ECONOMíA › EL DEFAULT LLEGO A DUBAI Y TEMBLARON LAS BOLSAS DE TODO EL MUNDO

No se salvan ni los jeques

La crisis financiera reapareció con un foco inesperado: uno de los principales emiratos petroleros anunció que no podrá afrontar un vencimiento por 3500 millones de dólares.

 Por Cristian Carrillo

Los imponentes rascacielos de Dubai, ciudad petrolera por excelencia, se tambalearon ayer luego de que el Emirato anunciara que no puede cumplir con sus obligaciones financieras, que vencen el mes próximo. Se trata de unos 3500 millones de dólares que el conglomerado Dubai World, constructora de los hoteles más costosos y lujosos del mundo, adeuda y pretende renegociar hasta el 30 de mayo de 2010. El Fondo de Apoyo Financiero de Dubai, creado a partir de la crisis financiera internacional, justificó en un comunicado la necesidad de una prórroga por seis meses en la falta de liquidez de sus compañías, a pesar de los suculentos ingresos que recibe por la venta de crudo. El gobierno de Dubai anunció, en tanto, que colocó 5000 millones de dólares de deuda, pero alertó que no serán utilizados para financiar a la constructora. La noticia arrastró a las cotizaciones de las bolsas europeas, ante la presunción de algún contagio, y retrocedieron entre 4 y 5 por ciento. No obstante, los negocios fueron escasos, debido a que Wall Street permaneció cerrado por el Día de Acción de Gracias en Estados Unidos. En la Argentina, la Bolsa porteña no escapó al derrumbe y perdió 4,3 por ciento (ver aparte). El dólar en el mundo volvió a operar en sus mínimos.

Cuando los mercados financieros parecían mostrar una recuperación en los precios de sus activos, recibieron un cimbronazo desde donde menos se esperaba. El Emirato anunció anteayer a última hora que pedirá a los acreedores de su conglomerado estrella una moratoria para el pago de sus deudas. “Dubai World tiene la intención de pedir a aquellos que se encuentran entre sus acreedores y a aquellos de Najeel que esperen al menos hasta el 30 de mayo de 2010 para el pago de deudas que alcanzaron su madurez”, comunicó. Najeel, uno de los gigantes inmobiliarios, que controla Dubai World, debe pagar en diciembre unos 3500 millones de dólares bajo la forma de obligaciones islámicas, denominadas Sukuks, que ayer se desplomaron 15 por ciento. El anuncio del gobierno de Dubai fue efectuado tras el cierre de su mercado financiero por un fin de semana largo por la fiesta musulmana Aid Al Adha, que impidió que el valor de las obligaciones emitidas por Najeel en 2009 cayesen aún más.

La deuda total de Dubai fue estimada el año pasado en 80.000 millones de dólares, de los cuales unos 70.000 millones pertenecían a compañías públicas. Tan sólo Dubai World adeuda 59.000 millones de dólares de ese monto. El año próximo, además, Dubai deberá pagar 13.000 millones de dólares de deuda y 19.500 millones en 2011. Los problemas financieros de la ciudad que alberga a los principales jeques petroleros del mundo comenzaron luego de que el precio del crudo se desplomó a causa de la crisis internacional. Los analistas consultados consideran que la mejora en estas cotizaciones repercutirá positivamente en los próximos meses. “La recuperación está recién en sus comienzos y es lógico que pase algún tiempo hasta que los beneficios empiecen a sentirse”, afirmó a este diario el economista Aldo Abram. Según explicó, los movimientos de precios actuales de los commodities son meramente especulativos, ocultando una nueva burbuja financiera, pero aún la demanda real no se recuperó.

Tras el anuncio, las calificadoras de riesgo, fieles a su estilo de ir detrás de los hechos, les bajaron la nota a varias compañías de Dubai. La agencia Moody’s justificó la baja en la calificación de seis firmas en que “un reescalonamiento de la deuda indica que el Gobierno se prepara para permitir que una firma vinculada con él no honre sus obligaciones”. Por su parte, Standard and

Poor’s bajó la nota de cinco compañías estimando que “representa el fracaso del gobierno de Dubai para aportar un apoyo financiero oportuno” a una empresa de primer plano. En este contexto, los bancos europeos podrían ser los más castigados, debido a que su exposición a la deuda de Dubai está estimada en 13.000 millones de euros (unos 19.600 millones de dólares). Entre las entidades más perjudicadas se encuentran los británicos HSBC, RBS y Barclays; los franceses BNP Paribas y Crédit Agricole; el alemán Deutsche Bank y el suizo UBS.

Después de los asiáticos, los mercados en el Viejo Continente fueron los primeros en reaccionar a la noticia. El principal índice de la plaza londinense registró una caída de 3,2 por ciento, Frankfurt se desplomó 3,3 por ciento y París cerró con una caída de 3,4. El impacto no llegó a Nueva York por el feriado en Estados Unidos. De todos modos, el dólar lograba a última hora recuperarse del mínimo que había tocado frente al euro en quince meses. La moneda comunitaria alcanzó la marca de 1,515 dólar para luego estabilizarse apenas por encima de 1,50. Frente al yen tocó su piso en más de catorce meses y contra el franco suizo avanzó 0,4 por ciento, no obstante sigue en su nivel más bajo desde abril de 2008. En el mercado local repercutió en una baja de 4,3 por ciento del índice Merval, mientras que el dólar avanzó un centavo (ver aparte).

Compartir: 

Twitter
 

Dubai sufrió un golpe financiero cuando se pinchó la burbuja del precio del petróleo.
Imagen: EFE
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.