ECONOMIA › CRITICAS EMPRESARIAS AL CONTROL DE IMPORTACIONES

Sintonía fuera de foco

Empresarios reunidos en IDEA advirtieron que medidas del Gobierno en comercio exterior y en el mercado cambiario no se aplican como corresponde y generan mayores problemas.

 Por Cristian Carrillo

Desde Salta

“Cuando se usan mal, se desvirtúan herramientas que son válidas”, advirtió ayer el titular de la Unión Industrial Argentina, José de Mendiguren, en referencia a las medidas que utiliza el Gobierno para administrar el comercio exterior. El directivo participó de una nueva edición del Precoloquio de IDEA para la Región NOA, que se desarrolló en la ciudad de Salta. En el encuentro coincidieron disertantes y empresarios en apuntar “los peligros que entraña para la economía reducir la importación y no atacar los problemas de fondo, como la falta de inversión, el déficit energético y la inflación”. No hubo críticas respecto de la intención de pesificar la economía, pero sí a la manera en que se aplican los controles a la compra de moneda extranjera, aunque los empresarios consultados reconocieron que todavía no fueron afectados en el desarrollo de sus negocios.

El encuentro contó con un grupo reducido de asistentes que pudo darse cita en el Centro de Convenciones salteño. Muchos empresarios no arribaron ante la amenaza de que la escasez de combustible se extendiese todo el fin de semana, con motivo del bloqueo del sindicato de camioneros (que se levantó el jueves). A los que llegaron, la ciudad los acogió con un día frío, pero sin nubes ni viento y un sol que equilibró la baja temperatura. Algunas de las ausencias también respondieron al tono que se le da a este tipo de encuentros, menos beligerante que años atrás, tanto en las ponencias como en las declaraciones de pasillo. Los paneles ayer fueron críticos del Gobierno, incluso de empresarios y economistas que se definen afines a la actual administración. El eje central de las exposiciones fue la política de administración del comercio exterior y la falta de un plan industrial.

“Con el Gobierno tenemos objetivos comunes, como preservar el nivel de actividad y crecer en el comercio exterior. Pero nos diferenciamos en la forma”, indicó el titular de la UIA. El empresario textil criticó que se ponga en peligro la producción por las trabas a la importación de insumos: “No entienden que en la Argentina el nivel de actividad tiene relación directa con el nivel de importaciones”. Explicó que existen insumos con características de commodities –que pueden sustituirse– y otros específicos de cada industria. “Me encantaría tener un nivel de integración de 90 por ciento, pero si hoy quiero exportar autos tengo que importar insumos. Si no doy un plan de trabajo al producto, ni me lo ponen en línea de producción”, graficó.

Las críticas del presidente de la UIA también incluyeron al régimen de liquidación de divisas. “Si tengo que vender a 180 días es porque el mercado mundial funciona a 180. Decirme que lo traiga en 30 días es decir que no puedo exportar y lo que voy a lograr es el efecto contrario”, alertó. En ese sentido, coincidió Dante Sica, director de Abeceb.com: “La resolución 142 (régimen de liquidación de divisas, que se aplicó este año para acelerar el ingreso de divisas) sufrió ya cinco modificaciones, más 35 resoluciones particulares para 35 empresas. Esto demuestra que la medida es mala”, disparó. “No hay una política económica, sino reacciones económicas; y eso deja mucho margen para que la gente pueda especular con que el Gobierno aplica políticas discrecionales”, apuntó José María Fanelli, investigador y titular del Centro de Estudios de Estado y Sociedad (Cedes).

El diagnóstico de fondo se basó en la necesidad de incrementar el monto de inversiones, lo cual permitirá reducir las tensiones inflacionarias y a su vez el volumen de importaciones. Según evaluó Fanelli, la inflación se da por una oferta que no responde a los aumentos de la demanda. “En estos últimos años se creció por encima de la línea de producción potencial, lo que tensionó los precios. Esto requiere que se realicen inversiones para generar demanda agregada con un tipo de cambio apropiado”, manifestó el docente de la UBA.

La restricción externa que enfrenta el país podría incluso –según los disertantes– ser agravada por los controles a la compra de divisas. El razonamiento es que si sigue creciendo la brecha entre la cotización del dólar oficial y el blue, esta situación va a generar inflación, amenazando además los planes de inversión privada y, por ende, provocando recesión de la actividad. “Estas medidas de control de cambios no son inocuas para el resto de las actividades de la economía”, alertó Sica.

Compartir: 

Twitter
 

“Cuando se usan mal, se desvirtúan herramientas que son válidas”, advirtió José de Mendiguren.
Imagen: DyN
SUBNOTAS
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.