EL PAíS › LAS NEGOCIACIONES PARA OCTUBRE EN EL ESPACIO DEL CENTROIZQUIERDA NO KIRCHNERISTA

Problemas a la hora de cerrar acuerdos

Una Constituyente de la CTA definirá si De Gennaro es candidato. Cruces con Sabbatella. El SI lanza a Raimundi y María América.

 Por Werner Pertot

El centroizquierda no kirchnerista se debate entre varias precandidaturas, tanto en Capital como en la provincia de Buenos Aires. Fernando “Pino” Solanas y Martín Sabbatella hicieron festejos de fin del año que funcionaron como lanzamientos de campaña. A ellos se sumará el próximo 13 de febrero otro virtual lanzamiento en Mar del Plata de los candidatos de Solidaridad e Igualdad (SI): Carlos Raimundi en provincia y María América González en Capital. La eventual postulación bonaerense del ex secretario general de la CTA, Víctor De Gennaro, se definirá en una segunda Constituyente Social en Neuquén. Allí es probable que el sector del titular de la CTA, Hugo Yasky, juegue contra un aval al lanzamiento del Tano y, de esta forma, trate de dejar allanado el camino de Sabbatella.

Aunque existen conversaciones para evitar la fragmentación entre los distintos espacios –Solidaridad e Igualdad (SI), Proyecto Sur, Diálogo por Buenos Aires, Libres del Sur y el partido de Martín Sabbatella, entre otros– todavía los contactos no dieron sus frutos. El SI está más cerca de acordar con Proyecto Sur que con Sabbatella y parece muy improbable que se acerquen al ex jefe de Gobierno Aníbal Ibarra. Aunque todos plantean la creación de una tercera fuerza de centroizquierda, el camino para llegar allí no está exento de pedregullos, piedras y hasta algún peñasco.

Postransversales

Luego de haber logrado tres victorias en Morón, la candidatura a diputado de Sabbatella se propone como un salto al escenario nacional, con miras a apostar a la gobernación en 2011. Su objetivo en 2009 es poder reunir al centroizquierda bonaerense, para lo que está en conversaciones con todos: desde los dirigentes que se alejaron del kirchnerismo, como Jorge “Huevo” Ceballos –quien tendría un lugar en su lista– y Humberto Tumini, hasta con el SI y con Proyecto Sur.

El diálogo con el sector que proviene del kirchnerismo está mejor encaminado. Con el SI, Sabbatella encontró más dificultades. Tuvo dos extensas charlas con ellos en diciembre en el Congreso, pero no llegaron a un acuerdo. Cuando se hicieron públicas las conversaciones, los diputados de SI decidieron no ir a la cena de fin de año del intendente de Morón, a la que sí asistieron el legislador Juan Cabandié y los socialistas Ariel Basteiro y Oscar González.

En Proyecto Sur, esta semana plantearon que todavía lo ven cerca del gobierno nacional. “Es difícil conciliar en un mismo espacio el discurso de Sabbatella, que ve algunas de las cosas que hizo el kirchnerismo como correctas –como la política de derechos humanos o la eliminación de las AFJP– y dice que ése es el piso, con el de Pino, que plantea que el kirchnerismo es la continuación del menemismo”, admitían en el entorno del intendente de Morón, en donde piensan que el escenario recién se ordenará cuando se conozcan las primeras encuestas.

La estrategia de Ibarra es similar en algún sentido a la de Sabbatella: busca sumar a todo el espacio progresista de la Capital y posicionarse para 2009, para lo que sería candidato a diputado. “En la ciudad, hay que tratar de armar algo muy amplio, para que en 2011 podamos recuperar la ciudad”, le comenta el ex jefe de Gobierno a los suyos, a quienes no les oculta su intención de volver al Palacio de Gobierno. Para esto, Ibarra viene dialogando tanto con Miguel Bonasso y Carlos Heller, como con Tumini y con el sector de Pino Solanas y el SI. “Tenemos 20 por ciento de intención de voto, pero es una posibilidad que compitamos”, señalan en el ibarrismo sobre los dos últimos, que vienen tomando distancia.

Sí al Sur

“Vamos a establecer reglas muy claras para una alianza con otros sectores. No vamos a repetir el esquema del Frepaso”, advierten en el SI. En el espacio de los ex ARI insisten en que no quieren repetir la experiencia de Chacho Alvarez, por lo que no aceptarán espacios con un liderazgo excluyente. “Si Martín cree que es el nuevo Chachito, sonamos. No sólo él, sonamos todos”, se preocupaba uno de los dirigentes. Esta no es cualquier elección para el SI: ponen en juego seis de las nueve bancas.

Con Proyecto Sur están cerca de acordar: además de Capital y provincia de Buenos Aires, también es probable que vayan juntos en Santa Fe y en Córdoba (donde incluso comparten los mismos lugares de militancia). En los próximos días, lanzarán un interbloque con Claudio Lozano, para mostrar que las negociaciones vienen avanzando. Y el viernes 13 de febrero harán una jornada de trabajo en Mar del Plata, en las que posicionarán a sus dos candidatos: Carlos Raimundi y María América González.

Con Ibarra, hay chances casi nulas de acordar. “Su gestión fue designar visitantes ilustres y hacer simposios de tango, pero nunca tocó factores de poder”, sentencian en el espacio opositor. En Proyecto Sur, no se escucha nada distinto: “Ibarra es expresión de un gobierno progresista que dio razones para que en la ciudad ganara Macri”, dicen. Y consideran que debería dar un paso al costado.

“El tema con Sabbatella y Ceballos es si están decididos a armar algo distinto al kirchnerismo. Pero no tenemos ningún inconveniente en que sean parte”, sentencian en Proyecto Sur. Como una jugada de ajedrez, el espacio de Pino Solanas y Claudio Lozano esta semana anunció su intención de llevar a De Gennaro como candidato, pero el ex secretario general de la CTA no definirá si acepta o no hasta que no lo decida la segunda Constituyente Social de la CTA.

El rol de la CTA

Luego de la Constituyente de Jujuy, la CTA hará entre marzo y mayo constituyentes locales, en las que uno de los puntos será si el espacio define presentarse electoralmente. La puesta en común de esos encuentros será en Neuquén, donde se hará una segunda Constituyente nacional, que podría reunirse entre mayo y junio. Allí se definirá la candidatura de De Gennaro (y buena parte del armado provincial del centroizquierda no K).

Yasky impulsa desde hace tiempo la candidatura de Sabbatella y es posible que su sector intente evitar un lanzamiento de De Gennaro que le pueda hacer sombra al intendente de Morón. “Martín es el único candidato que puede romper la pejotización del kirchnerismo”, suele decirle a sus íntimos. En el entorno del titular de la CTA, observan que si se presenta Sabbatella, será difícil que De Gennaro opte por competir. Desde el otro sector de la CTA, tienen el razonamiento inverso: “Sabbatella es el candidato de Yasky. Pero si Víctor es candidato, lo banca el 90,1 por ciento de la CTA. Así que no es seguro que si se confirma lo de Víctor, Sabbatella se presente”, analizan. En junio se verá quién tiene razón.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.