EL PAíS › EL PERONISMO DISIDENTE BUSCA SU LUGAR EN LA CIUDAD DE BUENOS AIRES

Entre el proyecto Pro y el proyecto propio

 Por Nicolás Lantos

El peronismo no kirchnerista enfrenta en la ciudad de Buenos Aires dificultades para instalarse en el atomizado mapa político porteño. Al hecho de que se trata de un distrito históricamente esquivo al justicialismo, debe tenerse en cuenta que tanto el PRO, como el Frente para la Victoria y Proyecto Sur, los tres principales espacios que competirán en 2011 por la Jefatura de Gobierno, cuentan con cierto arraigo peronista (cada uno muy a su manera), recortando la intención de voto de un sector que todavía no logra articularse. Sin embargo, los principales referentes nacionales del Peronismo Federal comienzan a mover sus fichas en el distrito: algunos buscan acercarse a Mauricio Macri, mientras que otros buscan imponer un candidato propio.

“Es muy prematuro hablar de eso”, contestan, de forma unánime, desde todos los sectores que conforman ese grupo variopinto que responde al nombre de Peronismo Federal. Pero lo cierto es que ya se comenzó a mover el avispero: el primero en lanzarse en ese sentido fue José “Pepe” Scioli, hermano del gobernador bonaerense, pero aliado de su principal rival, Francisco de Narváez. Los afiches con su nombre y su rostro, aunque no llevan ninguna referencia partidaria, están diseñados en sintonía con la campaña que el empresario nacido en Colombia está llevando a cabo en la provincia.

“Nosotros estamos trabajando solos, sin anunciar candidaturas –aclaran desde el equipo de trabajo del diputado que venció a Néstor Kirchner en las legislativas del año pasado–. Estamos tratando de incrementar nuestra fuerza y recién ahí pensar alianzas y candidaturas.” Con esa intención, con la llegada del verano, este otro Scioli comenzará a caminar la ciudad en compañía de De Narváez y otros aliados, como el legislador porteño Daniel Amoroso, que hace algunos meses abandonó el PRO para asumir como jefe de campaña del colorado en la provincia. A él le espera también un rol protagónico en la campaña porteña y probablemente un lugar expectante en la boleta.

De todas formas, la idea es esperar al segundo trimestre del año que comienza antes de definirse: no se descarta que se termine negociando con el macrismo una reedición de lo que fue el pacto tripartito que les dio la victoria en Capital y en la provincia de Buenos Aires en las legislativas de 2009. Esa misma lectura comparten desde el entorno de la tercera pata de ese equipo, Felipe Solá. “Hoy no veo que el Peronismo Federal sea una fuerza con mayores perspectivas si no es en una alianza”, admiten desde el entorno del titular de la bancada del PF en la Cámara baja. “Sin embargo, hay que esperar a ver cómo se alinea todo a nivel nacional”, aclaran.

En ese sentido, desde el duhaldismo sostienen que el ex presidente interino es el único capaz de articular a todo el peronismo opositor a nivel nacional. “Es muy probable que se llegue a un acuerdo con el PRO”, le confía a Página/12 un colaborador muy cercano al hombre de Lomas de Zamora, aunque, aclara “siempre que juguemos todos al proyecto nacional que encabeza Eduardo Duhalde”. Mientras tanto, y hasta tanto se definan las alianzas, hay varios nombres anotados para postularse a la Jefatura de Gobierno en caso de que no haya un acuerdo: en esa nómina aparecen tres economistas: el ex titular del Banco Central Martín Redrado; el ex viceministro de Jorge Remes Lenicov, Jorge Todesca (que ya lanzó su precandidatura hace dos semanas), y el ex ministro de Economía Roberto Lavagna, “si es que se decide a jugar en la ciudad.”

En el medio de este escenario comienza a destacarse una figura hasta ahora prácticamente desconocida: se trata de Martín Moyano Barro, un joven funcionario que integra el directorio del Instituto de la Vivienda de la Ciudad y que se jacta de ser el encargado de articular el armado peronista disidente porteño. Moyano Barro, referente de la agrupación Convocatoria Peronista, comenzó a asomar la cabeza recientemente: se lo pudo ver la semana pasada como ladero de Gerónimo “Momo” Venegas, mascarón de proa del sindicalismo duhaldista, en un acto del que participó buena parte del PF.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.