EL PAíS › EL CANCILLER EXPLICO POR QUE LA PRESIDENTA NO VIAJA A LA ASUNCION DE DILMA ROUSSEFF

“Está todo hablado con Brasil”

Héctor Timerman presidirá la delegación argentina al cambio de gobierno en Brasil. El canciller dijo que Cristina Kirchner no asistirá por razones personales. “Será la primera fiesta que pasa sin su compañero. No hagamos de esto un tema político”, insistió.

El canciller Héctor Timerman minimizó ayer la decisión de la presidenta Cristina Kirchner de no asistir mañana a la asunción de la jefa de Estado electa de Brasil, Dilma Rousseff. “Es un año complicado para la Presidenta y será la primera fiesta que pasa sin su compañero”, sostuvo Timerman, que presidirá la delegación argentina. “Está todo conversado con Brasil y no hay ningún problema. No hagamos de esto un tema político cuando es personal”, pidió.

De esta manera, el titular del Palacio San Martín justificó la ausencia de Fernández de Kirchner en el traspaso de mando, al tiempo que destacó que el nuevo ministro de Relaciones Exteriores de Brasil, Antonio de Aguiar Patriota, lo “honró con la primera (reunión) bilateral” que mantendrá como nuevo funcionario el domingo.

En declaraciones radiales, Timerman destacó que “son muy buenas” las expectativas que genera la asunción de Rousseff. Para el canciller, la presidenta electa encarna “la continuidad de las políticas de Lula (Da Silva)”, el actual mandatario brasileño, e insistirá con “el proceso de integración fantástico entre los países del Mercosur”. “Para los argentinos que no lo conocen, cerca de ella está Marco Aurelio (García), quien va a ser su principal asesor en materia de política exterior”, agregó. Aurelio García fue, durante todos estos años, el asesor de Lula.

Asimismo, el funcionario informó que durante su estadía en Brasil impulsará una reunión con cancilleres de la Unasur para consensuar el nombre que reemplazará a Néstor Kirchner al frente del bloque. “Es imprescindible nombrar un secretario general, pero hay pocos que tienen la altura de Kirchner, y esa sensación de dificultad para llenar ese vacío nos impide consensuar un candidato”, explicó. Sin embargo, reveló que hasta el momento “hay dos candidatos firmes”: la ex ministra colombiana María Emma Mejía y el ex ministro venezolano y titular de Pdvsa, Alí Rodríguez.

Timerman sostuvo que 2010 “fue un muy bueno año”, marcado por el “establecimiento de la Unasur como grupo de mucha influencia en la región”. Entre los hechos sobresalientes en América latina destacó las medidas económicas tomadas por Hugo Chávez y Evo Morales, mandatarios que “han elegido soluciones en defensa de los intereses populares”.

Consultado sobre el desplazamiento del subsecretario de Integración Económica, Eduardo Sigal, el canciller afirmó que la decisión se tomó para “oxigenar” el área. “La Cancillería no es un club de amigos –disparó–. Mis amigos son de afuera, así que si me llevo bien o mal (con un funcionario en el Palacio San Martín) es algo banal.” El ministro de Relaciones Exteriores remarcó que tiene “el derecho y la obligación” de rodearse “de la gente con la que creo podemos hacer la mejor administración posible. Fueron siete años de gestión (de Sigal) y me parece que hay que oxigenar” la subsecretaría.

Por último, Timerman hizo referencia a la negativa del Reino Unido a sentarse a negociar la soberanía de las Islas Malvinas. “Inglaterra no le hace caso a nadie. No atiende el teléfono y no quiere hablar del tema. ¿Qué podemos hacer? –se preguntó–. Al mismo tiempo realiza ejercicios militares que van en contra de lo que han firmado ellos mismos, y que no se pueden hacer sin avisarnos, porque Argentina es responsable de la seguridad de todas las naves” que transitan la zona, indicó.

Durante 2010, ambos países protagonizaron una escalada diplomática luego de que Londres autorizara la exploración de hidrocarburos al norte del archipiélago y la realización de ejercicios militares, tema por el que en octubre la Casa Rosada denunció al gobierno británico ante las Naciones Unidas y otros organismos multilaterales. “Hemos podido mostrarle al mundo que la decisión argentina es la de tener paz con Inglaterra, pero sin callarnos una situación que es anacrónica: la posición colonial del Reino Unido en Malvinas”, explicó Timerman, que en sintonía con el discurso presidencial insistió en que “no es un problema limítrofe sino una situación colonial que parece mentira (que ocurra) en el siglo XXI”.

Compartir: 

Twitter
 

Héctor Timerman dijo que el nuevo canciller brasileño lo “honró” con la primera reunión bilateral.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.