EL MUNDO › LA OPOSICION VINCULA LAS FALENCIAS EN EE.UU. CON EL GASTO MILLONARIO EN LA GUERRA

JFK pone toda la carne al asador iraquí

El candidato John Kerry atacó a Bush por dirigir “de modo catastrófico” la invasión a Irak, un día después que se supiera que las bajas norteamericanas llegan a mil y el vice Cheney afirmara que la elección de un gobierno demócrata traería más ataques terroristas.

Por Rupert Cornwell *

John Kerry lanzó un ataque feroz contra George Bush sobre Irak y acusó al presidente de haber seguido una dirección catastrófica en el manejo de la invasión en el 2003 y sus consecuencias, despilfarrando cientos de miles de millones de dólares que podrían haberse gastado mucho mejor en la propia nación.
En un discurso en el Museo Central de Cincinnati, donde Bush había lanzado la rigurosa advertencia sobre la amenaza que representaba Saddam Hussein en octubre del 2000, Kerry acusó a su oponente de “precipitarse hacia la guerra sin un plan para ganar la paz... Dos años después de que hablara en el mismo lugar, sabemos cuán equivocadas fueron sus decisiones”, declaró el candidato presidencial demócrata, el día después de que la cifra de bajas en Irak alcanzó las 1000.
El país ha pagado un “intolerable” precio en vidas, mientras que el Pentágono ha admitido que regiones enteras de Irak se hallan bajo control insurgente. El agresivo discurso, que conecta directamente a Irak con las temáticas domésticas, señaló un cambio táctico de Kerry, cuya aparente indecisión e inconstancia le han permitido a Bush y al vicepresidente Dick Cheney rotularlo como “veleta”, no merecedor de la confianza para proteger el país.
El martes, Cheney incluso advirtió que la elección de Kerry y de su compañero de fórmula, el senador John Edwards, llevaría a nuevos ataques terroristas contra Estados Unidos –una acusación que los demócratas consideraron poco honorable por traficar con el miedo, propia de oponentes que se rebajarían a cualquier cosa por mantenerse en el gobierno (ver nota aparte)–. Pero el continuo martilleo ha sido efectivo, ya que los republicanos han ganado tanto la iniciativa en la campaña como un liderazgo en las encuestas luego de la convención partidaria en Nueva York. Ayer, sin embargo, el senador de Massachussets salió sin inhibiciones, en un estilo que confortó a sus seguidores.
El presidente ha admitido tardíamente sus “errores de cálculo” en el período de posguerra, dijo Kerry. “Pero el verdadero error de cálculo fue ignorar el consejo que se le dio. Y cuando no le gustó lo que escuchaba, incluso despidió a su jefe de Estado Mayor del Ejército.” La referencia era por el general Eric Shinseki, censurado y luego efectivamente forzado a retirarse después de que advirtiera antes de la guerra que “varios cientos de miles” de tropas serían necesarios para fiscalizar la reconstrucción de Irak, en contraste con el ahora desacreditado reclamo del secretario de Defensa, Donald Rumsfeld, y de su asistente Paul Wolfowitz de que una fuerza menor podría hacer el trabajo.
Pero desafiando a Bush por su cuenta, y arremetiendo contra Irak, Kerry está apostando a que las ascendentes pérdidas norteamericanas y el ininterrumpido caos en el campo de batalla pondrán nuevamente a la guerra en el centro de la campaña, a menos de ocho semanas del día de las elecciones, el 2 de noviembre. Hasta ese punto, el presidente ha eludido sus responsabilidades en el tema, presentando a Irak (en las raras ocasiones en que la menciona) como parte de una “guerra contra el terror” total, donde su performance es altamente criticada por los votantes.
Ayer, el demócrata citó las “decisiones erróneas” sobre Irak para resaltar las deficiencias de las políticas domésticas de la administración Bush. La guerra, dijo, ha sido una pérdida de dinero que podría haberse destinado a educación, empleo y salud pública en Estados Unidos y en darle al país capacidad para ser más independiente energéticamente. “200 mil millones de dólares para Irak, pero nos dicen que no pueden afrontar programas de cuidado posescolar de nuestros niños”, declaró. “200 mil millones en Irak, pero nos dicen que no pueden afrontar la cobertura médica de nuestros veteranos; 200 mil millones en Irak, pero nos dicen que no pueden afrontarel mantenimiento de cien mil policías en nuestras calles.” En cambio, Kerry prometió cerrar los agujeros impositivos que permiten a las compañías norteamericanas llevar el trabajo afuera y hacer que la cobertura médica sea “accesible para todos los norteamericanos”. Su contraataque llegó cuando Bush fue asediado por haber evitado el servicio en Vietnam, al ganarse un puesto en la Guardia Nacional Aérea en Texas.
Los críticos renovaron ayer sus embestidas respecto de cómo el presidente usó sus conexiones familiares para evitar el reclutamiento y que una vez en la guardia Bush eludió algunas de sus obligaciones. Mientras tanto, el Washington Post informó que los asesores de campaña de Bush ofrecen ser parte de sólo uno de los debates presidenciales de otoño, en vez de los tres estipulados por la comisión no partidaria que organiza los eventos. La mayoría de los observadores esperan que Kerry tenga una buena actuación en los debates.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página 12.

Traducción: Alicia B Nieva.

Compartir: 

Twitter
 

La fórmula demócrata de los dos John, Kerry (der.) y Edwards (izq.), haciendo campaña.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.