EL MUNDO › EL HURACAN CAUSO LA MUERTE DE 88 PERSONAS EN EE.UU.

“Sandy fue una tormenta devastadora”

El número de muertos en Estados Unidos a causa del huracán Sandy ascendió ayer a 88, según informó la cadena de noticias CNN, sin suministrar más detalles. Por segunda vez en el día, la emisora actualizó la cantidad de víctimas, que horas antes se cifraba en 76. Entre los muertos se encuentran muchas personas que figuraban como desaparecidas, agregó la misma fuente. La emisora de televisión NBC informó que en Staten Island, en Nueva York, se hallaron los cuerpos de dos niños, de dos y cuatro años. Al parecer, los menores fueron arrancados de los brazos de su madre por el paso de Sandy. El huracán ya había causado la muerte de 67 personas en el Caribe (ver aparte).

La tormenta, sin embargo, no afectó por igual a todos los habitantes de Nueva York: mientras algunos perdieron todas sus pertenencias, para otros la vida sigue igual, como si nada hubiera ocurrido. La ciudad ofrecía ayer dos caras muy distintas. Hay quienes se levantan como cada mañana, toman una ducha caliente, hacen café, leen cómodamente el periódico y van al trabajo. Y están quienes inician el día en la oscuridad, se congelan por culpa de una calefacción que apenas funciona y ven cómo se estropea su comida en una heladera que no funciona. En el peor de los casos, ya no tienen un techo sobre sus cabezas.

“Fue una tormenta devastadora, quizá la peor que hemos vivido nunca”, dijo el alcalde de la ciudad, Michael Bloomberg. “Horrible”, describió el senador Charles Schumer la situación tras un vuelo de reconocimiento sobre la ciudad. Muchas zonas parecen Londres o Dresde después de los ataques de la Segunda Guerra Mundial. “Nunca había visto antes así a Nueva York”, contó el gobernador Andrew Cuomo. No obstante, la vida sigue igual para muchos neoyorquinos.

Tras el paso del huracán todavía hay millones de personas sin suministro eléctrico en Estados Unidos. Dos tercios de los habitantes afectados por el corte de energía viven en Nueva York y Nueva Jersey. Por otra parte, se ha puesto en marcha una campaña solidaria: la Cruz Roja ya recaudó más de 11 millones de dólares para las víctimas y damnificados. A los donativos de famosos y empresas se unen los de donantes anónimos.

Los daños ocasionados por el huracán podrían alcanzar los 50.000 millones de dólares, según estimó la consultora de riesgos Eqecat en Oakland. De acuerdo con estos datos, se desprende que Sandy golpeó a Estados Unidos mucho más fuerte de lo que se esperaba. En un primer momento, Eqecat estimó las pérdidas económicas entre 10.000 y 20.000 millones de dólares, de los cuales las aseguradoras iban a tener que afrontar entre 5000 y 10.000 millones de dólares.

Por su parte, especialistas de la competidora AIR Worldwide cifraron hasta ahora las pérdidas aseguradas en entre 7000 y 15.000 millones de dólares. Según Eqecat, el incremento se debe sobre todo a los daños ocasionados por el huracán en el sistema de energía y distribución. Muchas empresas tienen seguros para estos casos.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.