ECONOMIA › TITULOS PUBLICOS Y ACCIONES RESULTARON LAS MEJORES INVERSIONES FINANCIERAS DE 2010

Los bonos y la Bolsa aplastaron al dólar

El balance del año muestra un alza de sólo 4,7 por ciento en el precio del dólar, que arrancó en 3,82 pesos y finalizó en 4,01. Peor le fue al euro, que bajó de 5,54 a 5,25. En cambio, los bonos y las acciones exhibieron uno de los mejores resultados en la década.

 Por Javier Lewkowicz

Los bonos y acciones en el mercado financiero local tuvieron un 2010 muy positivo, el mejor de la década si no se tienen en cuenta los años 2003 y 2009, de recuperación luego de crisis económicas. En cambio, el dólar, que ayer cerró a 4,01 pesos, se mantuvo durante el año muy aplacado, subiendo sólo 19 centavos, un 4,7 por ciento. La rigidez del precio de la divisa operó como ancla inflacionaria, aunque finalmente el avance de precios, que según las estimaciones privadas (de desconocida metodología) rondó el 25 por ciento, apreció el peso en términos reales. Esa dinámica no afectó sobremanera la industria local porque el real brasileño también se apreció. La valorización del peso también se verifica si se toma en cuenta el IPC del Indec, que marca 11,0 por ciento en los últimos doce meses.

El escenario internacional durante el año estuvo marcado por la fragilidad europea, que derivó en gigantescos rescates financieros a Grecia e Irlanda por parte del Banco Central Europeo y el FMI. Estados Unidos, por su parte, también anunció muy importantes inyecciones de dinero para generar expectativas inflacionarias e impulsar su economía a partir de la depreciación del dólar. La respuesta por parte de Europa y China fue la amenaza de la “guerra de monedas”, el combate por la devaluación para transferir crisis hacia otras economías.

A nivel local, la sólida recuperación económica sustentó la buena aceptación que tuvo la reapertura del canje que se dio entre abril y junio, favoreciendo al mercado de bonos. Según el índice que construye el Instituto Argentino de Mercado de Capitales, el avance de títulos en renta fija fue de 38,6 por ciento medido en pesos, y 32,2 por ciento, en dólares. El desempeño de los títulos de deuda también refleja la mayor liquidez internacional y la apetencia por las plazas de países emergentes.

Cinco de los diez bonos de mejor rendimiento fueron variantes del Cupón PIB. La versión en pesos con ley argentina fue el líder del año, creciendo 223 por ciento en pesos. En segundo lugar quedó el Cupón en dólares con ley local: 148,2 por ciento. El Descuento en pesos con vencimiento en 2033, surgido del último canje, quedó en quinto lugar, ya que creció 97 por ciento en pesos. El bono más negociado fue el Boden 2015, con una participación del 17,7 por ciento.

Según el informe difundido por el IAMC, en el mercado bursátil las dos mejores plazas en 2010 fueron asiáticas: Tailandia encabeza la lista, seguida por Indonesia. Ratificando que la Argentina es una atractiva opción para el capital global y a contramano del instalado discurso sobre la inseguridad jurídica y la falta de oportunidades de inversión, la Bolsa porteña fue la quinta de mejor rendimiento de las 24 que releva la entidad.

Durante la jornada de ayer, el MerVal cerró con un alza marginal (0,02 por ciento) que le permitió llegar a un nuevo tope histórico, de 3522,60 puntos, con un crecimiento de 51,8 por ciento en el año. La evolución del índice de acciones líderes tuvo un primer semestre errático, que comenzó con la disputa por la utilización de reservas del Banco Central para pagar deuda pública. A principios de mayo, mostraba una suba de apenas 3,3 por ciento. El posterior recorrido alcista fue motivado por el exitoso cierre del canje de deuda, el retorno de las negociaciones con el Club de París y un contexto internacional algo más calmo. Además, fue fundamental la dinámica positiva de las variables macroeconómicas más importantes de la economía local.

En el ranking de las acciones que componen el MerVal, las mayores subas estuvieron vinculadas con la actividad bancaria. El Grupo Galicia lideró el panel con un avance de 181,9 por ciento, seguido por el Banco Hipotecario (118,4) y el BBVA Francés (111,4 por ciento). Considerando las principales 25 compañías, Boldt lideró el año con 210,2 por ciento. También mostraron muy buenos desempeños Molinos (155,9 por ciento) y Transportadora de Gas del Sur (112,41 por ciento).

Con un rendimiento muy bajo en el año, el dólar subió 19 centavos, hasta 4,01 pesos para la venta minorista. Un alza de 4,7 por ciento. El dólar mayorista, en tanto, terminó en 3,976, un crecimiento anual de 4,5 por ciento. Las condiciones ventajosas en el comercio internacional y la alta liquidez global hubieran impulsado incluso a la baja al dólar, aunque las compras del Banco Central lo contuvieron. Por eso, las reservas internacionales ayer sumaron 52.429 millones de dólares, cuando a principios estaban en 47.967 millones de dólares, un avance de 4462 millones a pesar de haber afrontado los vencimientos de deuda. Por su parte, el real brasileño cerró en 2,42 pesos, una suba de 7,5 por ciento en el año, mientras que el euro bajó de 5,54 pesos hace un año a 5,25 en que cerró ayer, cayendo 5,2 por ciento.


Compartir: 

Twitter
 

A principios de mayo, el MerVal subía apenas 3,3 por ciento, luego se disparó hasta 51,8.
Imagen: DyN
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared