EL MUNDO › URUGUAY OPORTUNIDAD PARA VENDER CARNES, LACTEOS Y TEXTILES

Un premio para la buena onda de Tabaré

 Por María Laura Carpineta

En Uruguay, la visita de George Bush despierta rechazos, esperanzas e incógnitas. En Montevideo todos coinciden en que la inclusión del país en la acotada gira del presidente estadounidense se debe a las claras señales de acercamiento que ha enviado Tabaré Vázquez desde que asumió dos años atrás. Sin embargo, no está tan claro qué espera ganar Bush de este pequeño país. Los partidos y sindicatos de izquierda denuncian una maniobra para quebrar al Mercosur y la oposición más conservadora no cree que el mandatario estadounidense busque grandes acuerdos políticos. Para el analista político uruguayo Raúl Zibechi, Montevideo no tiene una alianza o un proyecto político o económico tan claro con Washington como los otros cuatro destinos elegidos para esta gira latinoamericana –Brasil, Colombia, México y Guatemala–.

En su discurso del viernes, en conmemoración por el segundo aniversario de su gobierno, Vázquez intentó terminar con la polémica que se ha venido generando desde el anuncio de la visita de Bush, el próximo 9 y 10 de marzo. “Reafirmo que éste es un gobierno progresista, antiimperialista y antioligárquico”, gritó el mandatario ante una multitud, que estalló en aplausos. Y a continuación explicó que recibirá al presidente estadounidense como a cualquier mandatario extranjero. Pero no es así. Después del Mercosur, Estados Unidos es el principal socio comercial de Uruguay. Por eso, la visita de Bush es considerada por el gobierno como una posibilidad única para traducir en acuerdos concretos el tratado marco (Acuerdo Marco de Inversiones y Comercio) que los dos países firmaron hace dos meses. Para el ex ministro de Economía y actual senador opositor Issac Alfie, este acuerdo marco no tiene gran importancia económica. “Hay que entenderlo más como un gesto político”, explicó a Página/12 el ex ministro de Jorge Batlle. Y este gesto político, aseguró, fue una de las razones por las cuales Bush eligió visitar a Uruguay.

Vázquez ha sido muy claro sobre sus objetivos para el encuentro. Quiere aumentar la cuota de alimentos –principalmente carnes y lácteos– de las 20 mil toneladas anuales actuales y bajar los aranceles aduaneros a menos del diez por ciento. Algo similar intentará negociar con los productos textiles, que hoy deben pagar un arancel del 26 por ciento para ingresar en el mercado estadounidense.

Las intenciones de Bush, en cambio, no son tan claras. Salvo el discurso del vicesecretario de Estado, Thommas Shannon, en el Senado el jueves pasado, en donde dijo que el presidente buscará promocionar la democracia y el desarrollo económico, el gobierno estadounidense no ha dado señales claras de qué buscará en Montevideo. “Más allá de los acuerdos comerciales, no hay nada en vista”, le dijo a este diario Zibechi, sin disimular su desconcierto. El analista también aventuró otra conexión. “Hace un año Alan Greenspan dijo que buscaban biocombustible a partir de la celulosa. Nosotros estamos construyendo cinco plantas de celulosa”, señaló y recordó el acuerdo de biocombustibles que Bush quiere negociar en Brasil en esta misma gira.

El ex ministro de Economía Alfie también apuntó hacia un posible acercamiento entre Washington, Montevideo y Brasilia. “No se va a ver de inmediato, pero podría haber un mayor alineamiento entre estos países, dejando de lado a Venezuela”, explicó el senador colorado. Zibechi también reconoció que en las últimas semanas se comenzó a delinear dos ejes dentro del Mercosur: Brasil-Uruguay –fortalecido por la reciente visita de Luiz Inácio Lula a Montevideo– y Argentina-Venezuela –Hugo Chávez casualmente estará de visita en Buenos Aires al mismo tiempo que Bush esté en la quinta de Anchorena, en Colonia–. “Uruguay no va a obtener ninguna ventaja con la visita de Bush. Por eso, no tendrá más alternativa que fortalecer los lazos con la región”, aseguró. Argentina es uno de los socios comerciales más importantes dentro del Mercosur y Venezuela se convirtió en los últimos tiempos en una fuente de inversiones y ayuda financiera para Montevideo.

Compartir: 

Twitter
 

Vázquez manda señales de acercamiento a Bush desde que asumió.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.