EL PAíS › EL MINISTRO DEL INTERIOR RECIBIó A MIGUEL SAIZ Y A GERARDO ZAMORA

Una Concertación sin Cobos

“La Concertación está ratificada más que nunca”, dijo el ministro del Interior luego del encuentro con los dos gobernadores radicales que continúan alineados con el Gobierno. Desde ahora, ellos serán los interlocutores.

 Por Sebastian Abrevaya

El Gobierno dio ayer un paso más para recomponer sus alianzas con las fuerzas políticas no kirchneristas. “La Concertación está ratificada más que nunca porque es un acompañamiento y profundización de las políticas de Estado”, aseguró el ministro del Interior, Florencio Randazzo, tras reunirse con los gobernadores radicales de Río Negro, Miguel Saiz y de Santiago del Estero, Gerardo Zamora. En el encuentro acordaron resucitar el espacio cambiando de interlocutor. El vicepresidente Julio Cobos ya no será más el referente radical con el que conversarán en la Casa Rosada sino que serán los dos gobernadores. Aunque no hubo anuncios, quedaron en aumentar la frecuencia de las reuniones y canalizar a través de ambos mandatarios el vínculo con el espacio. “La Concertación está por encima de individualidades”, deslizó Randazzo, apuntando al vice.

Tanto Cobos como el Gobierno insisten en que la Concertación Plural sigue en pie. Lo cual es cierto, pero no como había sido concebida previamente a las elecciones de 2007. A partir del voto “no positivo”, el kirchnerismo viene desplazando de su armado político al sector que lidera el vicepresidente y centrándose en aquellos que fueron leales durante el conflicto con las entidades rurales. La reunión de ayer con Saiz y Zamora fue precisamente para ratificar ese rumbo. “El diálogo canalizado por Cobos siempre terminó en determinados lugares del Ministerio de Planificación que no sirvieron al conjunto de la Concertación”, relataron a PáginaI12 radicales cercanos al Gobierno.

Los dos gobernadores quedaron muy conformes con la reunión y reconocieron en el ministro un hombre con “cintura política y buen trato personal”. Si bien estaba previsto que la reunión se realice mañana, debieron adelantarla porque Randazzo debía viajar. Aunque no le llevaron quejas sobre la falta de canales de diálogo que vienen arrastrando desde que asumió Cristina Kirchner, se conversó sobre la necesidad de establecer una comunicación más fluida.

“Nosotros somos funcionarios del Gobierno porque estamos convencidos y no al revés”, disparó un radical que habló con este diario en camino a la asunción de su correligionario Gustavo López como subsecretario general de la Presidencia. Sin embargo, la gran mayoría de los cargos que tenía el radicalismo K en el gobierno provenían de Mendoza y respondían a Cobos.

En parte por eso, Zamora y Saiz negaron que la renuncia de esos ocho funcionarios debilitara la Concertación. “No fuimos a la Concertación por una bolsa de trabajo”, dijo el santiagueño.

Lo que le achacan los gobernadores al vicepresidente es la falta de consensos a la hora de tomar decisiones. “Nunca fue capaz de levantar el teléfono para consultar nada”, criticaron. Según relatan cerca de Saiz, no los consultó cuando convocó a los gobernadores a su despacho para recoger sus opiniones sobre las retenciones, no consultó sobre su voto “no positivo”, ni sobre su visita a la Rural, entre otras cosas.

Cuando al finalizar el encuentro le preguntaron al ministro del Interior por la visita del vice a la exposición de Palermo se cuidó. “No soy quién para evaluar la conducta del vicepresidente, pero es consecuente con lo que viene haciendo”, declaró Randazzo aunque agregó que fue “una decisión individual y él sabrá sus consecuencias”. En la Casa Rosada el malestar aumentó por las últimas actitudes de Cobos, pero la estrategia oficial es no darle importancia. “El Gobierno no va a hablar ni se va a ocupar de él, nosotros tampoco”, afirmaron cerca de Saiz. En el encuentro con Randazzo ésa fue la política que acordaron para no fomentar las repercusiones de los movimientos del vice.

Si bien los dos mandatarios estarán a la cabeza del radicalismo en la Concertación, Saiz será quien tome un rol más protagónico. En diciembre, Zamora tiene elecciones en su provincia, por lo que concentrará su atención en su pago. Los otros dos gobernadores radicales que formaron parte de la Concertación en sus comienzos, Arturo Colombi, de Corrientes, y Eduardo Brizuela del Moral, de Catamarca, habían empezado a desvincularse del kirchnerismo ya antes de la ruptura con Cobos.

Compartir: 

Twitter
 

Miguel Saiz, Florencio Randazzo y Gerardo Zamora en el encuentro de ayer en Gobierno.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.