ECONOMíA › CRUCE ENTRE BOUDOU Y OPOSITORES POR EL PRESUPUESTO

Otra pelea que se pone caliente

“La economía es como el amor, cuanto más caliente, mejor.” El ministro de Economía, Amado Boudou, utilizó esta frase –o aforismo veraniego– para cuestionar a los dirigentes de la oposición que reclamaron un enfriamiento de la economía, tras la prórroga del Presupuesto 2010. “Nosotros estamos para administrar con mucha seriedad. Hemos desendeudado al país, tenemos record de reservas y superávit fiscal. No hay años como éstos en la historia argentina. A ellos, cuando les tocó gobernar, hicieron lo contrario”, manifestó el funcionario. Anteayer, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner firmó un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) con la prórroga del actual presupuesto y la reedición del Fondo de Desendeudamiento.

Una vez conocido el DNU, distintas fuerzas de la oposición cuestionaron la medida. “El Gobierno promueve un crecimiento descontrolado del gasto público, que genera inflación y un incremento del número de argentinos bajo la línea de pobreza, y después adopta medidas parche que no logran paliar el deterioro social”, sostuvo el diputado Gustavo Ferrari, del peronismo disidente.

También se sumó a la discusión el jefe de los radicales en la Cámara baja, Ricardo Gil Lavedra. “Los decretos tienen que ser revisados por la Comisión Bicameral, pero lo notable es que el propio oficialismo impide el funcionamiento de esa comisión”, manifestó el radical, ex ministro de Justicia de la Alianza.

Tras las críticas, el titular de la cartera económica les respondió a los legisladores. “Me parece bastante perverso el planteo de la oposición. Primero no te dan el presupuesto y después te dicen que usás medidas administrativas para manejar los fondos. Esto lo prevé la Constitución. Tenemos que tomar las medidas necesarias para administrar”, justificó el funcionario. El Frente para la Victoria en Diputados intentó en dos oportunidades tratar el Presupuesto 2010 en el recinto, pero no logró alcanzar el quórum necesario, producto de la negativa opositora.

Por otro lado, el ministro cuestionó las recetas que piden enfriar la economía. “La restricción de la demanda es algo que lleva a la recesión y a cosas como las que pasaron en los años ’90, cuando uno de cada cuatro argentinos perdió su puesto de trabajo. El indicador de la construcción ha crecido en noviembre, y esto indica que no sólo crece el consumo sino también la inversión”, manifestó Boudou, quien también agregó que durante enero quedará concluida la negociación con el Club de París.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.