EL MUNDO

Clima pesado en Chile por la crisis del transporte

Anoche explotaron bombas y hubo disturbios en distintas partes de la capital. Para hoy se esperan un paro de transporte y una marcha masiva por el aniversario del Día del Joven Combatiente.

 Por Christian Palma
Desde Santiago de Chile

Hace 22 años, aquel fatídico 29 de marzo de 1985, carabineros encubiertos asesinaban a los hermanos Rafael y Eduardo Vergara, los chicos del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), en una protesta contra Pinochet en la aguerrida Villa Francia. La tragedia se convirtió en leyenda y dio paso al Día del Joven Combatiente, fecha que conmemora la lucha callejera y el recuerdo de las atrocidades cometidas por los militares. Este año el Transantiago, fallido plan de transportes que caldeó los ánimos del aniversario y augura para hoy una jornada dura, como hace tiempo no se ve. Las cuatro bombas que detonaron la madrugada del miércoles en Santiago fueron sólo el preámbulo.

La conmemoración preocupa a las autoridades, particularmente en aquellas comunas donde se anuncia una jornada de barricadas y enfrentamientos con Carabineros. Incluso, la semana pasada el alcalde de Estación Central, Gustavo Hasbún –dateado por la policía–, llegó a hablar de la presencia de “paramilitares” en la ya mítica Villa Francia.

Lo cierto es que las protestas comenzaron la madrugada del miércoles, cuando cuatro artefactos explosivos detonaron en distintos puntos de Santiago destruyendo ventanales y causando daños a la propiedad privada.

La alarma continuó ayer cuando efectivos del Grupo de Operaciones Especiales de Carabineros (GOPE) hicieron explotar un paquete sospechoso en la calle Zenteno, muy cerca del Palacio de La Moneda y del edificio de las FF.AA. Finalmente sólo se trataba de folletos publicitarios. Horas más tarde ocurrió un hecho similar en la concurrida estación Universidad de Chile del metro. En otro lugar de la capital, encapuchados protagonizaron serios incidentes –molotov incluidas– en el frontis de la Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación, cuando se enfrentaron con el GOPE, lo que obligó a cerrar el tránsito durante horas.

Mientras tanto, los gremios transportistas convocaron a una movilización a partir de las 19 de hoy. Los sindicalistas precisaron que sacarán todas las máquinas que transitan por Santiago, lo que agudizará más el problema con el Transantiago.

Ante este panorama, el ministro del Interior, Belisario Velasco, anunció que el gobierno dispuso un plan de contingencia a fin de resguardar el orden y evitar desmanes en la jornada. Aunque no se conocieron datos oficiales, se estima que serán unos 5000 los efectivos policiales que estarán en la calle, a los cuales se sumarán fiscales antidisturbios.

En la otra vereda, el ultraizquierdista Movimiento Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR), que luchó con las armas contra el dictador, legitimó cualquier tipo de conmemoración y acusó al gobierno de darle un carácter “subversivo” a la fecha.

El Transantiago, la cesantía, el miedo a perder el trabajo, la inequidad salarial y los conflictos estudiantiles serán canalizados hoy a través del recuerdo de los hermanos Vergara Toledo. Ana Vergara, hermana de los mártires de 1985, dijo a Página/12 que el Día del Joven Combatiente pertenece a todos los luchadores sociales y a todas la causas de los trabajadores.

–Como familia, ¿les molesta que la conmemoración de la muerte de los chicos se use como un día de protestas por el Transantiago entre otros temas?

–A nosotros como familia no nos molesta que a partir de esta fecha la gente se pueda manifestar en la calle por el descontento que existe por distintas situaciones. En Chile no estamos viviendo una situación normal, no todo el mundo tiene la posibilidad de estudiar, de trabajar o de tener una vivienda digna y esas diferencias entre la gente adinerada y los pobres son gigantes. El malestar no se aleja de la lucha que dieron mis hermanos y que fue el motivo por el cual fueron asesinados en dictadura. Las condiciones sociales en las que los chicos murieron –con un contexto político distinto– no han variado en nada para los sectores más populares.

–¿Qué se espera en esta nueva conmemoración?

–Nos preocupa cómo han acosado a Villa Francia. El Ministerio del Interior y su despliegue policial han sido exagerados. A través, según ellos, de evitar la violencia y las manifestaciones callejeras, el gobierno desperfila el real motivo del descontento. Sí, tiene que ver con el Transantiago, pero apunta a un tema más de fondo y que se ve reflejado en las poblaciones: las grandes diferencias sociales. Hoy día los empresarios son los dueños de la democracia y el reflejo de eso es el Transantiago. Ese es un plan que excluye a los pobres y a los trabajadores y apunta al bolsillo de los empresarios.

Compartir: 

Twitter
 

El gobierno quiere evitar escenas como ésta, de mayo pasado.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.