos, la excursión a Traslasierra terminó en desastre. Al puntero Nicolás Madero lo traicionó la caja de velocidades, Gabriel Pozzo se quedó sin motor antes del primer especial y Marcos Ligato perdió la ayuda de la dirección asistida cuando era líder. Ahora, el qatarí Nasser Al-Attiyah puntea con 52s sobre el villamariense Juan Marchetto (Mitsubishi del equipo Villagra) y 2m26s sobre Ligato. “Los argentinos punteamos, pero con un ritmo muy fuerte para este rally, que es mucho más largo que los del campeonato nacional. Por eso se rompen los autos”, explicó el cordobés.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • Loeb aceleró y los perdió de vista
    Por Pablo Vignone
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.