EL PAIS › LA PRESIDENTA DIO UN MENSAJE DE FIN DE AÑO Y PIDIO RECORDAR A NESTOR KIRCHNER

“Voy a redoblar el esfuerzo”

Cristina Fernández de Kirchner resaltó el crecimiento sostenido de la economía durante 2010, la baja en el índice de desocupación “llegando casi al 7,3 por ciento histórico” y la política de derechos humanos.

“Me comprometo a redoblar el esfuerzo, a quitarle horas a mi descanso y a mi sueño, como hacía él”, aseguró ayer la presidenta Cristina Fernández de Kirchner aludiendo al ex presidente Néstor Kirchner en un discurso de fin de año en cadena nacional. La jefa de Estado describió los logros de su gobierno durante el 2010 poniendo énfasis en el crecimiento sostenido de la economía, la baja en el índice de desocupación “llegando casi al 7,3 por ciento histórico” y la política de derechos humanos. También destacó que “a pesar de las diferencias que vamos a seguir teniendo, la Argentina es más democrática que nunca”.

En un inusual mensaje de fin de año –en los siete años que lleva el kirchnerismo en el gobierno nunca antes se había emitido un saludo por las fiestas– Fernández de Kirchner realizó un balance del año. “Fue un año de fuertes contrastes”, señaló la Presidenta y puntualizó que “en lo institucional un muy buen año para la Argentina, un excepcional año para la Argentina, que culmina sus 200 años de historia con el período de crecimiento económico y de inclusión social más importante creo de toda su historia”. Por cadena nacional, a las 21 de ayer, CFK remarcó el contraste con “el peor año” de su vida, debido a la pérdida de su compañero, Néstor Kirchner, hace dos meses.

Vestida de negro en riguroso luto y con las fotos familiares detrás, la Presidenta siguió la línea de los contrastes y destacó el “record de reservas” tras lo que mencionó que se “acordaba de que el año pasado exactamente a esta misma altura estábamos en medio de una feroz discusión, si las reservas sí, si las reservas no”. CFK se refirió al conflicto que provocó el entonces presidente del Banco Central, Martín Redrado, cuando se negó a pagar la deuda con fondos propios acumulados por el superávit y el crecimiento sostenido de la Argentina. Festejó que fuera “una discusión afortunadamente superada y con saldo positivo porque estamos con más de 5000 millones de dólares por encima de lo que teníamos en el momento de decidir el año pasado el pago de la deuda”.

En el mensaje, que se comenzó a grabar minutos antes del mediodía, Fernández de Kirchner hizo un racconto de los logros de su gestión durante el año. Este es “un año que termina con un masivo consumo popular, como se pudo ver en estas fiestas, con un crecimiento en el tercer trimestre del 9,1 en la actividad económica, con una desocupación del 7,4; hoy cerquita de ese 7,3 que había sido record y que seguramente vamos a alcanzar”, aseguró rememorando la cifra a la que se había llegado en el último trimestre del 2008 cuando la crisis económica comenzaba a preocupar a los Estados Unidos y Europa.

“Un año que culmina además con lo que se vino reclamando durante décadas: justicia, memoria y verdad para miles de argentinos. También nos enorgullece como país ser un ejemplo en materia de derechos humanos”, remarcó en el transcurso del mensaje, aludiendo a la seguidilla de condenas contra represores que hubo este diciembre, incluidas las cadenas perpetuas en cárcel común para los represores Jorge Rafael Videla y Luciano Benjamín Menéndez. Así, aprovechó para resaltar la tarea desplegada en ambos gobiernos kirchneristas en materia de derechos humanos, que incluyó la entrada en vigencia la semana pasada de la Convención Internacional para la Protección de todas las Personas contra las Desapariciones Forzadas, iniciativa que Argentina y Francia impulsaron en las Naciones Unidas.

La figura del ex presidente Kirchner la evocó sin poder mantener el aplomo que había sostenido hasta ese momento. “Cuando mañana (por hoy) 31 de diciembre a las 12 de la noche todos levanten su copa, les pido que piensen mucho en la Argentina, y en algún momentito, un segundo nada más, piensen también en él, porque él tuvo mucho que ver en este país que hoy tenemos todos.” Con la voz al borde del quiebre, en el fondo del despacho podía verse un pequeña réplica del afiche en el que se la ve junto a Kirchner abrazados, que fue uno de los más populares durante el funeral del santacruceño. La Presidenta recordó que Kirchner “puso mucho de su vida personal, de su vida familiar también porque en definitiva él dedicó su vida a las convicciones” y por ello solicitó también “que piensen en él, aun los que no lo quisieron, porque realmente hizo mucho para que hoy podamos tener esta Argentina y para que esta Argentina siga creciendo con la fuerza que todos nos merecemos”.

Sobre el final, CFK hizo hincapié en que “a pesar de las diferencias que vamos a seguir teniendo –eso también es parte de una sociedad plural, diversa, democrática– hoy la Argentina es más diversa, más plural y más democrática que nunca”. “Yo personalmente me comprometo a redoblar el esfuerzo, a quitarle horas a mi descanso y a mi sueño, como hacía él”, dijo. Terminó el discurso deseando “un muy feliz Año Nuevo y un mucho pero mucho mejor 2011”. Después de la grabación del mensaje se reunió con su hija Florencia y a las 14.10 tomó el vuelo que la llevó a Río Gallegos donde pasará el fin de año con su familia, de donde volverá el lunes para retomar la agenda presidencial.

Compartir: 

Twitter
 

CFK señaló que 2010 fue un muy buen año para el país y uno muy malo en el plano personal.
Imagen: DyN
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared