EL PAIS › QUIEN ES JULIO CAPELLA, EL BARRABRAVA DE HURACAN FOTOGRAFIADO DISPARANDO UN ARMA

Sindicalista con doble empleo estatal

Su propio abogado admite que trabaja en la obra social de empleados municipales y es miembro de la junta electoral de Sutecba, el sindicato del sector que también aportó al “vocero” de los que protestaron.

 Por Emilio Ruchansky

Julio Capella, el hincha de Huracán filmado con un arma el jueves pasado en el incidente en el Parque Indoamericano, de repente tiene más trabajos que amigos. Se habló de un puesto en el Estado nacional y se le atribuyeron distintos cargos en el gobierno porteño. En diálogo con Página/12, su abogado Rodrigo González pide réplica. Asegura que Capella trabaja en Obsba, la obra social de los empleados municipales, y es parte de la junta electoral de Sutecba, el Sindicato Unico de Trabajadores del Estado porteño. Del mismo gremio sería otra persona que aparece en varias fotos con un arma en la cintura, Alejandro. “Es él pero no vive acá. No voy a dar más datos”, dice antes de cortar Luisa Noemí Gómez, su ¿ex? mujer. También pertenece al Sutecba el delegado Chacho Alvarez, que organizó y alentó a sus vecinos a marchar y se despachó por televisión.

“No puedo adelantar su defensa, pero antes de acusarlo de algo hay que probar si el elemento que tiene en la mano es un arma, porque tranquilamente puede ser una réplica. Y si es apta para el disparo, si funciona el percutor”, recita González. Y sigue: “Capella dice que no disparó y en los videos que analizamos, no se ve que se le mueva el brazo por la salida de una bala ni que lo flexione, ni que la gente que está alrededor se agache, como si se oyera un disparo”.

El abogado presentó dos escritos ante el juez de instrucción, Eliseo Otero. Uno con la designación de él como defensor, el otro poniendo a disposición del juzgado a Capella y solicitando una declaración indagatoria de su cliente para dar su versión de los hechos. Por el momento, asegura, Capella no tiene pedido de captura y aunque no quiera adelantar los fundamentos de su defensa, Rodríguez comentó que Capella no vive en Villa Soldati o Lugano, pero fue hasta allí para defender a su familiares, primos y tíos “que lo llamaron desesperados”.

Capella, de 34 años, jugó en la Primera A en el Club Deportivo Español, donde hoy no entrenan futbolistas sino los agentes de la Policía Metropolitana. Luego emigró a Italia para probar suerte en un club del ascenso. Volvió en 2005 y siguió desde la tribuna al equipo de sus amores: Huracán. Es cuñado de Pablo y Claudio Respinis, jefes de la barra brava del club de Parque Patricios, y es familiar de Carlos Hugo Capella, histórico masajista de Boca Juniors. “Pero no es un barrabrava, no tiene antecedentes penales ni orden de inadmisión en el club”, dice su abogado.

El Cabezón, como apodan a Capella, fue filmado y fotografiado sin camisa, con gorra negra y pantalón rojo largo, maniobrando un arma que escondía en su remera, durante la tarde-noche del jueves en la inmediaciones del Parque Indoamericano. Pero en este primer enfrentamiento entre los vecinos de Soldati y los ocupantes de un olvidado sector del parque, cercano al puente Escalada, también estuvo Alejandro, de remera blanca y jean celeste, que salió retratado mientras guardaba una pistola corta. Alguien relacionado con un legislador porteño lo reconoció y dice que pertenece a Sutecba y vive cerca del Parque Avellaneda, en Rodó 4236.

Noemí Gómez, la mujer que atendió el teléfono en el departamento mencionado por la fuente, hizo una pausa luego de oír que preguntaban por el hombre que salía en varios diarios y noticieros con un arma en la cintura. “¿Está ahí? ¿Se puede hablar con él?”, preguntó este diario. “Estamos separados”, dijo luego de confirmar que era él. Un tercer hombre armado de pantalones cortos claros, remera y gorra negra fue fotografiado, pero de espaldas, así que nadie pudo reconocerlo aún.

Los otros disparos partieron de los balcones de los edificios de la Avenida Castañares, que según afirman fuentes de la Auditoría General de la ciudad fueron adjudicados por sorteo pero en los que varios jerarcas de Sutecba y sus familiares “se quedaron con una buena tajada” de los departamentos. La presencia en esos edificios de dirigente de media y alta jerarquía del sindicato tendría relación con una misteriosa asociación sin fines de lucro: La mutual 23 de Mayo.

Tal como figura en su página web, el teléfono de la mutual es un interno de la Legislatura porteña. Desde esta asociación salió un plan de viviendas en 2003, que incluye esos departamentos a pagar en comodísimas cuotas y con vista al Parque Indoamericano. Será por esto que un delegado del Sutecba de la Dirección General de Administraciones de Infracciones porteña, Chacho Alvarez, organizó activamente la marcha del jueves que derivó en el enfrentamiento entre vecinos de las torres y ocupantes del Parque Indoamericano. Y hasta se mostró como un vocero de la protesta.

Con una remera gris y una gorra azul con líneas amarillas en el medio (es fanático de Boca), hizo gala de su diplomacia sindical esa noche después de los incidentes: “Exigimos que venga la Metropolitana y la Federal, nos llenaros de balas y piedras. Queremos seguridad para nuestras familias y nuestros hijos porque esta usurpación nos compete a todos los vecinos. Vamos a hacer una marcha pacífica a las siete de la tarde y les pedimos a los vecinos de la ciudad que nos acompañen con cacerolazos”.

Ayer la marcha fue menos pacífica y sumó más muertes a la toma. Al parecer, hay muchos interesados en la resolución violenta del conflicto.

Compartir: 

Twitter
 

La foto de Capella arma en mano, con gorra y sin remera.
SUBNOTAS
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared