EL PAíS › PROPUESTA PARA ACELERAR LOS JUICIOS A REPRESORES

Para cambiar el ritmo

La presidenta Cristina Fernández reiteró su compromiso para que se aceleren los juicios a los responsables de los delitos de lesa humanidad cometidos en la última dictadura militar. Luego de exigir la semana pasada, desde el predio recuperado de la ex ESMA, “no celeridad ni tratamiento distintivo, sino una vez más que se haga justicia y se juzgue a los responsables”, la Presidenta se reunió ayer con referentes de las organizaciones de derechos humanos encabezadas por las Abuelas de Plaza de Mayo y las Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, quienes entregaron una propuesta para poner en marcha o acelerar las distintas causas judiciales paralizadas o demoradas. Antes de la reunión, la titular de Abuelas, Estela de Carlotto, sintetizó el objetivo de la iniciativa: “Ofreceremos algunas sugerencias para cambiar el ritmo de la Justicia”. Además, las referentes aprovecharon para expresar su indignación por las declaraciones del premier italiano, Silvio Berlusconi (ver página 13).

La expectativa era grande entre las distintas organizaciones de derechos humanos y se acrecentó aún más a medida que pasaban los minutos. El primero en entrar a la Casa Rosada fue el secretario de Derechos Humanos, Eduardo Luis Duhalde, luego apareció el canciller Jorge Taiana y finalmente, alrededor de las 8 de la noche, llegó Cristina Fernández, procedente de la quinta presidencial de Olivos. Una vez comenzado el diálogo, que duró alrededor de 45 minutos, Carlotto expuso el elemento central del proyecto: la creación de una comisión que integren los tres poderes, Ejecutivo, Legislativo y Judicial, para agilizar la tarea de la Justicia en materia de derechos humanos.

Después del encuentro, la referente de Línea Fundadora, Tati Almeyda, le contó a Página/12 los pormenores de la charla. “Le entregamos un pedido a la Presidenta –confirmó–, una propuesta sobre la estrategia estatal para el logro de un procedimiento adecuado para que no se sigan demorando y deteniendo las causas por delitos de lesa humanidad.” Almeyda comentó que, “como siempre, Cristina nos recibió con el mayor cariño y muy dispuesta a escucharnos. Nos aseguró que lo que le compete desde su rol de primera autoridad del Poder Ejecutivo lógicamente lo va a hacer”.

Además, Tati Almeyda aseguró que “la Presidenta se mostró coincidente con nuestra inquietud y preocupación, porque vemos que la Justicia está detenida y no podemos ni queremos esperar más”. Tati Almeyda se hizo tiempo para calificar como “muy importantes y relevantes” las declaraciones del titular de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti, quien estableció como una de las prioridades para este año la celeridad en los juicios por delitos de lesa humanidad en su discurso de apertura. En ese sentido, adelantó que “ya pedimos entrevistas con la Corte y el Consejo de la Magistratura para trasmitirles nuestra preocupación”.

Por su parte, Mabel Gutiérrez, integrante de Familiares y Detenidos de Desaparecidos, redondeó la propuesta de las organismos de derechos humanos. Remarcó que “hablamos de la aceleración de los juicios y de la creación de una estructura que trabaje mancomunadamente en esta cuestión en los tres poderes: Ejecutivo, Judicial, la Procuración General, que depende de la Corte, y el Poder Legislativo”. Además de las organizaciones mencionadas, estuvieron Hermanos de Desaparecidos por la Verdad y la Justicia, Liga Argentina por los Derechos del Hombre, el Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos y el Servicio de Paz y Justicia.

Informe: Tomás Forster.

Compartir: 

Twitter
 

La Presidenta recibió a Madres, Abuelas y otros organismos.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.