EL PAIS › NILDA GARRE ASUME EN SEGURIDAD. LA EX SENADORA MARITA PERCEVAL IRIA A DEFENSA

Se suman mujeres al gabinete

La ministra de Defensa dejará la cartera para hacerse cargo, a partir del miércoles, de la creación del Ministerio de Seguridad que comandará a la Policía Federal, la Prefectura y la Gendarmería. Julio Alak quedó con su cartera recortada.

 Por Nora Veiras

“Es una típica reacción kirchnerista: a grandes males, grandes remedios”, repetía un funcionario al evaluar el inesperado anuncio de la creación de un Ministerio de Seguridad que tendrá bajo su jurisdicción a la Policía Federal, la Prefectura y la Gendarmería. La ministra de Defensa, Nilda Garré, fue la elegida por Cristina Fernández de Kirchner para ponerse al frente de semejante desafío. “Es una persona en la que tengo plena confianza por la labor que ha de-sempeñado y fundamentalmente por su compromiso con la Justicia, con el derecho a la seguridad que tiene todo ciudadano y con el sistema democrático”, dijo la Presidenta al sorprender a anfitriones e invitados al acto por el Día Internacional de los Derechos Humanos. De inmediato, empezó la tómbola de nombres para ocupar el despacho en el Edificio Libertador. La ex senadora mendocina Marita Perceval sonaba anoche como la candidata más firme para suceder a Garré. La suerte del ministro de Justicia, Julio Alak, quien se habría enterado por televisión de que las fuerzas de seguridad dejarían de estar bajo su mando entró en tierras movedizas. “Por ahora sigue”, comentó un colaborador.

En Defensa, el staff de Garré no lograba sobreponerse al asombro. Algunos uniformados ensayaron, prestos, un diagnóstico ante Página/12: “Esta decisión muestra la asunción por parte de la Presidenta de la demanda social por seguridad y elige a una mujer incorruptible, con un compromiso profundo con los derechos humanos que realizó un cambio estructural en las Fuerzas Armadas. Es un reconocimiento a su trabajo”, repetía un alto oficial mientras los civiles que rodean a la ministra se preocupaban por “el difícil momento para crear de cero un ministerio en medio del incendio de Villa Soldati”.

Garré realizó a lo largo de cinco años en Defensa reformas estructurales en las Fuerzas Armadas. Llegó estigmatizada por su historia de militante de la Juventud Peronista y mujer y supo sobreponerse a los prejuicios y avanzar por sobre resistencias corporativas. La reforma del sistema de Justicia militar, tras sucesivos tropiezos la reestructuración del área de Inteligencia garantizando una inversión que no se había realizado en veinte años, el desarrollo de políticas de género, la profundización de las políticas de derechos humanos y la reactivación de proyectos científicos tecnológicos dibujaron otro perfil a pesar de las restricciones en materia presupuestaria.

“Quien asuma en Defensa se encontrará con un campo sembrado, en cambio en Seguridad habrá que empezar a preparar la tierra”, graficaba un funcionario. Apenas se escuchó a la Presidenta, los rumores sobre los candidatos a suceder a Garré empezaron a inundar los despachos. Desde el ex ministro de Seguridad de Eduardo Duhalde, en la Nación, y de Aníbal Ibarra en la comuna porteña, Juan José Alvarez, que volvió a coquetear con el kirchnerismo, hasta el actual embajador en Haití y ex viceministro de Garré José María Vázquez Ocampo, circularon por los despachos. Sin embargo, el nombre de la ex senadora y actual subsecretaria de Promoción de Derechos Humanos, Marita Perceval, era anoche el que muchos daban por hecho.

Desde que asumió el kirchnerismo en 2003, Perceval suena para ocupar la cartera de Defensa. Senadora nacional desde el 2001 hasta el 2009, profesora de Filosofía, egresada de la Universidad Nacional de Cuyo y especialista en cuestiones de género, ocupó durante años la presidencia de la Comisión de Defensa del Senado. Desde ese puesto aceitó lazos con el sector castrense y con especialistas en el área. Su buena relación personal con la Presidenta es destacada como una de las razones que la llevarían a reemplazar a Garré.

El alineamiento de Perceval con la política oficial le trajo algunos sinsabores en su provincia: en 2008 soportó un ataque de productores luego de haber votado por la Resolución 125 de retenciones móviles a las exportaciones de granos y oleaginosas. A poco de terminar su mandato en la Cámara alta, fue designada en reemplazo de Marta Oyhanarte como subsecretaria para la Reforma Institucional, dependiente de la Jefatura de Gabinete. Una mala relación con Aníbal Fernández terminó rápido con esa función hasta que recaló en la órbita de Justicia y Derechos Humanos.

Si los colaboradores de Garré estaban superados por el anuncio presidencial, entre los hombres de Alak el desconcierto era absoluto. En rigor, el manejo de las fuerzas de seguridad había quedado orgánicamente en esa cartera aunque la incidencia de Aníbal Fernández seguía primando desde que éste pasó de Justicia a Jefatura de Gabinete. La creación del nuevo ministerio pone en evidencia las fallas de esa estructura y el desafío de conducir a los agentes formados para garantizar la seguridad pública.

Compartir: 

Twitter
 

Nilda Garré, futura ministra de Seguridad. La subsecretaria Marita Perceval, candidata a Defensa.
 
EL PAIS
 indice
  • LA PRESIDENTA ANUNCIO LA CREACION DEL MINISTERIO DE SEGURIDAD. REUNION DE LOS GOBIERNOS NACIONAL Y PORTEñO EN LA ROSADA
    “Antes de abrir la boca, abramos la cabeza”
    Por Adriana Meyer
  • UN JOVEN DE 19 AñOS ES LA CUARTA VICTIMA FATAL EN EL INDOAMERICANO
    Rematado a tiros en el piso
    Por Carlos Rodríguez
  • PANORAMA POLITICO
    Macri Vainilla
    Por Luis Bruschtein
  • FERNANDO DE LA RUA FUE SOMETIDO A UNA OPERACION
    Al quirófano para una angioplastia
  • LLEGA EL SEGUNDO DEL DEPARTAMENTO DE ESTADO NORTEAMERICANO
    Una visita que viene caldeada
    Por Fernando Cibeira

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared