EL MUNDO

Mientras avanza la investigación del complot, musulmanes critican a Blair

Los interrogatorios de los sospechosos detenidos por su supuesto rol en un plan terrorista para hacer explotar 10 aviones en pleno vuelo revelaron un nexo con la red Al Qaida. Igual, hay críticas para la política exterior del premier británico.

 Por Marcelo Justo
Desde Londres

La policía británica continúa interrogando a 23 de los 24 detenidos desde el jueves por el presunto complot para hacer detonar explosivos en vuelos transatlánticos. La policía obtuvo un nuevo plazo para proseguir con el interrogatorio hasta el miércoles, pero puso en libertad a una persona que tendrá que comparecer ante una audiencia judicial el lunes para que se decida su situación. Según la ley antiterrorista vigente se puede extender hasta 28 días el período de detención de personas renovando semanalmente una autorización judicial. Mientras la investigación avanza, la comunidad musulmana en el Reino Unido acusó ayer al gobierno de Tony Blair de haber convertido al país en un blanco terrorista a partir de su política exterior en Irak y Medio Oriente.

Mientras tanto la “pista paquistaní” apunta con más fuerza a un vínculo directo con Al Qaida. Según el Ministerio del Interior paquistaní, el sospechoso Rashid Rauf, arrestado por la policía en la zona fronteriza con Afganistán, hermano de dos de los detenidos en Birmingham el jueves por la madrugada, tiene vínculos directos con Al Qaida. Esto es inusual, ya que la mayoría de los grupos que reivindican una pertenencia a Al Qaida en todo el mundo sólo tienen una relación conceptual, es decir, se colocan bajo el paraguas ideológico de una organización con la que no tienen ningún vínculo orgánico. Mientras tanto en el aeropuerto de Heathrow en particular continuaban ayer las escenas de caos y por primera vez se manifestaban públicamente tensiones entre las autoridades y algunas aerolíneas. La BAA, a cargo de este aeropuerto y el de Gatwick, reconoció al mediodía que una tercera parte de los vuelos del día serían cancelados. Lejos de mostrarse “comprensivo” ante la situación de emergencia que se vive, British Airways acusó a BAA de incompetencia.

Casi 40 organizaciones islámicas británicas, tres diputados laboristas y varios lores musulmanes le dieron una cachetada al gobierno de Blair al acusarlo de fomentar con su política hechos terroristas como el presunto complot para hacer explotar aviones trasatlánticos desbaratado el jueves. “Como británicos musulmanes, pensamos que la actual política exterior británica pone en peligro a civiles en el Reino Unido y en el extranjero. La debacle de Irak y el fracaso para impedir los ataques a civiles en el Medio Oriente no sólo aumenta el número de muertes de gente común y corriente allá, sino que es un arma ideal para los extremistas que atacan nuestro país”, afirmaron en una carta abierta.

El aparente complot terrorista ha puesto otra vez en el candelero la relación de la sociedad británica con la minoría musulmana, tensada ya por los atentados del 7-J. La carta abierta a Blair parte de la premisa de que no hay mejor defensa que un buen ataque. Conscientes de que representan a casi dos millones de personas y que son clave en algunos distritos electorales, los musulmanes ponen a 10 Downing Street en el centro del debate. El gobierno reaccionó ayer con dureza. “Al Qaida comenzó a matar inocentes en los noventa. Mató musulmanes mucho antes del 11-S, y en esos atentados causó la muerte de más de tres mil personas mucho antes de la invasión de Irak. Sugerir que Al Qaida está motivado por un desacuerdo sobre política exterior es un error”, afirmó un vocero del gobierno.

Compartir: 

Twitter
 

Un policía vigila el aeropuerto de Gatwick ante la amenaza de un atentado terrorista.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.