ECONOMíA › EL ORGANISMO PRONOSTICO QUE ARGENTINA CRECERA 4 POR CIENTO EN 2010

Los números crecen bajo la lupa de la Cepal

La Argentina crecerá en 2010 a una tasa del 4 por ciento, levemente inferior al estimado para la región, ubicado en 4,1, según el informe anual de la Cepal. Además, el organismo adelantó que este año el país finalmente registrará un modesto avance de 0,7 por ciento, que se destaca frente a la baja regional generalizada. Para el caso brasileño, el año terminaría con una suba de 0,3. Para explicar la recomposición económica que la región experimentará en 2010, el informe resalta las mejoras en los indicadores internos desde la segunda parte de este año y la evolución positiva del comercio mundial, sumado a las políticas públicas contracíclicas.

La crisis mundial encontró a la región en una situación de mayor fortaleza que en otras oportunidades, a partir del crecimiento con superávits gemelos. Permitió bajar la deuda pública y aumentar las reservas internacionales. A raíz de ello, el frente externo se mantuvo relativamente estable, evitando las clásicas crisis cambiarias. Sin embargo, las consecuencias fueron claras en materia de crecimiento: mientras en 2008 el alza total fue de 4,2, el rendimiento para 2009 cerraría en -1,8. El FMI tiene una evaluación más pesimista. Estimó una baja de 2,6 para 2009 y un alza de 3 por ciento para el año que viene.

La mejoría en el escenario durante la segunda parte del año es remarcada por la Cepal a través de varios indicadores. La recuperación de la producción industrial, el volumen del comercio mundial y del precio de los commodities indican que los países exportadores de materias primas serán los más beneficiados. Además, el informe destaca la estrategia contracíclica de los gobiernos de la región, con reducciones de las tasas de interés, un rol más activo de la banca pública, el aumento en el gasto corriente y los programas en el área social.

Mientras que el gasto público en Argentina se elevó bastante por encima del promedio (sólo superado por Chile), el incremento en el crédito de la banca pública fue muy restringido. Pero a diferencia de otros países, el retroceso del sector bancario privado fue menor. Puede indicar una menor intervención pública a raíz de la estabilidad en el crédito privado, aunque más bien resalta la incapacidad del Gobierno para generar políticas públicas de crédito blando que impacte fuerte en términos contracíclicos.

La proyección para el crecimiento que realiza la Cepal para el año que viene es auspiciosa. Brasil es el líder, con un alza de 5,5. Apenas por debajo de la suba regional está la Argentina, con 4 puntos. Al igual que para el corriente año, el FMI efectuó previsiones más moderadas. La región crecería un 3 por ciento, la Argentina 1,5 y Brasil 3,5. El Presupuesto nacional tiene una estimación promedial: un crecimiento de 2,5.

Dentro de los riesgos y desafíos para la región, la Cepal remarca la apreciación del dólar, a raíz de la entrada de divisas por comercio exterior y abundancia de liquidez en la plaza internacional. Genera una pérdida de competitividad si se revalúa la moneda doméstica. Caso contrario, la tensión vendría por el costado inflacionario.

La similitud del proceso regional con el nacional indica que la evolución de este último debería evaluarse en este contexto, con el cual comparte los fundamentos centrales. Sin embargo, dentro de este análisis se encuentran peculiaridades propias de cada país. En este sentido, los datos comparativos cobran relevancia, puesto que resaltan diferencias dentro del movimiento regional.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.