EL MUNDO › JAIME BAYLY ASPIRA LLEGAR A LA PRESIDENCIA DE PERU

Candidato outsider y provocador

Por ahora, el apoyo al presentador-escritor se concentra mayoritariamente entre los jóvenes de clase media y alta. Legalizar las drogas y el aborto y aprobar el matrimonio entre homosexuales son sus principales banderas electorales.

 Por Carlos Noriega

Desde Lima

Jaime Bayly, el presentador de televisión y escritor de 45 años que hace dos décadas escandalizó a la conservadora sociedad limeña con los detallados relatos de su bisexualidad y de su adicción a la cocaína (la que asegura ha quedado en el pasado), y que ha hecho de la provocación un estilo que le ha dado fama, ahora pretende convertirse en presidente del Perú. Lo que hace unas semanas se inició como algo que parecía una broma, una nueva provocación, cuando Bayly dijo una noche en su programa dominical de la televisión peruana que le gustaría ser presidente, ha comenzado a tomar cuerpo. Una reciente encuesta le da 5 por ciento de apoyo para la elección presidencial de abril de 2011, lo que no es un mal comienzo en un contexto de dispersión electoral. Hasta ahora, el apoyo a Bayly se concentra mayoritariamente entre los jóvenes de clase media y alta. Los analistas ya hablan de Bayly como el outsider de las próximas elecciones, una figura electoralmente rentable en un país decepcionado y cansado de los partidos tradicionales.

–¿Por qué quiere ser presidente de Perú? –le preguntaron en una conferencia con la prensa extranjera acreditada en Lima.

–No tengo una respuesta a esa pregunta. Si digo que quiero ser presidente porque tengo la vocación de servir a los más pobres, sentiría que estaría mintiendo. Querer ser presidente tiene que ver con una especie de compulsión por el juego, la aventura, el riesgo. Me aburre la vida predecible, sin riesgos. Entiendo la vida como una aventura permanente.

Bayly se ha lanzado a la aventura electoral con un discurso progresista en lo social y moral, pero que en lo económico no cuestiona el statu quo del modelo neoliberal. Sus primeras y más duras críticas se han dirigido contra las Fuerzas Armadas y la Iglesia Católica, dos instituciones clave del conservadurismo. De los militares ha dicho que son “inútiles” y “un cáncer”, los ha acusado de haber servido solamente para “dirigir dictaduras incompetentes y corruptas”, y ha prometido reducir drásticamente su presupuesto.

A la Iglesia Católica la ha definido como “retardataria”, “homofóbica” y enemiga de “la causa de la libertad”. Ha dicho que una de sus primeras medidas como presidente sería terminar con la subvención económica que el Estado le otorga a la Iglesia Católica y ha propuesto eliminar la obligatoriedad del curso de religión en las escuelas públicas.

Legalizar las drogas y el aborto, y aprobar el matrimonio entre homosexuales, son sus principales banderas electorales. De esta forma, Bayly introduce en el debate electoral temas que hasta ahora han sido tabú entre los políticos, y va mucho más lejos de lo que sus potenciales rivales están dispuestos a llegar. Según una encuesta de Ipsos Apoyo, la legalización de las drogas solamente es aprobada por el 7 por ciento de los peruanos, la del aborto por el 19 por ciento y el matrimonio homosexual por el 18 por ciento. “Soy consciente de que en estos temas estoy en minoría y que llevo las de perder porque estoy defendiendo ideas impopulares, pero no estoy dispuesto a cambiar mis ideas para ganar”, le dijo Bayly a la prensa extranjera.

En el terreno político, la propuesta más cuestionada de Bayly ha sido su apoyo a un indulto al ex dictador Alberto Fujimori (1990-2000), condenado a 25 años de prisión por violaciones a los derechos humanos y corrupción. Después de anunciar que como presidente indultaría a Fujimori, dio marcha atrás y propuso un referéndum para decidir la suerte del encarcelado ex presidente.

–¿Por qué cree que Fujimori debe ser indultado? –le preguntó Página/12.

–Mi propuesta inicial de un indulto presidencial a Fujimori fue imprudente, un error, por eso la he cambiado por la de un referéndum. Fujimori es culpable de la mayor parte de los delitos por los que ha sido condenado, pero creo que no se ha probado de manera irrefutable que él dio las órdenes para las matanzas de La Cantuta y Barrios Altos (que significaron la ejecución extrajudicial de 25 personas), aunque sí está probado sin ninguna duda que él fue cómplice de esas matanzas al proteger a sus autores. Es justo que Fujimori esté en la cárcel, pero me parece cuestionable la severidad de la pena a 25 años de prisión para alguien que en julio va a cumplir 72 años, porque eso equivale a cadena perpetua. Como este tema provoca división entre los peruanos y eventualmente puede provocar un clima de violencia, me parece que convocar a un referéndum para que los peruanos decidan si Fujimori debe quedarse en la cárcel hasta morir o si ya ha purgado una pena suficiente y merece ser liberado, sería una manera de buscar la paz social.

Preguntado sobre sus modelos políticos, Bayly, que en lo económico siempre ha estado ligado a la derecha y que por sus propuestas sociales se autodefine como de “izquierda liberal, o libertaria”, citó al jefe de gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero y a la presidenta chilena Michelle Bachelet. “Zapatero ha tenido el enorme valor de hacer una serie de reformas sociales liberales (aprobación del matrimonio entre homosexuales, legalización del aborto) que han modernizado a España. Bachelet ha hecho un magnífico gobierno. Me gusta el hecho de que sea madre soltera, agnóstica y de una izquierda liberal.” Con voz relajada, Bayly asegura que sus posibilidades de ganar las elecciones son pocas, pero dice que su candidatura servirá para “alegrar el circo”.

Compartir: 

Twitter
 

Los analistas en Perú ya hablan de él como el outsider de las próximas elecciones.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.