EL MUNDO › VENEZUELA

Aliada de fierro

 Por María Laura Carpineta

Como en la mayoría de las elecciones de América latina, la figura de Hugo Chávez gravitó durante toda la campaña electoral. A pesar de que la política exterior fue apenas un tema secundario, tanto Roberto Lavagna como Elisa Carrió utilizaron la relación entre el mandatario venezolano y el gobierno para criticar a la candidata oficialista. En el país andino, sin embargo, pocos se enteraron de eso. La mayoría de los venezolanos estaban pendientes de la nueva Constitución que se estuvo redactando en la Asamblea Nacional los dos últimos meses.

Pero que el tema no haya sido discutido públicamente, no significa que el destino político argentino le sea indiferente a los sectores de poder en Venezuela. Para el chavismo, Argentina se convirtió en un aliado central en la región. El salvataje de Sancor, la compra de 4500 millones en títulos de deuda pública argentina y la creación del Banco Sur –que por ahora sólo firmaron Caracas y Buenos Aires– son algunas de las iniciativas que llevaron a que Chávez llamara amigos a los Kirchner.

A principios de este mes, el mandatario venezolano llamó “presidenta” a Cristina en un acto, en el que compartía el palco con otros dos líderes regionales, el colombiano Alvaro Uribe y el ecuatoriano Rafael Correa. “Anteayer hablé con la próxima presidenta de Argentina”, aseguró, riendo. “Seguiremos con ella trabajando de manera acelerada en los proyectos de integración energética”, agregó. No es sólo el mandatario, dentro del chavismo todos tienen elogios para la candidata. “Los que seguimos el proyecto socialista en Venezuela nos sentimos identificados con la gestión del gobierno de Kirchner y esperamos que esto continúe durante cuatro años más”, le dijo a este diario Rafael Uscategui, uno de los principales dirigentes de la cúpula de Patria para Todos, la tercera fuerza oficialista.

Para Uscategui, el desinterés que demostraron los medios venezolanos se debió en primer lugar a la importancia de la reforma constitucional, que terminó de votarse esta semana. Pero en segundo lugar, fue una manipulación política. “A los medios de comunicación, que son el mayor partido opositor del país, no les interesa dar protagonismo a unas elecciones en donde la candidata favorita tiene una muy buena relación con Chávez”, explicó el dirigente.

Llamativamente, desde la oposición venezolana también hablan bien de la candidata kirchnerista. Desde el círculo cercano del principal líder de la oposición, Manuel Rosales, no sólo no critican a la favorita de las encuestas, sino que aseguran que creen que no estará tan alineada con Caracas como su esposo. “La última vez que Cristina vino a Venezuela marcó algunas diferencias con el gobierno de Chávez, por ejemplo en el tema del holocausto judío”, recordó un asesor del gobernador del rico estado de Zulia.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.