EL PAIS › ENCUENTRO DE LA JERARQUIA DE LA IGLESIA CATOLICA ARGENTINA

Obispos en religioso silencio

Los prelados hablaron de la negativa vaticana a aceptar a Alberto Iribarne como embajador ante la Santa Sede, pero no hicieron declaraciones para no irritar al Gobierno. Tampoco hubo referencias a la posible reforma del obispado castrense.

 Por Washington Uranga

La jerarquía de la Iglesia Católica argentina decidió prolongar su silencio respecto de la decisión vaticana de no otorgarle el plácet como embajador ante la Santa Sede al ex ministro de Justicia Alberto Iribarne. Por ese motivo la reunión de la Comisión Permanente del Episcopado, que sesionó en la sede episcopal de la calle Suipacha en la Capital Federal, terminó sin ningún pronunciamiento ni declaraciones de los prelados. El silencio tampoco debería llamar la atención, porque no es obligatorio que los obispos se expresen al término de cada reunión. Sin embargo, esta vez el gesto puede entenderse como la expresa decisión de los obispos argentinos de dejar la negociación en manos de la Nunciatura (embajada del Vaticano) y la Cancillería y no sumar un frente de tensión entre la Iglesia local y el Gobierno. Aunque oficialmente no se habló del tema, esta cuestión y la posible reforma del obispado castrense ocuparon parte de los dos días de reunión de los obispos.

Según lo declaró a la agencia de noticias DyN uno de los prelados que participó del encuentro, “el tema (de la ausencia de plácet para Iribarne) surgió inevitablemente en las conversaciones informales, pero hasta ahí, después nos abocamos a cuestiones intraeclesiales”. En el marco de la reunión, el titular de la Conferencia Episcopal, cardenal Jorge Bergoglio, habría sugerido a sus pares “no hacer consideraciones” a los medios de prensa sobre el particular, continuando una política adoptada por los obispos desde el mismo momento en que se conoció la negativa del Vaticano a aceptar a Iribarne como embajador.

Obedientes y preocupados por evitar nuevos roces con el Gobierno los obispos optaron por el silencio. Para Bergoglio “esas cuestiones deben resolverlas la Nunciatura Apostólica y el Gobierno”.

Respecto del obispado castrense, hay posiciones diferentes dentro del Episcopado, aunque en la mayoría de los casos existe disposición a debatir el tema para encontrar una alternativa. La mayor oposición vendría de algunos jerarcas romanos que se niegan a reconsiderar los términos del tratado que rige las relaciones entre Argentina y la Santa Sede y que establece también los alcances del obispado castrense y las capellanías militares.

Con mucha reserva se han venido realizando intercambios, en los que tiene un papel protagónico Guillermo Oliveri, en su condición de secretario de Culto, tratando de conformar una comisión mixta de juristas que analice las posibilidades de una reforma. Desde el Gobierno se insiste en que, de no encontrarse una alternativa satisfactoria, la Casa Rosada estaría dispuesta a solicitar lisa y llanamente la abolición del obispado castrense.

El vicepresidente segundo del Episcopado, Agustín Radrizzani, había declarado días atrás que estas diferencias “se arreglan dialogando”. En la misma ocasión el obispo electo de Mercedes-Luján se excusó de pronunciarse sobre la conveniencia de eliminar el obispado castrense.

Durante el primer día del encuentro episcopal, el cardenal Bergoglio brindó detalles acerca de la reunión que las autoridades de la Conferencia Episcopal mantuvieron en diciembre último con la presidenta Cristina Fernández de Kirchner. En esa ocasión, según trascendió, el cardenal subrayó de manera particular la disposición al diálogo que encontró en la mandataria.

Respecto de las cuestiones intraeclesiales los obispos se abocaron a considerar la propuesta latinoamericana de la “misión continental”, una estrategia de la Iglesia Católica para renovar su presencia en toda la región. De acuerdo con los datos de una encuesta realizada por el Consejo Episcopal Latinoamericano (Celam), que fue presentada durante una reunión que se desarrolló en Bogotá la semana pasada a la que asistió Bergoglio, la Iglesia Católica sigue perdiendo feligresía en América latina.

Los obispos católicos se reunirán en asamblea plenaria en menos de un mes. El encuentro se desarrollará entre el 7 y el 12 abril próximos en la localidad bonaerense de Pilar.

Compartir: 

Twitter
 

El cardenal Jorge Bergoglio sugirió a sus pares que callaran.
Imagen: DyN
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.