EL MUNDO › EL PD VOTA DIVIDIDO EN ITALIA

Humo negro

 Por Elena Llorente

Desde Roma

Fumata negra ayer en el Parlamento italiano, que luego de dos votaciones no logró elegir al nuevo presidente de la república. Pero lo que más escándalo, división y descrédito causó no fue el fallido hecho electoral, sino la decisión del Partido Democrático y su líder, Pierluigi Bersani, de apoyar, junto al centroderecha de Silvio Berlusconi y al centro del primer ministro dimisionario Mario Monti, un único candidato: Franco Marini, ex sindicalista, ex presidente del Senado, de origen democristiano que luego pasó a las filas del centroizquierda. Y este apoyo a Marini dividió al PD, que hasta ahora se había mantenido compactado en torno de su líder, porque unos cuantos militantes y dirigentes se dijeron sorprendidos y desilusionados con la decisión de Bersani.

En la primera votación, en efecto, realizada en horas de la mañana, Marini consiguió 521 votos. Pero las leyes exigen, en las primeras tres votaciones, que para resultar elegido el candidato consiga dos tercios de los votos, es decir 672. Son 1007 los que tienen derecho a votar, 319 senadores, 630 diputados y 58 delegados regionales elegidos para esta ocasión.

El escaso número de votos a Marini –dado que muchos esperaban que por los acuerdos realizados fuera elegido en la primera vuelta– fue el resultado de los desilusionados del PD principalmente. El alcalde de Florencia, Matteo Renzi, en primer lugar, quien de entrada dijo que él y los suyos no votarían a Marini porque no era el candidato adecuado para este momento histórico, y propuso a Sergio Chiamparino, ex alcalde de Turín. “No logro entender la elección de Marini como candidato –declaró, por su parte, la diputada del PD Laura Puppato–. Entiendo que la situación del país es difícil, pero no comprendo esta imprevista inversión de tendencia.” Puppato hacía alusión a las insistentes declaraciones de Bersani, quien desde hace meses está diciendo que no haría ningún acuerdo con Berlusconi. “No pido la renuncia del secretario –agregó Puppato, que fue una de los cuatro candidatos que compitieron en las primarias que el Partido Democrático hizo antes de las elecciones de febrero–, pero esperamos un candidato que refleje al centroizquierda. Y lo mejor sería que fuera una mujer... Eso sí que sería dar señales de un verdadero cambio en el país.”

A la diputada Puppato le respondió su colega de partido y diputado Cesare Damiano, también él ex sindicalista. “Pese a todos los que critican la elección de Marini, debo decir que es una persona excelente, seria, transparente, preparada. Y dada su larga experiencia como sindicalista, está preparado para escuchar a todos los que están pasando por una difícil situación hoy en día, como los desocupados o los precarizados”, dijo. No fueron sólo Renzi y Puppato, también Izquierda, Ecología y Libertad, de Nicchi Vendola, principal aliado del PD, se rebeló contra la decisión de Bersani y anunció que votaría al candidato de los “grillinos”. Lo hicieron también gente de la base que participó de una manifestación no muy numerosa, pero sí ruidosa, frente al Parlamento, contra Marini.

Dentro del Partido Democrático, de todas maneras, el juego no está cerrado y se esperan novedades de la reunión que la dirección mantuvo anoche.

El Movimiento Cinco Estrellas, de Beppe Grillo, llevó adelante la candidatura de Stefano Rodotà, jurista que fue miembro del Parlamento italiano y Europeo en varias oportunidades. Según la diputada “grillina” Roberta Lombardi, “Bersani ahora tiene la oportunidad de demostrar que realmente quiere el cambio del que tanto habla, votando a Rodotà”.

En la segunda votación, el nombre de Marini casi había desaparecido porque las disputas hicieron que el PD llamara a los suyos al voto en blanco. En esta segunda votación, en efecto, el voto mayoritario fue en blanco (418) contra los 230 conseguidos por Rodotà, el candidato más votado. En otras palabras, las dos votaciones para elegir el décimo segundo presidente de la república italiana fueron tan confusas como lo es en general la situación política del país que, desde fines de febrero, cuando se realizaron las elecciones, trata de formar un gobierno sin conseguirlo. Hoy, viernes, habrá otras dos votaciones y si en la tercera no hubo ningún candidato elegido, en la cuarta a los candidatos les bastará conseguir la mayoría absoluta de los votos, es decir 504.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.