ECONOMíA › LA JUSTICIA RATIFICO LA MULTA POR 300 MILLONES DE PESOS A LAS MAS GRANDES CEMENTERAS

El Club del Cemento se quedó duro

La Cámara de Casación rechazó una apelación de Loma Negra, Juan Minetti, Cementos Avellaneda, Petroquímica Comodoro Rivadavia y Cemento San Martín y confirmó una multa millonaria. Se las juzgó por cartelización, entre 1981 y 1999.

La Justicia convalidó multas por 300 millones de pesos para cinco cementeras acusadas por el Estado de realizar prácticas anticompetitivas. La Sala IV de la Cámara Federal de Casación Penal declaró inadmisibles los recursos de casación interpuestos por las empresas contra la sentencia de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Penal Económico que había dejado en firme la multa en cuestión. Las empresas acusadas son Loma Negra, Juan Minetti, Cementos Avellaneda, Petroquímica Comodoro Rivadavia y Cemento San Martín, como también la Asociación Fabricantes de Cemento Portland. Según la interpretación del tribunal, la multa ya quedó firme, por lo que sería de cumplimiento obligatorio por parte de las cementeras.

“Con la declaración de inadmisibilidad entiendo que la sentencia queda firme y las empresas deberán cumplirla. La defensa podrá hacer las presentaciones que quiera ante la Corte Suprema, pero el fallo ya fue remitido a la Cámara para su aplicación, entendiendo que se cumplió con todo el control judicial”, afirmó una fuente vinculada con la investigación. El tribunal también está compuesto por los magistrados Juan Carlos Gemignani, Mariano Borinsky y Luis María Cabral, quienes también consideraron que el caso era ajeno a la competencia de la Casación y ratificaron las sanciones pecuniarias impuestas.

La palabra clave es cartelización, es decir, la acción de haber “pactado acuerdos para mantener precios elevados a través de la concertación de cuotas”. Así había quedado caratulada la causa en 2005, cuando el ex ministro de Economía Roberto Lavagna acusó de este delito a las firmas más importantes del sector y a la asociación que las agrupa. En la denuncia también intervino la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC), manejada en aquella época por José Sbatella, hoy a cargo de la Unidad de Información Financiera.

El delito denunciado se había cometido sistemáticamente entre 1981 y 1999. Una de las pruebas que utilizó la CNDC para argumentar la acusación fue un libro (que nunca llegó a publicarse) escrito por Luis Jorge Capurro, representante de Loma Negra en el “Club de negociaciones de las firmas cementeras”. Ese texto sirvió como base para la investigación y multa por casi 300 millones de pesos.

“Hasta la época de la guerra de Malvinas la comisión directiva de la Asociación de Fabricantes de Cemento Portland manejó de manera muy reservada el reparto del mercado entre las empresas, pero la situación por la que atravesaba el país era muy preocupante y había que agudizar al máximo el ingenio. La solución fue comercial. Se estableció que los gerentes de ventas se reunieran en forma periódica para poder tomar soluciones concertadas rápidas también en cuanto a los precios. De esta manera quedó conformada la Mesa de Acuerdos, lo que aún es llamado en forma íntima el Club o Clubcito, dado su escaso número de integrantes. Todo se arreglaba en ese Club, y luego se coronaba el encuentro con un importante almuerzo o cena, bien regado, por supuesto”, escribió Capurro.

Según se desprende del libro citado, en la distribución de las cuotas de mercado, a Loma Negra le tocó el 48,38 por ciento, seguida por Cementos San Martín (12,34), Corcemar (14,64), Juan Minetti (10,62), Cemento Avellaneda (10,98) y el resto entre dos firmas pequeñas, Petroquímica y Sandrín.

La aplicación de la multa fue apelada por el conjunto de empresas bajo sospecha. La Cámara en lo Penal Económico resolvió a favor del Estado. Sin embargo, las empresas continuaron en su puja legal y recurrieron a la Cámara de Casación Penal. El año pasado, las compañías obtuvieron un fallo favorable por parte de la Sala IV de dicho tribunal. La jugada del Estado fue presentarse ante la sala y cuestionar al tribunal por no haberlo informado correctamente del fallo. Ante esta nueva apelación del Ministerio de Economía, Casación Penal –ahora con una nueva conformación– invalidó un fallo de la misma sala y ratificó la multa original del fuero Penal Económico, y declaró inadmisible la presentación de las cementeras.

Las sanciones fueron de 138,7 millones de pesos (Loma Negra), 100,1 millones (Juan Minetti), 34,6 millones (Cementos Avellaneda), 28,5 millones (Cemento San Martín), 6 millones (Petroquímica Comodoro Rivadavia) y 529.289 pesos (Asociación Fabricantes de Cemento Portland).

Compartir: 

Twitter
 

Las empresas se repartían cuotas de mercado. Loma Negra, la más grande, se quedaba casi con la mitad.
Imagen: Leandro Teysseire
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.