EL PAíS › ASUMIERON OSCAR GONZáLEZ, GUSTAVO LóPEZ Y TRISTáN BAUER EN EL GABINETE DEL EJECUTIVO

Una jura mirando al centroizquierda

Con la asunción de un socialista, un radical y un cineasta con ideario de izquierda, el Gobierno buscó mostrar la vigencia de su coalición con sectores no peronistas. CFK encabezó el acto en el Salón Blanco de Casa Rosada.

 Por Martín Piqué

La jura pudo haberse realizado en el Salón Colón de la Casa Rosada, donde suelen jurar los funcionarios designados en secretarías de Estado y cargos inferiores del organigrama. Pero el lugar elegido fue el Salón Blanco, donde asumen sólo algunos privilegiados –léase, los ministros– y con la presencia de la Presidenta. No fue un gesto casual. La asunción del secretario de Relaciones Parlamentarias, Oscar González; del titular del Sistema Nacional de Medios Públicos, Tristán Bauer, y del subsecretario de la Presidencia, Gustavo López, tuvo toda la pompa y circunstancia de un acto refundacional. Para fortalecer a su ala de centroizquierda no PJ, para el Gobierno era esencial reunir a un socialista (González fue secretario general del partido por muchos años), a un radical (López fue interventor del Comfer de la Alianza) y a un cineasta con ideas de izquierda (el próximo estreno de Bauer será un documental íntimo sobre Ernesto Guevara con imágenes inéditas aportadas por Aleida March, esposa del Che). A su manera, lo de ayer fue un relanzamiento de la Concertación Plural.

Podría haber sido un acto tan numeroso como el de la asunción del jefe de Gabinete, Sergio Massa. Pero ciertas desinteligencias de organización hicieron que más de cien personas se quedaran afuera cuando la jura ya había comenzado. La asunción comenzó cuando el fotógrafo oficial, Víctor Bugge, apareció en una de las puertas del Salón Blanco. La llegada de Bugge advirtió a los invitados que estaba llegando la Presidenta. Y con Cristina Fernández entró todo el Gabinete: los ministros; el titular de la Cámara de Diputados, Eduardo Fellner; el presidente provisional del Senado, José Pampuro; el gobernador de Río Negro, Miguel Saiz. Los esperaba un auditorio con notoria ausencia de dirigentes justicialistas. En primera fila estaban Rosa Rosinblit, de Abuelas de Plaza de Mayo; la cantante Susana Rinaldi, reconocida simpatizante del socialismo; el titular del Banco Credicoop, Carlos Heller; el presidente de la CNV, Eduardo Hecker; el ex vicerrector de la UBA Jaime Sorín, entre otros.

La jura tuvo condimentos poco habituales en actos de este tipo. Desde la camisa sin corbata de Bauer hasta los gritos de aliento que se escucharon mientras el escribano de la Presidencia, Natalio Echegaray, leía el decreto 1267/08 de nombramiento de los funcionarios. “¡Grande Gallego!”, felicitaron voces anónimas al flamante secretario de Relaciones Parlamentarias. También hubo una estridente ovación para Bauer, que se despidió del canal Encuentro para asumir al frente del Sistema Nacional de Medios Públicos. Director de documentales sobre Eva Perón (Evita, la tumba sin paz, con guión de Miguel Bonasso), Julio Cortázar y Jorge Luis Borges (Los libros y la noche), también de una película muy difundida sobre la Guerra de Malvinas (Iluminados por el fuego), Bauer convocó a muchos invitados de la cultura. “Me propongo un cambio con mejor forma y contenido, una construcción hacia la calidad. Es una responsabilidad inmensa, porque los fondos que vamos a usar son del pueblo”, dijo.

Histórico dirigente del socialismo, González reunió a personalidades vinculadas con el partido de Alfredo Palacios y Juan B. Justo, como también a representantes de la actividad académica. El flamante secretario de Relaciones Parlamentarias –virtual vicejefe de Gabinete– invitó especialmente a la viuda de Alfredo Bravo, Marta Becerini, y a la esposa de Jorge Rivas, Sandra Cozzo. También se acercaron a felicitarlo Carlos Gabetta, director de la edición local de Le Monde Diplomatique, y el ex candidato a presidente del PS en 1973, Juan Carlos Coral. González estuvo exiliado durante la dictadura. Entre 1976 y 1983 vivió en México, donde ejerció el periodismo y fundó el diario Uno más Uno. Como jefe de la sección Internacional de ese matutino, vivió de cerca la muerte del corresponsal de guerra Ignacio Rodríguez Terrazas, asesinado en El Salvador durante los combates entre la guerrilla y el gobierno derechista. González reemplazó a Rodríguez Terrazas en aquella cobertura.

De origen radical, ex socio de Alberto Fernández en su estudio de abogados, López se convirtió en el segundo de Oscar Parrilli en la Secretaria General de la Presidencia. “Hay una voluntad evidente de seguir trabajando en este proyecto”, aseguró. Los tres nombrados tendrán a partir de hoy un objetivo declarado: trabajar para ampliar la base política y social del Gobierno. “Mi función –resumió González ante PáginaI12– es construir una mirada diversa y una sensibilidad distinta en el gobierno nacional.”


En tierras de Cleto

Cristina Fernández viajará hoy a Mendoza para inaugurar el gasoducto Beazley-La Dormida. Será la primera visita de la Presidenta a la provincia de Julio Cobos después de que el vicepresidente votara contra las retenciones móviles en el Senado. CFK arribaría a las 18.30 y, luego, mantendrá una reunión con el gobernador Celso Jaque. Cerca de las 20 comenzará el acto oficial de inauguración del gasoducto, en el Auditorio Angel Bustelo, donde la Presidenta dará un discurso. Los referentes del cobismo mendocino suspendieron el “relanzamiento” de la Concertación provincial, previsto para el sábado, dado que Cobos no podrá asistir “por problemas de agenda”.

Compartir: 

Twitter
 

“Mi función es construir una mirada diversa en el Gobierno”, dijo Oscar González.
Imagen: Arnaldo Pampillon
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.