EL PAíS › MENEM, DE NARVáEZ, SOLá, REUTEMANN, PUERTA Y LOS RODRíGUEZ SAá

Los rostros del PJ anti-K

 Por Miguel Jorquera

El locutor terminó de leer la “agenda legislativa” del Peronismo Federal y todos se pusieron de pie para cantar la marcha peronista. La mesa en el Salón Eva Perón del Senado estaba presidida por los hermanos puntanos Alberto y Adolfo Rodríguez Saá, el bonaerense Felipe Solá, el santafesino Carlos Reutemann, el salteño Juan Carlos Romero y el misionero Ramón Puerta. Pero la foto no era color sepia ni de otros tiempos, fue ayer en el Congreso y en primera fila acompañaba la postal el propio Carlos Menem y Francisco de Narváez. El encuentro fue para hacer una demostración de fuerza del PJ anti-K en el Parlamento. “Si miran estas caras, tenemos muchísimos presidenciables. Los mejores”, soltó El Adolfo como un guiño sobre las diferencias que todavía no pudieron conciliar.

Como buen maestro de ceremonia, el Adolfo no quiso incomodar a nadie y exaltó a todos los presentes: “Acá hay personalidades extraordinarias, quienes presidimos esta mesa es sólo por razones formales”, dijo sonriente. Luego aclaró que la senadora Hilda “Chiche” Duhalde se excusó de no estar presente por otros compromisos, pero la consideró “miembro de este espacio del Peronismo Federal”. Lo mismo que el ex gobernador entrerriano Jorge Busti, que tenía su propio acto del Día del Militante, en Paraná, junto a la diputada electa Claudia Rucci.

En primera fila, Menem estaba flanqueado por varias mujeres, todas senadoras: la salteña Sonia Escudero, la santiagueña Ana Corradi y la expulsada reutemista Roxana Latorre. En tanto, De Narváez cuchicheaba con el también diputado electo Alfredo Atanasof. El ex jefe de Gabinete de Eduardo Duhalde es ahora el hombre de confianza del empresario.

Puerta definió uno de los objetivos del entramado parlamentario del PJ anti-K. “Es un armado contrarreloj para cumplir con el mandato de las elecciones del 28 de junio, que cumpliremos si conseguimos conducir las respectivas Cámaras”, dijo el misionero que empuja la idea de arrebatarle al kirchnerismo la presidencia de Diputados y vicepresidencia primera del Senado, porque advirtió que “sólo con el control de las comisiones legislativas no vamos a lograr lo que pide la gente”.

Aunque la propuesta se diluye a la hora de contar la tropa propia y mostrar los acuerdos sellados. Solá pudo exhibir mayores logros sobre el armado en la Cámara baja. “Vamos a contar con un bloque del Peronismo Federal y un interbloque que llevará el mismo nombre, que oscilará entre 35 y 40 diputados. El piso es 35 pero no tenemos techo”, se envalentonó.

Ni Romero ni El Adolfo pudieron dar tantas precisiones sobre el Senado. Ambos dijeron que existen conversaciones entre los distintos bloques provinciales del peronismo disidente, que incluye a los nuevos senadores del PJ pampeano y hasta con el gobernador chubutense Mario Das Neves. “Estamos tratando de ser un solo bloque, es un proceso dinámico en el que se generan confianzas mutuas. Podemos ser un bloque de 14 o 16 senadores”, dijo el puntano alentando la posibilidad de máxima.

Compartir: 

Twitter
 

Los Rodríguez Saá, Romero y Solá en la reunión en el Senado.
Imagen: DYN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.