EL PAíS › LA OPOSICION MOSTRO SUS DIFERENCIAS EN EL CONGRESO

“Hay tendencia a sobreactuar”

 Por Miguel Jorquera

Hubo homenajes sentidos y otros retóricos. Pero la sesión especial que la Cámara de Diputados realizó ayer para recordar a las víctimas de la dictadura militar también dio lugar a los reclamos opositores. Cuestionaron, con distintos tonos, lo que consideraron “una intromisión” del presidente Néstor Kirchner en el Poder Judicial con su pedido de aceleración de los juicios a los represores y reclamaron al Gobierno por las dificultades para esclarecer la desaparición del testigo Jorge Julio López. El oficialismo defendió la política de derechos humanos del Gobierno nacional.

“El sábado pasado estuve en (el centro clandestino de detención de Córdoba) La Perla. Y comprobé que somos un país de muertos insepultos, sin lápidas ni registro. Los sobrevivientes son los que pusieron nombre y reconstruyeron para todos nosotros el rompecabezas macabro”, dijo la diputada Norma Morandini sobre las consecuencias de la dictadura. Pero la legisladora del Partido Nuevo cordobés también soltó sus críticas al Gobierno por lo que llamó “la subestimación de la actividad parlamentaria”: “Es hora que llenemos la democracia de sentido para no reducirla a los números de los votos, de las encuestas, de la economía, de los muertos. Democracia no es solo el mercado que garantiza la libre competencia”.

El ARI aseguró haber compartido muchas de las políticas de derechos humanos del Gobierno, pero tampoco olvidó los cuestionamientos. “Estuvimos cuando se abrieron las puertas de la ESMA y trabajamos firmemente por la derogación de las leyes de impunidad”, afirmó Eduardo Macaluse, pero criticó la postura frente a los indultos “convalidados por la gran mayoría del entonces partido oficialista” y reclamó “información” sobre la desaparición del testigo Jorge Julio López, “porque en esto no somos todos iguales y el Gobierno debe asumir su mayor responsabilidad”. Después, Macaluse atacó algunas actitudes del Gobierno sobre el tema: “Observamos una tendencia a sobreactuar, buscando un rédito político y electoral”.

José María Díaz Bancalari fue el primero entre los aliados del oficialismo en recoger el guante. “Cuál es la sobreactuación que escuché por ahí. Nadie habla de revancha, sino que la verdad y la justicia lleguen definitivamente”, afirmó y sin nombrarlo replicó al juez del tribunal de Casación, Alfredo Bisordi, que salió a responderle al Presidente por sus críticas al retardo de justicia: “Algunos dicen que llevan 40 años en la Justicia. Pasaron por los gobiernos de Onganía, Lanusse, Videla, Galtieri y Bignone, seguro que juró por todos esos estatutos”.

A su turno, el lavagnista Jorge Sarghini aseguró que a pesar que “tengo diferencias con el Gobierno, reivindico su política en esta materia”. Pero instó a no repetir los “paradigmas” de la dictadura que “fueron la debilidad de las instituciones y de la política para solucionar los problemas de la gente”. Y reclamó al Gobierno otra actitud para resolver la desaparición de Julio López.

“Me quedo con aquel prólogo de la Conadep del ’84”, dijo el radical Fernando Chironi para establecer diferencias con el oficialismo y definir su postura frente a la dictadura: “Caracterizaba esa década por el terror que venía de la extrema izquierda y extrema derecha, igual que en otros países. Pero aquí a los delitos de los terroristas, las Fuerzas Armadas los combatieron con un terror infinitamente superior, secuestrando, torturando y asesinando a miles de seres humanos”. El macrista Esteban Bullrich (PRO) también expuso su definición ideológica. “El bien y el mal no son bienes mutables. Matar estaba mal en los ’70 y ahora. No es que hubo muertos de un solo lado”, dijo. Luego lanzó una extraña definición: “No toda la derecha es golpista ni toda la izquierda es terrorista”.

Remo Carlotto asumió la defensa de la política de derechos humanos del Gobierno. “Si anular las leyes de impunidad y abrir La Perla como un espacio de la memoria es sobreactuar, le pido al Presidente que siga sobreactuando”, replicó el diputado kirchnerista. Luego insistió que “el Estado está trabajando fuertemente en la situación de la desaparición de Jorge Julio López” y que el Gobierno espera la definición de la Corte Suprema por los indultos para no entrometerse en cuestiones de la Justicia.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.