ECONOMIA › LAS MEDICIONES DE PRECIOS DE LAS CONSULTORAS ECONOMICAS. COMO LLEGAN A UNA INFLACION QUE DUPLICA O TRIPLICA LA DEL INDEC

Verdad revelada de los relevamientos privados

Ex funcionarios y lobbistas se han dado a la práctica, en los últimos años, de ensayar sus propios índices de precios, sin demasiado rigor por las exigencias técnicas que su elaboración seria demanda. Cómo son, qué precios relevan, cuántas consultas hacen.

 Por Roberto Navarro

Montados sobre la desconfianza generalizada que genera el Indice de Precios al Consumidor (IPC) del Indec a partir de 2007, varias consultoras privadas, la mayoría cercanas al establishment financiero, comenzaron a difundir sus propios índices de inflación. Estos registros fueron creciendo año tras año hasta llegar a estimaciones para el actual que proyectan índices anuales de hasta el 35 por ciento. La Secretaría de Comercio Interior les reclamó hace un mes que presenten sus métodos de medición. Dos consultoras, Efimac, de Miguel Kiguel, y abeceb.com, de Dante Sica, no llevan a cabo ningún tipo de encuesta o muestreo de precios. Realizan sus estimaciones utilizando una fórmula que computa la evolución de la emisión monetaria y el gasto público, un procedimiento que no tiene ninguna relación con la realización de un IPC. Fiel, que en los noventa fue presidida por Ricardo López Murphy, informó que realiza un muestreo de apenas 90 productos en 150 locales de la Ciudad de Buenos Aires; Ecolatina, la consultora fundada por Roberto Lavagna, informó que mide 80 precios, en 120 comercios, de los que 80 están radicados en la ciudad autónoma.

Desde hace cuatro años, cada vez más consultoras privadas emiten informes mensuales que envían a los principales medios de comunicación, en los que afirman que sus mediciones de inflación duplican y hasta triplican a las del Indec. Varios medios los publican sin chequear ni aclarar –como se realiza con cualquier encuesta– la metodología utilizada para estimar el índice inflacionario. Ante la desconfianza de los números del Indec y la fuerte difusión de estos registros privados, se instaló la idea de que la inflación real es la que pregonan estas consultoras. Así, estas cifras comenzaron a ser utilizadas para negociar aumentos salariales, alquileres y otros contratos.

La estrategia de estas empresas fue instalar la idea de una espiralización de la inflación. Así fueron aumentando sus estimaciones desde 2007. Este año, economistas reconocidos por su capacidad e independencia, como varios integrantes del Plan Fénix y profesionales de otras universidades, vienen anunciando que la inflación de 2011 será menor a la de 2010. Las razones que esgrimen es que el año pasado entre cuatro y cinco puntos del índice tuvieron que ver con el aumento del ciento por ciento de la carne, producto que en 2011 bajó. También señalan que está aumentando la oferta de bienes, hecho que equilibra las fuerzas del mercado. Esa asimetría le dio la posibilidad a la Secretaría de Comercio Interior de reclamar las metodologías de las consultoras privadas, que están anunciando una evolución de precios de entre el 25 y el 35 por ciento.

Página/12 tuvo acceso exclusivo a los informes de metodología que presentaron las consultoras ante la cartera de Comercio Interior. Lo que sigue es una síntesis de esas presentaciones.

Las consultoras de Miguel Kiguel y Dante Sica no realizan ningún tipo de encuesta ni muestreo de precios para estimar el IPC, hecho que jamás aclararon en sus informes mensuales. Estos economistas construyeron una fórmula con dos variables: el programa monetario del Banco Central, que indica la emisión de pesos que realizará en el año, y la evolución del gasto público. Esta metodología, con una fórmula más sofisticada que incluye datos como el nivel de empleo y la evolución de la masa salarial, entre otros, es utilizada en países como Estados Unidos e Inglaterra para tener una idea aproximada de la evolución de los precios del año. Pero no la dan a conocer porque saben que la inflación es un registro dinámico, que depende de una suma de variables que no se puede estimar con anticipación.

Ecolatina presentó un informe de su metodología de medición, que revela que realiza un muestreo con una cantidad pequeña de comercios y que sólo releva 80 bienes y servicios. El Indec utiliza 6000 comercios para medir la evolución de 400 bienes y servicios semanalmente. Las comidas fuera del hogar son relevadas por Ecolatina tomando en cuenta el menú del día de 15 restaurantes del microcentro. La indumentaria se mide tomando precios de zapatos de varón y mujer en 14 locales de la ciudad y dos de la provincia de Buenos Aires, ambos situados en shoppings. Educación la miden siguiendo la evolución de la cuota escolar de 30 colegios del Area Metropolitana, sin tener en cuenta los precios de útiles escolares, delantales, mochilas y otros elementos fundamentales para seguir la evolución de precios del sector. Cuidado Personal se releva siguiendo sólo el ítem corte de cabello, en 20 peluquerías de la ciudad y la provincia. Ecolatina sigue el precio del atado de cigarrillos, un producto eliminado del índice del Indec y de la mayoría de los países hace diez años.

Fiel, una de las fundaciones más ortodoxas del mercado, que apoyó la gestión de Domingo Cavallo en los ’90 y obtuvo importantes contratos del gobierno menemista durante diez años (cobró un millón de dólares por analizar la viabilidad del rebalanceo de precios telefónicos y le dio la razón a Telecom y Telefónica) realiza un muestreo telefónico en 150 comercios de la ciudad. En Cuidado Personal releva, por todo concepto, ocho gimnasios de la ciudad. Fiel mide “flores y plantas”, que nunca estuvo incluido en el índice del Indec.

Orlando Ferreres y Asociados, la consultora manejada por el ex viceministro de Economía de Carlos Menem y ex CEO de Bunge y Born, presentó la encuesta más pobre de todas las que se informaron. Sólo sigue la evolución de precios en supermercados de la Ciudad de Buenos Aires telefónicamente. Maneja una canasta total de 70 bienes y servicios, de los que sólo 12 son alimentos. En Indumentaria releva jeans y trajes de hombre; en Turismo, el precio de los hoteles en Mar del Plata; en Servicios Públicos, un ítem muy fácil de seguir, sólo mide telefonía y electricidad, y en Equipamiento y Mantenimiento del Hogar releva precios en una cadena comercial de electrodomésticos.

Miguel Bien y Asociados fue la consultora que presentó la encuesta más completa de los que contestaron el pedido de informes. Aunque insuficiente para considerarlo un índice de inflación, al menos mide todos los rubros que incluye el Indec. En Alimentos y Bebidas sigue la evolución de los precios que mide el índice oficial, pero sólo en cadenas de supermercados. Comidas Fuera del Hogar es el rubro más flojo: sigue el menú del día de 18 bares y restaurantes del microcentro. En Indumentaria se incluye ropa interior y exterior de varón y mujer y calzado de ambos sexos. En Gastos Comunes de Vivienda releva todos los servicios y las expensas. En Equipamiento y Mantenimiento del Hogar releva casas de electrodomésticos, supermercados y casas de decoración, pero a través de sus páginas web. Bein es el economista más moderado en sus estimaciones: para 2011 auguró una inflación del 21 por ciento, casi dos puntos por debajo de la que midió en 2010.

La Fundación Mediterránea informó a la Secretaría de Comercio que no mide precios y que sus informes económicos se basan en las mediciones de las consultoras privadas. Finsoport, la consultora de un ex viceministro de Eduardo Duhalde, Jorge Todesca, no contestó el pedido de la secretaría. En Comercio señalan que la ex funcionaria del Indec Graciela Bevacqua, desplazada en 2007 por el mismo secretario de Comercio, Guillermo Moreno, no pudo ser notificada “por no encontrarse sus oficinas en el domicilio fijo declarado”. La ex funcionaria se presentó en la secretaría y dio explicaciones que no se hicieron públicas, y que Moreno consideró insuficientes.

La Consultora Economía y Regiones, de Rogelio Frigerio, informó a Comercio Interior que realiza su muestreo sólo en la Ciudad de Buenos Aires y que la implementación práctica de su medición se realiza por Internet, dato que revela que no toma en cuenta a pequeños comercios, que no cuentan con páginas web. En su respuesta al requerimiento de la secretaría no especificó cuántos bienes y servicios releva. La Consultora M&S, de Carlos Melconian, informó que realiza una encuesta mensual telefónica en 100 comercios de la Ciudad sobre 90 productos, un muestreo que, por escaso y concentrado, no tiene las características mínimas indispensables para ser considerado un índice de inflación.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

Las mediciones de las consultoras privadas relevan menos comercios, sólo grandes, y a veces sólo por Internet.
Imagen: Jorge Larrosa
 

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared