EL MUNDO › HABLO DESDE HONG KONG EL JOVEN QUE FILTRO EL ESPIONAJE

El topo se destapó

“No estoy aquí para esconderme de la Justicia. Estoy aquí para revelar delitos”, dijo Snowden. Y aseguró que Washington espía a Beijing y está presionando para que lo extraditen.

Edward Snowden, responsable de filtrar el programa de vigilancia de las comunicaciones de Estados Unidos, aseguró ayer que este último lleva años espiando a China y Hong Kong. Snowden concedió la entrevista al diario South China Morning Post de Hong Kong desde un lugar secreto de la isla tras abandonar el lunes el hotel en el que se encontraba. “No estoy aquí para esconderme de la Justicia. Estoy aquí para revelar delitos”, sostuvo.

Su declaración se produce tras un período de mutuas acusaciones de ciberespionaje entre Washington y Beijing, y después de que éste fuera uno de los temas prioritarios de la agenda estadounidense en el reciente encuentro que mantuvieron en California el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y su par chino, Xi Jinping.

Precisamente, las primeras revelaciones que Snowden ofreció en exclusiva a los diarios The Washington Post y The Guardian coincidieron con el comienzo de la cumbre entre los mandatarios, los pasados días 7 y 8. La filtración de Snowden restó autoridad a Wa-shington a la hora de reprender a Beijing por sus supuestas actividades de ciberespionaje, denunciadas por varias fuentes estadounidenses, entre ellas el propio Pentágono. Snowden no sólo aseguró que su país espía a China, sino que aseveró que fuentes de confianza le han confirmado que Washington estaba intimidando a Hong Kong para que lo extradite. “El gobierno de Estados Unidos haría lo que fuera para impedir que filtre más información”, subrayó. Hong Kong tiene un tratado de extradición con Estados Unidos, que Wa-shington podría utilizar para que Snowden regresara a este país. No obstante, no se tiene constancia de que Estados Unidos haya enviado ya una orden de extradición, aunque Washington ha afirmado que está realizando una investigación, registrando la residencia de Snowden e interrogando a sus amigos y familiares. Snowden, que en la entrevista afirmó que no se ha atrevido a contactarse con sus allegados, podría optar por apelar la orden de extradición o por pedir el estatus de refugiado en la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) en Hong Kong. En caso de extradición, Beijing podría decidir intervenir, pero no está claro bajo qué grado de autoridad.

“Soy sólo un estadounidense: ni un héroe ni un traidor”, se definió Snowden, un joven de 29 años que trabajó como técnico para la CIA y para una empresa privada que es una subcontratista de la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos (NSA). Asimismo, subrayó que luchará contra cualquier intento de extradición y que su intención es pedir a los tribunales y el pueblo de Hong Kong que sean los que decidan su destino.

“La gente que piense que he cometido un error eligiendo Hong Kong como destino ha malinterpretado mis intenciones”, se refirió en relación con su decisión de optar por Hong Kong como refugio, lo que ha sido muy cuestionado por la condición de la isla de región administrativa especial de China. El joven afirmó que ha tenido numerosas oportunidades de huir de Hong Kong, pero que prefiere quedarse y luchar contra el gobierno de Estados Unidos en un juzgado. “Tengo fe en la ley de Hong Kong. No he cometido ningún crimen en la isla y no me han dado ningún motivo para dudar de su sistema legal”, agregó.

Compartir: 

Twitter
 

Snowden podría pedir el estatus de refugiado.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.