ECONOMíA › EL BANCO CENTRAL Y ECONOMíA EVALúAN EL MECANISMO DE PAGO AL CLUB DE PARíS

Especulación sobre el precio del dólar

Mientras técnicos de la entidad monetaria y del Palacio de Hacienda trabajan en el mecanismo contable para disponer de las reservas, en la city estiman que la cotización del dólar subirá. Desde el BC sostienen que controlan el mercado cambiario.

 Por Tomás Lukin

Superado el efecto sorpresa por el pago al Club de París, desde el Banco Central sostienen que el tipo de cambio no registrará una suba fuerte, como especulan algunos analistas de la city, sino que seguirá estable dentro de la política de flotación administrada. Cuando se cancelaron de manera anticipada los compromisos con el FMI, en 2006, el dólar subió 6 centavos en 20 días, y la escalada llegó a 12 centavos al cabo de un mes y medio. El salto fue de 3,00 a 3,12 pesos. Ayer la divisa subió a 3,06 al público, mientras que a nivel mayorista la intervención del Central en el mercado de futuro frenó las presiones alcistas.

El objetivo de la autoridad monetaria está puesto en recomponer la demanda de pesos, que cayó durante el conflicto por las retenciones. Durante esos meses, el BC intervino activamente para frenar el alza del dólar mostrando su poder de intervención en la plaza y las tasas de referencia repuntaron para retener los depósitos que no estaban siendo renovados.

De todas maneras, desde la city remarcan que la demanda de pesos no está tan golpeada y señalan que mantener en estos niveles el tipo de cambio le sirve al Gobierno para evitar las presiones inflacionarias, aunque atrasa el tipo de cambio. Así, una vez que se concrete el pago al Club de París, la atención de los funcionarios del Central estará puesta sobre la cantidad de dinero y las tasas de interés. La mayor demanda de pesos elevaría las tasas presionando a una suba del tipo de cambio.

No se conocen precisiones sobre cómo va a ser el pago al Club de París, porque en la entidad monetaria aún siguen analizando el tema. Todavía quedan por definir los ajustes legales que permitirán efectivizar el desembolso a los países miembros. Los equipos técnicos de Economía y el BC siguen trabajando. Como se trata de un “club informal”, el modo de cancelación y las condiciones se tienen que negociar con un grupo heterogéneo es flexible. Los socios se reunirán recién el 15 de septiembre.

Con los 9810 millones de dólares que se le giraron al fondo las reservas cayeron hasta los 18.500 millones de dólares. Diez meses después, el Central habían recuperado los niveles previos al pago. Con un escenario macroeconómico e internacional diferente es probable que la recomposición tarde más tiempo. De todas formas, desde el sector financiero privado reconocen que el nivel de reservas que quedará permite a los hacedores de política operar con comodidad. “Las reservas caen 7000 millones, pero el Banco Central todavía tiene 40.000 millones de dólares, muy diferente que cuando se pagó al FMI”, señalaron a este diario analistas de la city. En ese sentido, Redrado había señalado anteayer que “Argentina seguirá manteniendo niveles de reservas robustos como proporción del PIB, tanto en la comparación internacional como en su pasado histórico”.

El pago al Club de París con reservas del Central implica cambiar de acreedor. El Estado canjea una deuda con ese grupo de países por otra con el BCRA. A cambio, la entidad recibirá algún activo del que todavía falta determinar su rendimiento y vencimiento. Con estos 6706 millones de dólares el Tesoro nacional acumulará una deuda con la autoridad monetaria cercana a los 30 mil millones de dólares. Ese monto se obtiene sumando las letras por 9810 millones de dólares que recibió a principios del 2006 a cambio del pago al FMI, algunos pocos títulos públicos que compró la entidad en los últimos meses, los 21 mil millones de pesos de adelantos transitorios y la cancelación con el Club de París.

Se espera que al igual que en 2006, Redrado incorpore al activo del BC un documento de deuda pública a cambio de 6706 dólares de las reservas entregadas. Esa vez la autoridad monetaria recibió una letra intransferible del Tesoro, a 10 años, con una tasa de interés que no superara a la Libo menos 1 por ciento. Si bien todavía no está definido qué activo recibirá el Central a cambio, desde la entidad sostienen que tendrá un rendimiento similar al de las reservas. El año pasado el BC obtuvo un resultado positivo de 2767 millones de dólares, equivalente a un rendimiento de 6 a 7 por ciento.

El secreto con el que se manejó el anuncio dio lugar a versiones que señalaban que Redrado no estaba de acuerdo con la cancelación total de la deuda, porque evaluaba que la crisis bancaria en los países desarrollados no recomendaría perder reservas. De todas formas, desde la banca privada destacaron ayer que durante el cierre de las Jornadas Monetarias y Bancarias, el presidente de la autoridad monetaria se apropió en su discurso de esa medida.

Compartir: 

Twitter
 

Martín Redrado, presidente del Banco Central, recibirá un bono del Tesoro por las reservas.
Imagen: Pablo Piovano
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.