EL PAíS › UN JUEZ AL FRENTE DEL CONSEJO DE LA MAGISTRATURA

Un gesto a las togas

Por segundo año consecutivo el Consejo de la Magistratura tendrá como presidente a un juez. El elegido esta vez es Luis Cabral, integrante de un tribunal oral y miembro de la Asociación de Magistrados, la entidad que representa los intereses de la familia judicial. Como vicepresidente fue designado el senador kirchnerista y santacruceño Nicolás Fernández. La nueva dupla tendrá que conducir un organismo que viene bastante golpeado, tras escándalos de fraude en dos concursos y con críticas de arrastre a su funcionamiento y su composición.

Durante el último año la presidencia del Consejo estuvo a cargo de otro juez, Luis María Bunge Campos, también enrolado en la Asociación de Magistrados. Pero mientras Bunge pertenece a una lista opositora a la actual conducción de los jueces, Cabral está alineado con el oficialismo que –a través de la voz de su titular, Ricardo Recondo– intentó impulsar, aún sin éxito, una re-reforma del organismo que elige y sanciona a los magistrados que le dé más bancas a la corporación judicial, a los abogados y los académicos.

Cabral tiene muy buena relación con la Corte Suprema, desde donde han llovido críticas al cuerpo de consejeros. Su presencia, todo hace pensar, podría colaborar con la recomposición de la relación entre los supremos y el Consejo. El apoyo que tuvo de todos los sectores parece un guiño a las togas.

Cabral y Fernández fueron elegidos por unanimidad. El único consejero que faltó al plenario fue el kirchnerista Carlos Kunkel. Cabral es juez del Tribunal Oral en lo Criminal 9 de Capital Federal e integra el Consejo desde 2006. Fue profesor de Historia del Derecho, Historia Social Argentina y Derecho Constitucional. Dictó clases tanto en la UBA como en la Universidad de Lomas de Zamora. Fue vicepresidente de la Asociación de Magistrados entre 1998 y 2006, participó de la Mesa de Diálogo para la Reforma Judicial e integró la Comisión asesora para la Reforma Penal y Procesal Penal en el Ministerio de Justicia.

Aunque la designación surgió de un acuerdo de la gran mayoría de los consejeros, oficialmente el nombre de Cabral lo propuso el juez Miguel Angel Gálvez, quien se refirió a él como “un hombre que ha dado sobradas mientras de su capacidad como consejero”.

A Cabral le tocó presenciar y actuar ante uno de los grandes escándalos de este año en el Consejo, cuando supervisaba el examen en un concurso para juez federal de Paraná y resultó que uno de los aspirantes había conseguido la prueba con anticipación. El examen terminó suspendido y se abrió una causa penal. Un juez que era jurado, Héctor Pravia, quedó comprometido y sería suspendido en el cargo. Otro concurso que está siendo investigado, aunque no fue suspendido, es el que debe cubrir las vacantes en cuatro juzgados federales porteños.

Cabral los ha señalado como posibles casos de conductas corruptas, no necesariamente vinculados a las problemáticas del Consejo. En cambio, ha sido crítico con políticos del organismo en el manejo de designaciones de jueces y en algunas cuestiones relativas al funcionamiento del cuerpo. Se hará cargo de la presidencia y Fernández de la vice el 18 de diciembre.

Compartir: 

Twitter
 

El juez Luis Cabral es miembro de la Asociación de Magistrados.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.