EL MUNDO

La policía masacró a sunnitas

 Por Patrick Cockburn *
Desde Arbil

La policía irrumpió en un distrito sunnita en la ciudad de Tal Afar, en el noroeste del país, y mató a por lo menos 70 personas en las calles y en sus hogares en venganza por los devastadores coches bomba en el barrio cercano chiíta 24 horas antes. “Tristemente es verdad que la policía chiíta realizó los asesinatos en Tal Afar”, dijo a este diario Khasro Goran, el vicegobernador de la provincia de Mosul donde está situada la ciudad. Dijo que los coches bomba habían matado el día anterior a 75 personas y herido a 150, casi todas ellas chiítas.

Goran dijo que la 3ª división del ejército iraquí, que es básicamente kurda, había sido enviada de Tal Afar, una ciudad turcomana con 80.000 habitantes divididos entre chiítas y sunnitas. También se había declarado un toque de queda. El oeste de Mosul, en la ruta a la frontera siria, ha sido el escenario de luchas feroces en el pasado entre insurgentes y el ejército de Estados Unidos. En marzo de 2006 el presidente George Bush puso a Tal Afar como ejemplo de los progresos que se estaban haciendo en Irak después de la ofensiva del ejército de Estados Unidos contra los insurgentes. Dijo que los resultados “le dieron confianza en su estrategia”.

El cálculo sobre el número de muertos varía. “Desearía que pudieran venir y ver todos los cuerpos –dijo un médico del hospital local–. Están en el piso. No tenemos suficiente espacio en el hospital. Todas las víctimas tienen disparos en la cabeza. Entre 50 y 55 personas resultaron muertas. Nunca vi una cosa así en toda mi vida.” Las matanzas siguieron durante dos horas mientras los policías deambulaban por las calles buscando sunnitas para matarlos. Más tarde llegaron tropas del ejército para detener la masacre. “La situación está bajo control ahora –dijo Wathiq al Handani, el jefe de policía provincial–. La policía local de Tal Afar ha sido confinada a sus bases y la policía de Mosul la está reemplazando.” La policía de Mosul es totalmente sunnita. Algunos 18 policías locales fueron arrestados después de ser identificados por los sunnitas sobrevivientes, aunque se dijo que milicianos chiítas también estuvieron involucrados.

Las masacres vengativas muestran que fácilmente los grupos fundamentalistas sunnitas pueden provocar represalias en los chiítas al matar a un gran número de ellos con bombas. El sábado un hombre detonó los esplosivos que llevaba en su chaleco en el mercado central de Tal Afar, matando a diez e hiriendo a tres. El jueves había habido un ataque más devastador cuando un camión cargado con harina –y explosivos– estalló cuando la gente se reunía para compra.

Tal Afar, una triste y empobrecida ciudad comercial entre Mosul y la frontera siria, es un lugar en el que se ha luchado mucho. Es rara en Irak porque es la única ciudad que es casi exclusivamente turcomana y donde se habla turco. Pero políticamente está dividida entre los turcomanos sunnitas, que apoyan a los insurgentes antinorteamericanos y los turcomanos chiítas, que respaldan al gobierno de Bagdad.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12.

Traducción: Celita Doyhambéhère.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.