EL PAíS › EL GOBIERNO COMPARA LOS INDICES DE ARGENTINA CON LOS DE LA REGION

La polémica por el delito

El ministro de Justicia informó que el país tiene la segunda tasa de delitos dolosos más baja de Latinoamérica, después de Chile. Mirtha Legrand y otros personajes de la farándula avanzan en los preparativos de un acto por medidas contra “la inseguridad”.

Mientras la conductora Mirtha Legrand comenzaba a sumar figuras del espectáculo para una concentración en reclamo de medidas oficiales contra “la inseguridad”, el Ministerio de Justicia difundió que la Argentina tiene la segunda tasa de delitos dolosos más baja de la región. Así lo aseguró el ministro Julio Alak, para quien el tratamiento mediático de los delitos se utiliza “para lograr rating y también, de forma indigna, como elemento electoral”.

“Tenemos la segunda tasa más baja en América latina de delitos dolosos, después de Chile”, aseguró Alak en el marco de un seminario sobre el tema. Según las cifras presentadas por el ministro, el índice de homicidios dolosos en la Argentina es de 5,3 cada 100 mil habitantes, cuando el promedio de la región es de 25 cada 100 mil. Si bien “se hizo mucho en materia de seguridad, todavía falta mucho por hacer”, resaltó, y remarcó que “la mejor política, la más importante que se puede dar en materia de seguridad, es la inclusión social”.

El funcionario también destacó el rol de los medios a la hora de abordar el problema. “Pese a que las estadísticas son buenas para Argentina, se trabaja irresponsablemente para aumentar la sensación de inseguridad. En ese marco, el tema de la seguridad se usa para lograr rating y se utiliza también de forma indigna como elemento electoral”, se quejó. Alak destacó que “una de las maneras en las que no hay que trabajar es a partir de la crispación”. Las definiciones tomadas en estos contextos “son siempre regresiones al pasado que no mejoran la situación”.

Las declaraciones del ministro se produjeron en el contexto de una avanzada de figuras televisivas que comenzaron a manifestarse públicamente preocupados por “la inseguridad” y a responsabilizar al gobierno nacional por la situación. La conductora Mirtha Legrand comenzó a convocar a otros personajes de la farándula local para un acto que se realizaría a principios de diciembre en un predio cerrado del barrio de Palermo. Según trascendió, Susana Giménez –que hace dos días pidió represión para solucionar el problema– y Marcelo Tinelli ya habrían confirmado su asistencia. También se prevé que participen Chiche Gelblung, Georgina Barbarossa, Oscar González Oro, Valeria Lynch y Reina Reech, entre otros.

El nieto de Mirtha Legrand, Nacho Viale, que es productor de su programa de TV, ya está trabajando en la organización del acto junto con asociaciones civiles y ONG. Al respecto, la señora de los almuerzos argumentó que “una marcha no” porque “vamos a interrumpir, vamos a hacer cosas que no nos gustan mucho”. Pero, “a lo mejor una concentración, una reunión con toda la gente que se quiera adherir, a lo mejor en Palermo –concluyó–. Lo estamos organizando. Yo no sé organizar eso”.

Quien salió a responder a esta iniciativa con munición gruesa fue el titular de la Central de Movimientos Populares, Luis D’Elía. Si bien reconoció que hay reclamos válidos sobre el tema, también “hay muchas operaciones” desde los medios de comunicación. Los impulsores de esta medida –aseguró– “han sido los hijos putativos de estos medios concentrados del poder económico, sus títeres, sus comunicadores”. “Cuando veo a Tinelli, a Mirtha Legrand o a Susana Giménez, tres paradigmas de la televisión argentina, me pregunto mirándome en el espejo ¿quién carajo son estos tipos? ¿Qué mierda han hecho por el conjunto de la comunidad para que todos podamos vivir un poco mejor?”, se preguntó el dirigente popular, para quien las declaraciones de personajes de la farándula sobre el delito son “balas mediáticas que rebotan”.

D’Elía aseguró que “detrás de los justos reclamos están los de siempre, los que desde hace 30 años golpean a la democracia y las instituciones, los dueños del poder real”. También recordó que “Susana y Mirtha fueron las preferidas de la dictadura, y buena guita hicieron mientras este país vivía el terror, vivía la persecución, la muerte, vivía el endeudamiento atroz y vivía el ahogo de las libertades, el peor de todos los ahogos”.

Compartir: 

Twitter
 

“La mejor política que se puede dar en materia de seguridad es la inclusión social”, dijo Alak.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.