ECONOMíA › LA COMISION DE ENLACE PRESIONA EN EL CONGRESO

El lobby feroz

Las entidades del agro negocian con diputados que responden a Solá y Cobos un proyecto que contempla bajar las retenciones del 46,5 al 40,5 por ciento, a precios de ayer, y mantener la movilidad.

 Por Fernando Krakowiak

“Dicen que no van a votar a libro cerrado, pero el kirchnerismo se resiste a introducir cambios en el proyecto”, aseguró a PáginaI12 un dirigente rural. Para hacerlo cambiar de parecer, las entidades han comenzado a hacer un intenso lobby a través de los diputados que responden a Felipe Solá y al vicepresidente Julio Cobos, los que podrían ser definitorios al momento de la votación. Una alternativa que pareciera tener consenso en ese grupo, superior a los 50 legisladores, es bajar las retenciones a la soja del 46,5 al 40,5 por ciento a precios de ayer y mantener el criterio de movilidad. Algunos ruralistas de la Comisión de Enlace dejaron trascender que si el Gobierno acepta esa propuesta el conflicto podría quedar desactivado o al menos perdería fuerza, pero todavía no tuvieron respuesta. Mientras tanto, siguen amenazando con volver a las rutas, para meterle más presión al Ejecutivo.

Los empresarios también hacen lobby sobre los diputados de otros partidos. De hecho, ayer se reunieron con los presidentes de los bloques opositores y les pidieron que unifiquen un único proyecto para no perder fuerza. “Cuando las cuatro entidades del campo nos unimos logramos mucho más que mientras estuvimos separadas”, les dijo Luciano Miguens, titular de la Sociedad Rural, intentando predicar con el ejemplo. Sin embargo, la principal apuesta de los ruralistas pasa por redoblar la presión sobre Cristina Fernández de Kirchner para que la Presidenta acepte un proyecto alternativo.

Ellos saben que la negociación importante no es con Eduardo Macaluse (SI), Oscar Aguad (UCR), Federico Pinedo (Pro), Adrián Pérez (Coalición Cívica) y Luis Lusquiños (Rodríguez Saá), porque los jefes de los bloques opositores que ayer los recibieron los apoyan desde el inicio del conflicto para tratar de capitalizar políticamente el malestar de los productores. El objetivo principal sigue siendo acordar con el Gobierno, como cuando el tema no había pasado al Congreso.

La reunión que tuvieron con Cristina Fernández de Kirchner el lunes y con el jefe de la bancada oficial, Agustín Rossi, el martes no dio los resultados esperados, pero igual siguen apostando a negociar con los referentes kirchneristas, aunque ahora a través de Solá y Cobos. “Si no nos dan algo las protestas van a seguir, pero sabemos que para lograr un acuerdo también tenemos que ceder. Por eso proponemos partir la diferencia que nos separa”, aseguró una fuente de las entidades a este diario.

Los diputados que se agruparon en torno de Solá y los que responden a Cobos inicialmente tenían propuestas diferentes. Los radicales K pugnaban por un 38 por ciento de retenciones, pero en las últimas horas habrían acordado la propuesta de un 40,5 de retenciones móviles, siempre a valores de ayer, para potenciarse mutuamente. Los dirigentes del agro más moderados ven con simpatía esa salida.

La negociación seguirá hoy y se espera poder llegar a un acuerdo en los primeros días de la semana próxima, el cual debería quedar expresado en el dictamen de la Comisión de Agricultura. En ese caso, la opción es tratar el proyecto sobre tablas el miércoles próximo, algo altamente improbable pues para ello se necesitan dos tercios, o tenerlo listo para la sesión del miércoles siguiente, en la cual sólo bastaría lograr una mayoría simple para aprobarlo. Sin embargo, todavía no se sabe cuál es la opinión del matrimonio Kirchner.

Compartir: 

Twitter
 

Los ruralistas se reunieron con diputados opositores, pero buscan acordar con el oficialismo.
Imagen: Rafael Yohai
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.