EL PAíS › OPINIóN

El costo de gobernar sin conocimientos

 Por Eduardo Epszteyn *

La gestión de gobierno de Mauricio Macri está signada por la lógica de marchas y contramarchas. Es la permanente utilización del método del ensayo y error, que en la ciencia es muy válido y se utiliza para la búsqueda de conocimiento. Todos los que alguna vez hicimos ciencia lo utilizamos, la diferencia es que el ámbito de aplicación son los laboratorios, donde lo que se manipulan son variables absolutamente controlables. A la hora de administrar la cosa pública, a la hora de gobernar, lo mínimo esperable es que esa búsqueda de conocimiento, esa formación de los equipos técnicos, se haya producido previamente a asumir el gobierno. A los vecinos de Buenos Aires nos sale muy caro que los funcionarios aprendan a gobernar mientras ejercen la función pública.

Parquímetros, contracarriles en la avenida Pueyrredón, y el cierre de la calle Honduras para instalar a los puesteros y manteros de la plaza Cortázar son apenas unos pocos ejemplos de este modo de ejercer el gobierno.

La instalación de 120 puestos de manteros sobre la calle Honduras durante los fines de semana, sumados a los 92 puestos que ya están en la plaza, pretendiendo desalojar las veredas para mejorar el tránsito peatonal y ocupar el asfalto cortando la calle Honduras generará un caos de tránsito en las calles lindantes que los vecinos no están dispuestos a soportar. Es básico, es de sentido común, y generó una legítima movilización de los vecinos.

Otra movilización legítima de los vecinos estuvo dada por la instalación de contracarriles en la avenida Pueyrredón, que genera un importante incremento de las líneas de colectivos que por allí circulan, con su consecuente aumento de polución atmosférica y de ruidos; además de unos 600 vehículos por hora que pasarán por las calles adyacentes, calles angostas en donde encontrarán muchas dificultades, provocando así caos de tránsito y otra gran concentración de elementos contaminantes.

Los ejemplos siguen. Macri debería entender que no existen las soluciones mágicas, que para gobernar hacen falta verdaderos equipos técnicos; que es básico contar con un plan integral para toda la ciudad; que son necesarios los estudios globales, en estos casos de tránsito; que es necesario siempre pensar en alternativas que sean compatibles con una buena calidad de vida, y que para una correcta toma de decisiones es necesario incluir la consulta a los vecinos.

Mientras Macri siga gobernando como lo está haciendo, los vecinos de Buenos Aires seguiremos gastando recursos a prueba, para después volver atrás.

* Diputado porteño, presidente del bloque Diálogo por Buenos Aires.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • El costo de gobernar sin conocimientos
    Por Eduardo Epszteyn *
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.