EL MUNDO › ASI LO CONFIRMARON LOS MEDIOS DE TEHERAN

La iraní Ashtiani no fue liberada

 Por Kim Sengupta *

La mujer iraní sentenciada a muerte por lapidación fue llevada a su casa para la reconstrucción de la escena del asesinato de su marido en 2006 y no fue liberada, dijeron ayer los medios iraníes. Los grupos de derechos humanos celebraron el jueves lo que ellos vieron como la salvación de Sakineh Mohammadi Ashtiani, de 43 años, después de que se dieran a conocer fotografías de ella y de su hijo Sajad Ghaderzade, quien también había sido arrestado en su hogar.

Una declaración en la televisión controlada por el Estado describió los informes de su liberación como una “campaña publicitaria de los medios occidentales”. Decía que las imágenes eran de un documental hecho en asociación con el Poder Judicial en el que la mujer era llevada a su casa para describir el asesinato de su marido.

En una declaración el canal Press TV, que actúa como vocero del gobierno de Teherán, dijo que “contrariamente a lo que había anunciado la vasta campaña de publicidad de los medios occidentales, que la asesina confesa Sakineh Mohammadi Ashtiani había sido liberada”, ella todavía estaba confinada. “Press TV arregló con las autoridades judiciales de Irán para seguir a Ashtiani a su casa para reproducir visualmente la escena del crimen.”

Se cree que el documental muestra a Ashtiani guiando al equipo de camarógrafos por la casa donde ella y un supuesto cómplice planearon asesinar a su marido en 2006. En un corto videoclip se la oye decir: “Planeamos matar a mi marido”.

También se dice que Ashtiani estuvo bajo presión de las autoridades para decir que la comunidad internacional la está usando en contra de Irán, y en la película se espera que ella reitere: “Están tomando parte por mí innecesariamente, yo no considero que sean para nada legítimos”.

Ashtiani fue condenada por adulterio y sentenciada a muerte en 2006. Más tarde fue condenada por asesinar a su marido, aunque su supuesta pareja fue perdonado por los hijos de ella bajo la ley islámica y liberado. La sentencia de Ashtiani fue subsecuentemente reducida a complicidad de asesinato y su sentencia fue reducida de diez a cinco años, pero las autoridades más tarde revieron el cargo de asesinato y algunos jueces dicen que debería ser ahorcada y condenada por ese cargo. La presión internacional llevó a que se abandonara la sentencia por lapidación.

Las imágenes surgieron después de que otra mujer iraní, Khadijeh Jahed, también conocida como Shahla, fuera ahorcada tras ser hallada culpable de asesinato. La sentencia de Jahed también fue centro de la preocupación internacional, y la decisión de seguir con la ejecución pareció demostrar que el régimen tomaba una posición dura hacia la presiones extranjeras en los temas de derechos humanos.

El Comité Internacional Anti Lapidación, que había hecho campaña a favor de Ashtiani, insistió ayer en que habían recibido informes fuertes pero no claros de que ella había sido liberada y está esperando más confirmación de Teherán. Después de que aparecieron las fotografías, Mina Ahadi, una vocera del grupo, declaró: “Este es el día más feliz de mi vida. Este día quedará escrito en la historia iraní, si no del mundo, como un día de victoria para los derechos humanos”. Otros que habían hablado en contra de la sentencia de lapidación, incluyendo al canciller italiano, Franco Frattini, y Maureen Harper, la mujer del primer ministro canadiense Stephen Harper, también recibieron la supuesta noticia de la liberación y dijeron: “Irán ha hecho el gesto de comprensión y clemencia que nosotros esperábamos...”.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Páginal12.

Traducción: Celita Doyhambéhère.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared