EL MUNDO › HOY SE VOTA EN URUGUAY CON EL FA AL FRENTE EN LOS SONDEOS

Tabaré no la tiene fácil

También se decide la conformación del Congreso y se vota un plebiscito sobre la baja de la edad de imputabilidad de 18 a 16 años. Los pronósticos auguran que habrá segunda vuelta. Lacalle y Vázquez se disputan el voto joven.

 Por Mercedes López San Miguel

La continuidad de los logros de una década de gobiernos del Frente Amplio (FA) o el cambio que promete la oposición: con esta disyuntiva podrán votar hoy los más de 2,6 millones de uruguayos que están convocados a las urnas. El ex mandatario Tabaré Vázquez lidera los sondeos, seguido por Luis Lacalle Pou, del Partido Nacional, y Pedro Bordaberry, del Partido Colorado, en unas elecciones que casi seguramente tendrán una segunda vuelta y en donde también se decide la conformación del Congreso y se vota un plebiscito sobre la baja de la edad de imputabilidad de 18 a 16 años. La fórmula frenteamplista Tabaré Vázquez-Raúl Sendic será la más votada según todas las encuestas –con una intención de voto de entre el 42 y el 44 por ciento– pero no alcanzaría el 50 por ciento más uno necesario para evitar el ballottage el 30 de noviembre. La coalición de centroizquierda hizo campaña resaltando las conquistas sociales y la agenda de derechos conseguidos durante dos gobiernos del FA: reducción de la pobreza –pasó del 40 por ciento en 2004 al 10 por ciento en la actualidad–, crecimiento económico con distribución del ingreso y aprobación de las leyes de aborto, matrimonio igualitario y legalización de la marihuana. Daniel Martínez, senador del FA que aspira a ganar la reelección, señaló a Página/12 los objetivos a futuro. “En un tercer gobierno vamos a diversificar la matriz productiva y generar una gran inversión en educación, para lograr un gran cambio estructural. Esperamos que la gente reedite la confianza en la izquierda uruguaya.”

Luis Lacalle Pou, hijo del ex presidente Luis Alberto Lacalle, recordado por sus políticas neoliberales, armó fórmula con Jorge Larrañaga, y juntos lanzaron una campaña “por la positiva”, esto es, evitando confrontar con el oficialismo y prometiendo que, de acceder al gobierno, no pondrán fin a los programas sociales. Sin embargo, entre sus planteos figuran derogar la ley de ocho horas para los trabajadores rurales y la ley de matrimonio igualitario, así como flexibilizar el Mercosur, para que los países socios puedan acordar tratados de libre comercio por fuera del bloque. Lacalle Pou tiene una intención de voto de entre el 31 y el 32 por ciento, que le garantizaría su pase a segunda vuelta. Otra clave de su campaña, efectiva según varios analistas y que le ha valido el apodo mediático de “Lacalle Pop”, ha sido su imagen y su mensaje, muy desestructurado, acompañado en numerosos actos por música y baile y con mucha presencia de jóvenes militantes. Sus críticos señalan que su discurso político es vacío y que pese a su actitud positiva, como diputado nunca apoyó medidas del oficialismo que ahora defiende.

Jorge Lanzaro, profesor de Ciencia Política en la Universidad de La República, afirma a este diario que el Partido Nacional apostó a un candidato joven –de 41 años–, con un mensaje que se corrió de la derecha al centro. “Lacalle Pou es un chico de los barrios ricos de Montevideo, que representa la frescura y la renovación. Ha logrado ubicarse en el lugar del cambio, y el Frente Amplio en la posición del continuismo. El Frente Amplio generalmente tenía un dominio sobre el electorado joven, y ahora eso está cambiando.”

Pedro Bordaberry, hijo del dictador Juan María Bordaberry, por segunda vez se presenta a la carrera presidencial y nuevamente los sondeos lo ubican en un tercer lugar, con una intención de voto entre 15 y 17 por ciento. De cara a la segunda vuelta, se prevé que el candidato colorado dé su respaldo a Lacalle Pou, el rival con mayor cercanía ideológica. Bordaberry consiguió las firmas para realizar hoy una consulta que decidirá si reforman la Constitución a fin de bajar la edad de imputabilidad de 18 a 16 años, una propuesta que es respaldada por Lacalle Pou. Pero los sondeos sobre el referéndum muestran un escenario incierto. Según Equipos Mori, un 54 por ciento está a favor de la reforma constitucional para bajar la edad de imputabilidad, en cambio Interconsult indicó que un 41 por ciento de los encuestados planea apoyar la iniciativa.

El senador del FA Martínez afirma que no hay soluciones mágicas, y que la oposición se equivoca. “Juzgar a los gurises pobres como si fueran mayores no va a solucionar el tema de la seguridad. Esos jóvenes que quieren juzgar son los que nacieron y crecieron en la peor crisis del 2002, efecto de las políticas neoliberales. En Uruguay existe un código especial para niñez que implica la posibilidad de prisión y confinamiento con reglas especiales para jóvenes de 13 a 18 años. Estamos absolutamente en contra de la baja.” El legislador se refirió al Sistema de Responsabilidad Penal vigente desde 2011. Según datos del departamento estadístico de la Corte Suprema, las infracciones cometidas por menores constituyen el 5,9 por ciento del total de procesados del país, y de todos los delitos cometidos por adolescentes, un 2 por ciento son contra las personas –como homicidios o ataques sexuales– y el 98 por ciento son robos o hurtos.

A todo esto, la coalición gobernante podría perder la mayoría en el Congreso, según anticipan las encuestas. El presidente José Mujica, quien dejará la presidencia con altos niveles de popularidad, aceptó encabezar las listas al Senado de su sector dentro del FA, el Movimiento de Participación Popular –MPP–. Ello, según dijo, porque la probable pérdida de la mayoría parlamentaria hará que la próxima legislatura sea de “mucho diálogo y negociación”, condiciones que le reconocen incluso sus opositores.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

Tabaré hizo campaña resaltando las conquistas sociales y la ampliación de derechos.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared